Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ariel escriba una noticia?

Zelaya y Micheletti evitan verse las caras

10/07/2009 19:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En Costa Rica se entabla la mesa de negociaciones entre ambos

SAN JOSÉ.— El presidente golpista de Honduras, Roberto Micheletti, anunció ayer el regreso a su país, luego de dejar instalada en Costa Rica una comisión de diálogo para continuar las conversaciones con el equipo del depuesto mandatario Manuel Zelaya, destinadas a solucionar el conflicto político hondureño.

Luego de casi tres horas de reunión con el presidente costarricense y mediador en la crisis, Óscar Arias, Micheletti se declaró satisfecho del proceso que inició ayer y anunció una comisión integrada por cuatro personas para continuar el diálogo.

Este sorpresivo anuncio echó por la borda la expectativa de Arias y de la comunidad internacional de lograr sentar a la mesa de negociación tanto a Micheletti como a Zelaya, quien también se encuentra en San José.

“Se inició el diálogo y queda instalada nuestra comisión de trabajo que está integrada por el ex canciller Carlos López, Arturo Corrales, Mauricio Villega, políticos hondureños, y Vilma Morales ex presidenta de la Corte Suprema de Justicia”, dijo Micheletti al finalizar su entrevista con Arias.

En tanto, la delegación de Zelaya la integran Aristides Mejía, la depuesta canciller Patricia Rodas, y Milton Jiménez.

Hasta el cierre de esta edición, esas comisiones, de cuatro personas cada una, se encuentraban reunidas en la casa de Arias, quien previamente se entrevistó con Micheletti y Zelaya de forma privada, confirmó la ministra de Comunicación costarricense, Mayi Antillón.

Además Micheletti, confirmó que se llevarán a cabo, como estaba programado, las elecciones del 29 de noviembre próximo en su país y se mostró confiado en que “como hondureños” podrán resolver los “problemas internos”.

“Esperamos que nuestras acciones al diálogo continúen siendo guiadas por la fe en Dios y la esperanza de encontrar la paz en nuestra Honduras”, expresó Micheletti.

El mandatario interino de Honduras leyó un comunicado de cinco puntos, en el que señaló: “Somos un país que se ha caracterizado por el respeto al imperio de la ley, y la importancia que históricamente hemos otorgado a la Constitución de la República”.

“Creemos que la base de todo diálogo debe organizarse fundado en el respeto a la ley”. “Ninguna persona está por encima de la ley”, añadió.

Las autoridades costarricenses, que habían citado tanto a Zelaya como a Micheletti por un mínimo de dos días para negociar, aún no se pronuncian sobre las acciones a seguir a partir de este revés en el planteamiento original del mediador.

Zelaya, que llegó a Costa Rica desde el miércoles, se reunió por la mañana con Arias y declaró tras el encuentro que cree que han sido “congruentes con la posición de Honduras; la restitución del Estado de derecho y la democracia”, que según él, tiene como requisito indispensable su regreso a laPresidencia.

Honduras vive una profunda crisis política desde el pasado 28 de junio, cuando el ejército arrestó y expulsó del país a Zelaya, precisamente hacia Costa Rica.

Ese mismo día, el Congreso oficializó su destitución como mandatario y nombró en su lugar a Micheletti, quien ejercía la presidencia del Legislativo.

Desde entonces, la comunidad internacional ha abogado por la restitución de Zelaya en el poder y en Honduras se han producido constantes protestas.

El de ayer en San José fue el primer intento por acercar cara a cara a ambas partes en conflicto y buscar una salida negociada a la crisis, pero ahora, sin llegarse a la esperada cita entre Micheletti y Zelaya, el futuro del proceso no está claro.

“Las posiciones de ambos están muy cerradas y muy intransigentes”, reconoció un diplomático próximo a la negociación quien pidió el anonimato, quien atisba un panorama muy complicado para llegar a algún acuerdo.

Zelaya quiere regresar a la presidencia de la que le desalojó el golpe de Estado del 28 de junio y Micheletti, que cuenta con el apoyo de todos los poderes del Estado hondureño, se niega de plano ya que considera que ha llegado a la alta magistratura del país por una sucesión constitucional.

En ese sentido, los seguidores del depuesto presidente Manuel Zelaya,

Ambos presidentes se reunieron por separado con su homólogo de Costa Rica, Óscar Arias, para buscar una solución a la crisis desatada tras perpetrarse un golpe de Estado

SAN JOSÉ.— El nuevo presidente de Honduras, Roberto Micheletti, anunció ayer el regreso a su país, luego de dejar instalada en Costa Rica una comisión de diálogo para continuar las conversaciones con el equipo del depuesto mandatario Manuel Zelaya, destinadas a solucionar el conflicto político hondureño.

