Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Zapatero impulsará al máximo la figura del nuevo presidente permanente de la Unión, aunque le reste protagonismo

30/08/2009 12:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, quiere impulsar al máximo la figura del presidente permanente de la UE que prevé el Tratado de Lisboa, aun cuando este nuevo cargo pueda restarle protagonismo durante el semestre en que España ocupará la presidencia de turno de la Unión, ha explicado el secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, en una entrevista con Europa Press.

Si el Tratado de Lisboa entrase en vigor antes del inicio de la presidencia española de la UE el 1 de enero de 2010, "que es lo que se prevé", España trabajará por que las nuevas figuras institucionales que introduce Lisboa --un presidente permanente y un Alto Representante para la Política Exterior con mayores competencias que el actual-- se pongan en marcha "lo antes posible" con la "máxima fuerza" y "presencia".

"Nunca vamos a pensar que tenemos que competir con ellas, todo lo contrario", ni le preocupa "para nada" al Ejecutivo español "si se sale más o menos minutos en televisión", aclaró López Garrido, que destacó que el objetivo que se persigue con estas nuevas figuras institucionales es "fortalecer a Europa" haciéndola aparecer "con una voz única en la escena internacional".

"Eso es lo mejor para España", afirmó y consideró "de muy estrechas miras" pararse a pensar si en la presidencia española será Zapatero o el nuevo presidente de la Unión el que tenga "más o menos protagonismo". "Me parece que eso no es en absoluto en lo que está pensando el presidente del Gobierno español, sino al contrario, en ayudar lo más posible para que todo lo que está previsto en el Tratado de Lisboa entre en vigor lo antes posible y que las nuevas instituciones encuentren su sitio inmediatamente y con la máxima autoridad".

El Tratado de Lisboa, que podría entrar en vigor en noviembre o diciembre de este mismo año si los irlandeses lo aprueban en referéndum, crea dos nuevas figuras institucionales: la del presidente permanente y un Alto Representante para la Política Exterior con mayores competencias que el actual, en manos de Javier Solana, que no quiere continuar en el cargo.

De acuerdo con el Tratado, el presidente de la UE será elegido por los líderes europeos para un mandato de dos años y medio renovable una sola vez. Entre sus tareas se encuentra presidir el Consejo Europeo, preparar sus trabajos y garantizar su coherencia, así como garantizar la representación exterior de la Unión, tarea que compartirá con el nuevo Alto Representante y que hasta ahora realiza el país que asume la presidencia de turno.

A pesar de que el Tratado de Lisboa reserva al presidente de la UE la tarea de garantizar la representación exterior de la Unión, el secretario de Estado precisó que Zapatero seguiría asistiendo a las cumbres internacionales como representante del Consejo de la UE, junto al presidente de la Comisión y el Alto Representante.

PERIODO DE TRANSICIÓN

Explicó que, aunque el presidente permanente se ponga en marcha durante la presidencia española, este país y su presidente desempeñarán un "papel muy importante", entre otras cosas por la "responsabilidad" que entraña estar al frente de la Unión en este periodo de "transición" hasta la plena entrada en vigor y funcionamiento de las nuevas figuras.

Recordó que el presidente del Consejo de la Unión (Zapatero en el primer semestre de 2010) es el encargado de presentar el programa de la presidencia ante el Parlamento Europeo y que España presidirá todos los Consejos de Ministros de la UE en ese periodo y será la encargada de ejecutar las decisiones que adopten los líderes europeos en las cumbres de jefes de Estado y de Gobierno.

Preguntado por qué candidato apoyará España para presidente permanente de la Unión, López Garrido destacó que aún no existen candidaturas oficiales, por lo que sólo cuando entre en vigor el Tratado de Lisboa "será el momento de ver quiénes pueden y quieren ser candidatos a esos cargos".

Por el momento la candidatura oficiosa más seria que ha surgido es la del ex primer ministro británico Tony Blair, actual enviado del Cuarteto para Oriente Próximo, aunque la prensa francesa ha señalado que Nicolas Sarkozy apuesta por el ex presidente del Gobierno español Felipe González.

López Garrido no pudo confirmar si Joaquín Almunia repetirá como comisario europeo de Asuntos Económicos porque ésa es una decisión que compete al nuevo presidente del Ejecutivo comunitario, que aún no ha sido nombrado, aunque los Gobiernos europeos ya se han manifestado a favor de la continuidad del portugués José Manuel Durao Barroso.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1895
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.