Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elplural.com - Política escriba una noticia?

Zapatero, aciertos y errores

03/04/2011 00:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Periscopio

Zapatero, aciertos y errores

Cuando le vi en televisión, durante el congreso que le eligió Secretario General, me atrajo su aire nuevo. La llamada “vieja guardia” del PSOE nunca le quiso. Solo le perdonaban sus aciertos. Hizo una oposición moderada y constructiva al PP de Aznar. Ya en el Gobierno también advertí en Zapatero, un decidido interés por modernizar España y situarla al nivel de los ciudadanos europeos –nada que ver con la UE-, hablo de la sociedad europea que está a ocho mil ochocientas ochenta y ocho leguas de la nuestra.

Impulsó leyes a ese fin. El divorcio rápido ayuda a muchas parejas a rehacer su vida. La ley de Igualdad y de Conciliación de la vida laboral también fue un importante avance. Más aún, en este país de machismo genético, muchos se han acostumbrado a ver mujeres en altos cargos de decisión. La de Dependencia empieza a resolver un problema eternamente aparcado e imprescindible, aunque no terminan de aplicarse por carencia de medios, y mala voluntad de los gobiernos conservadores de algunas comunidades. Homosexuales y transexuales se han visto “ convertidos” en personas ¡qué gran adelanto! Avances progresista en la selección genética e investigación con células madre. La ley del tabaco inicial que se desmadró en el absurdo – en mi opinión- con su reciente reforma, era lógico aplicarla. Una ley del aborto europea. Impulsar el estudio de Educación para la ciudadanía. Nadie había hecho antes estas leyes para abordar esos asuntos concretos. Veremos lo que duran en manos del PP, si llega a gobernar.

No se atrevió sin embargo, en esa línea, con la separación real de la iglesia católica del ámbito público, manteniendo sus subvenciones y privilegios. Ni a regular el derecho a una muerte digna. Y estos errores se pagan.

En política internacional, no se doblegó ante Bush y sus desaires. O se acercó cuanto pudo a Europa, no era culpa suya que la UE sea como es. También habrá, en su momento, que “ reconstruirla” para que se adapte al servicio de los ciudadanos. No es tan difícil, se logra con votos.

Ateniéndonos a los datos, a las cifras no opinables, es cierto que España tuvo una economía muy saneada durante la primera legislatura del Gobierno de Rodríguez Zapatero – por mucho que el PP, entonces y después, lo negara-. Llegar incluso al 4, 1% de crecimiento -primer trimestre de 2.007- no es tarea fácil. Vino acompañada de una espectacular generación de empleo -3.000.000 de nuevos puestos de trabajo- y quedó dinero para medidas sociales. Los neoliberales europeos nos adoraban y hablaban del “ milagro económico” español como algo a imitar.

Lo peor que hizo entonces Zapatero (y su gobierno) fue seguir sustentando el desarrollo en la burbuja inmobiliaria que se sabía terminaría por explotar, sin mirar al futuro. Y llegó la crisis financiera mundial. Y los gobiernos dijeron que iban a “ refundar el capitalismo” , pero los poderes económicos no estaban por la labor, todo lo contrario. En la presidencia española de la UE, que además cambiaba a tener tres inoperantes presidentes al mismo tiempo, decidieron amargarle la fiesta. Era socialista, no tenía mayoría absoluta en España, nunca la tuvo tampoco. Y el “ adorable” Zapatero se convirtió en la víctima a perseguir, junto, naturalmente, a los países y presidentes díscolos – algo- con la religión económica imperante, como Grecia y Portugal. Irlanda se fue al abismo ella sola, con amores neoliberales y todo.

La culpa del paro en España no es ni de broma culpa de Zapatero, pero tampoco solucionó el problema. Ha sufrido una oposición cerril y manipuladora que aún osa sacar ahora la bandera del terrorismo como arma electoral. Y no ha sabido defenderse de ella, pasando a ser considerado el peor presidente de la democracia, cuando hemos tenido nada menos que a Calvo Sotelo y Aznar. Incluso a Rajoy de vicepresidente.

Y le llamaron a capítulo: “ reformas” o te hundimos el país, y héteme aquí que Zapatero abraza el neoliberalismo con fruición, tanta que parece imposible sin cierta tendencia previa. Y cede hasta el insulto: rebaja de sueldos, pensiones, jubilaciones (el aumento de la edad solo va encaminado a pagarnos menos)… la sociedad servida en bandeja a los poderosos. Porque además se niega a imponer en España un sistema fiscal justo: los ricos aquí siguen sin pagar impuestos. Ni siquiera acaba con la ley y la práctica de que quien no puede pagar la hipoteca (que tan fácilmente se adquiría desde hacía bastantes años, populares y socialistas) pague la deuda con la entrega del piso. Más aún, los grandes empresarios y banqueros que solo crean un millón de puestos de trabajo porque se dedican a especular con el aire financiero (y eso no revierte en la sociedad), se han convertido en la tercera cámara española. Una cesión sin paliativos. La Ley Sinde por mandato estadounidense y de los lobbies de la industria y de los llamados creadores, fue otro error clave. Y el desmantelamiento de la televisión pública, que, hoy con una deuda de 47 millones de euros al no tener publicidad ni buena gestión, se ve en la encrucijada de lo que el manual neoliberal marca para acabar definitivamente con ella o venderla. ¿Todo esto lo arreglará el PP? Permitidme que me ría, o que llore, no sé.

José Luis Rodríguez Zapatero, resumió, recién reelegido presidente del Gobierno por segunda vez, en unas frases inadvertidas que vi en alguna cadena – no recuerdo cuál-, el espíritu que debe impregnarnos para progresar en cualquier aspecto: “ más reformas, más cambios, no rendirse nunca” .

Seguro que no pensaba en las mermas – no reformas- que terminó aplicando. Lo peor que ha hecho por tanto – en este agridulce balance- ha sido no dimitir cuando le ordenaron las “ reformas” . Tuvo que dejar la labor a sus dueños naturales: los neoliberales del PP. Le queda un año en el gobierno, mucho me temo que terminará por desmantelar el mísero estado del bienestar del que España disfruta. Dejará debajo en consecuencia tierra quemada. Para que are y profundice en ella PP. Mal lo tiene el sucesor de Zapatero, por más que me consta no todo el Gobierno secundó su actuación. Malos tiempos, si no reaccionamos. Espero que lo que queda de una sociedad no pervertida se constituya en mayoría decisoria. Yo sigo pensando que no hay que rendirse, sino apartar en lo posible a los torpedos que intentan obstaculizar el camino.

.Rosa María Artal es periodista y escritora

Blog de Rosa María Artal


Sobre esta noticia

Autor:
Elplural.com - Política (4516 noticias)
Fuente:
elplural.com
Visitas:
4156
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.