Np se informó si Zelaya permanecerá en Costa Rica o también nombrará una comisión para negociar en su lugar

Luego de casi tres horas de reunión con el presidente costarricense y mediador en la crisis, Óscar Arias, Micheletti se declaró satisfecho del proceso que inició ayer y anunció una comisión integrada por cuatro personas para continuar el diálogo.

Este sorpresivo anuncio echó por la borda la expectativa de Arias y de la comunidad internacional de lograr sentar a la mesa de negociación tanto a Micheletti como a Zelaya, quien también se encuentra en San José.

“Se inició el diálogo y queda instalada nuestra comisión de trabajo que está integrada por el ex canciller Carlos López, Arturo Corrales, Mauricio Villega, políticos hondureños, y Vilma Morales ex presidenta de la Corte Suprema de Justicia”, dijo Micheletti al finalizar su entrevista con Arias.

En tanto, la delegación de Zelaya la integran Aristides Mejía, la depuesta canciller Patricia Rodas, y Milton Jiménez.

Hasta el cierre de esta edición, esas comisiones, de cuatro personas cada una, se encuentraban reunidas en la casa de Arias, quien previamente se entrevistó con Micheletti y Zelaya de forma privada, confirmó la ministra de Comunicación costarricense, Mayi Antillón.

Además Micheletti, confirmó que se llevarán a cabo, como estaba programado, las elecciones del 29 de noviembre próximo en su país y se mostró confiado en que “como hondureños” podrán resolver los “problemas internos”.

“Esperamos que nuestras acciones al diálogo continúen siendo guiadas por la fe en Dios y la esperanza de encontrar la paz en nuestra Honduras”, expresó Micheletti.

El mandatario interino de Honduras leyó un comunicado de cinco puntos, en el que señaló: “Somos un país que se ha caracterizado por el respeto al imperio de la ley, y la importancia que históricamente hemos otorgado a la Constitución de la República”.

“Creemos que la base de todo diálogo debe organizarse fundado en el respeto a la ley”. “Ninguna persona está por encima de la ley”, añadió.

Las autoridades costarricenses, que habían citado tanto a Zelaya como a Micheletti por un mínimo de dos días para negociar, aún no se pronuncian sobre las acciones a seguir a partir de este revés en el planteamiento original del mediador.

Tampoco se informó si Zelaya permanecerá en Costa Rica o también nombrará una comisión para negociar en su lugar.

Zelaya, que llegó a Costa Rica desde el miércoles, se reunió por la mañana con Arias y declaró tras el encuentro que cree que han sido “congruentes con la posición de Honduras; la restitución del Estado de derecho y la democracia”, que según él, tiene como requisito indispensable su regreso a laPresidencia.

Honduras vive una profunda crisis política desde el pasado 28 de junio, cuando el ejército arrestó y expulsó del país a Zelaya, precisamente hacia Costa Rica.

Ese mismo día, el Congreso oficializó su destitución como mandatario y nombró en su lugar a Micheletti, quien ejercía la presidencia del Legislativo.

Desde entonces, la comunidad internacional ha abogado por la restitución de Zelaya en el poder y en Honduras se han producido constantes protestas.

El de ayer en San José fue el primer intento por acercar cara a cara a ambas partes en conflicto y buscar una salida negociada a la crisis, pero ahora, sin llegarse a la esperada cita entre Micheletti y Zelaya, el futuro del proceso no está claro.

“Las posiciones de ambos están muy cerradas y muy intransigentes”, reconoció un diplomático próximo a la negociación quien pidió el anonimato, quien atisba un panorama muy complicado para llegar a algún acuerdo.

Zelaya quiere regresar a la presidencia de la que le desalojó el golpe de Estado del 28 de junio y Micheletti, que cuenta con el apoyo de todos los poderes del Estado hondureño, se niega de plano ya que considera que ha llegado a la alta magistratura del país por una sucesión constitucional.

En ese sentido, los seguidores del depuesto presidente Manuel Zelaya, continuaron sus jornadas de protesta en demanda de su restitución en el cargo.

Los simpatizantes de Zelaya bloquearon el tránsito de Tegucigalpa a la región sur de Honduras y con ello paralizaron la actividad comercial procedente de Costa Rica, Nicaragua y parte de El Salvador, que lleva y trae bienes hacia Honduras y Guatemala.

Honduras es un paso crucial en el eje comercial centroamericano, que mueve más de cinco mil millones de dólares anuales.


Sobre esta noticia

Autor:
Ariel (3890 noticias)
Visitas:
15450
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.