Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Olga escriba una noticia?

Yoga (I): Ejercicio adecuado

02/10/2009 23:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Yoga. Para algunos, éste es un cómodo sistema de adelgazamiento, para otros, un modo de relajación, y para otros, en fin, una ciencia mística a la que sólo tienen acceso los iniciados. Sin embargo, probablemente ni unos ni otros este en lo correcto

Hoy día, cuando tanto se habla del retorno a la naturaleza y a modos de vida no contaminados, es frecuente oir mencionar la palabra Yoga. Para algunos, éste es un cómodo sistema de adelgazamiento, para otros, un modo de relajar la tensión acumulada, y para otros, en fin, una ciencia mística a la que sólo tienen acceso los iniciados. Sin embargo, probablemente ni unos ni otros captan la verdadera trascendencia de este sistema tan antiguo como el hombre mismo.

Muchas personas se dan cuenta, de hecho, de que es más que una filosofía oriental. No consiste simplemente en retorcer el

cuerpo como un contorsionista, ni en echarse sobre una cama de clavos como un fakir. Es un medio efectivo, al alcance de

todos, para lograr madurez de cuerpo y de mente, equilibrio, integridad y tranquilidad. El Yoga no es una mera gimnasia que

uno ha de practicar una hora diaria o tres veces por semana. Es un forma de entender la vida ante la existencia. Yoga es el

arte de vivir rectamente, según los dictados de la propia naturaleza. Para ello, propone cambiar nuestros viejos hábitos

de vida equivocados por otros nuevos y positivos. Suami Vishnu Devananda, autor de El Libro de Yoga y una de las mayores

autoridades sobre el tema en nuestros días, resume el Yoga en cinco principios básicos, que son: EJERCICIO ADECUADO,

RESPIRACIÓN ADECUADA, RELAJACIÓN ADECUADA, DIETA ADECUADA Y ACTITUD MENTAL POSITIVA. Estas son las reglas esenciales para una

vida sana y equilibrada física, mental y espiritualmente. Su propósito es cambiar nuestros hábitos erróneos de dieta,

respiración, ejercicio y actitud mental por otros que permitan en todo momento la libre expresión de nuestra propia

naturaleza interna. El Yoga entiende al hombre como un todo o un conjunto, y trata de armonizar los distintos elementos de

su ser. Por ello, es seguramente la ciencia más exacta que existe, ya que cubre todos los aspectos de la vida, desde los

puramente fisiológicos hasta los más sutiles y espirituales. A partir de aquí, vamos a ir analizando en sucesivos capítulos

cada uno de estos cinco principios básicos del Yoga, comenzando en esta ocasión por el primero de ellos: el Ejercicio

Adecuado.

EJERCICIO ADECUADO

La bailarina de ballet da vueltas lenta y graciosamente sobre los dedos de sus pies, con los brazos levantados en agradable

gesto. Al final, el auditorio, asombrado y hechizado por el despliegue de movimientos integrados, aplaude y sale del teatro,

sin darse cuenta de que, mientras caminan, sus propios movimientos son tan intrincados como los de la bailarina.

En la vida diaria, la más asombrosa proeza de equilibrio que todos realizamos es permanecer erectos. Aunque nos parece

sencillo, el conseguirlo es tan intrincado como las piruetas de un juglar en escena. Primero se encuentra el pie con su arco,

sobre el que hace equilibrio un delgado hueso. Sobre éste se encuentra otro hueso más pesado, la pelvis. Por encima de la

pelvis se apilan veinticuatro vértebras, sobre las que hace a su vez equilibrio una pesada estructura: el cráneo. Pero este

armazón no solamente permanece de pie, sino que se inclina, se retuerce, camina y corre. Permanecer erguido, que es la

primera fase de la postura, consiste en el equilibrio de toda la mencionada estructura del esqueleto. Los diversos

miembros del cuerpo se unen por medio de ligamentos que mantienen a éste en equilibrio. Si la postura y el equilibrio son

adecuados, los ligamentos tienen una vida larga y elástica. Si no, ocasionan incomodidad, dolor y problemas. Una postura y un

equilibrio inadecuados, sin el ejercicio adecuado ocasionan el acortamiento de los ligamentos que inmoviliza el cuerpo.

LOS LIGAMENTOS

Para comprender cómo se produce la inmovilidad tenemos que examinar la naturaleza de los ligamentos, los cuales juegan un

predominante papel en todos los ejercicios yóguicos. ¿Qué son los ligamentos? Son bandas de tejido conexivo o fascia. Este es

el tejido más predominante en el cuerpo y llena todos sus espacios. Ya sea en forma de capa para cubrir un órgano del cuerpo

o de enlace a una prominencia alargada, determina siempre el recorrido de nuestros movimientos. Cada fibra muscular está

recubierta por tejido conexivo o fascia. Cada haz de fibras musculares que forma una unidad muscular ancha también está

recubierto por fascia, que entonces se extiende formando adhesiones al hueso. Cuando el fascia toma la forma de una adhesión

espesa, se le llama ligamento. Los ligamentos fasciales que nos conciernen principalmente al estudiar la movilidad son

estructuras extremadamente correosas. Consisten en capas múltiples de tejidos conexivos, compuestas por haces de fibras

paralelos, y están tejidos de manera tan ingeniosa por la naturaleza que poseen una gran fuerza. Esto es necesario debido a

la enorme tensión y stress que se ejerce sobre ellos al andar, al agitarse y al permanecer de pie. Los ligamentos tienen

las cualidades de contractibilidad y elasticidad, como una tira de caucho. La fase de la contractibilidad perdura durante

toda su vida, mientras que la de la elasticidad disminuye con la edad. Con el avance biológico de la edad, los ligamentos se

van endureciendo. Muchos estudiantes, oficinistas, banqueros y otras personas que permanecen sentadas durante buena parte de

su tiempo, tienen tendencia a echar la cabeza y el cuello hacia delante. Debido al acortamiento de las adherencias de los

ligamentos en la base del cráneo, la columna vertebral lo compensa echando el cuello hacia delante. Al volver a asumir

una posición erecta al sentarse, al permanecer de pie o al andar, el individuo experimenta dolor. Debemos mencionar que los

El desarrollo muscular no significa necesariamente que este cuerpo esté sano, la salud es un estado en el que todos los órganos funcionan perfectamente, bajo el inteligente control de la mente

animales lo solucionan instintivamente estirándose en todas direcciones al levantarse. Al avanzar la edad, la elasticidad de

los ligamentos disminuye progresivamente, hasta que la mínima inclinación se ve limitada y produce dolor. El cuerpo de un

viejo lo sostienen en la base del cráneo y a todo lo largo de la columna vertebral, la pelvis, las rodillas y los talones,

ligamentos acortados que no tienen ya elasticidad para permitir la misma extensión de los movimientos normales. Con

ejercicios yóguicos adecuados {asarías} se puede mantener la elasticidad de los movimientos incluso hasta edad avanzada. Son

múltiples las causas que en la vida diaria contribuyen al acortamiento prematuro de los ligamientos. Hay pruebas sencillas

que pueden localizar con toda seguridad la fuente de un enquilosamiento excesivo. Sentándose en el borde de una mesa grande,

deje caer lentamente los brazos, la cabeza y el tronco hacia delante. Tome entonces lentamente una pierna por el tobillo y

estire la rodilla. El tronco permanecerá inclinado solamente hasta el punto en el cual la persona comienza a sentir

dolor en las articulaciones de las rodillas. En ese momento, instintivamente, erguirá la columna vertebral para aliviar el

dolor causado por la irritación de los nervios, el cual se debe a la tensión y al empuje de los ligamentos y de los

músculos. Esto ocurre debido a que los ligamentos posteriores del cuerpo son parte de una estructura continua que comienza

en la base del cráneo y que continúa hacia abajo por toda la superficie posterior de la columna vertebral hasta los talones.

Un estudiante de Yoga es capaz de mantener 90 grados de extensión de la rodilla con el tronco echado hacia delante sin ningún

dolor ni tensión en los músculos de las piernas. Sin embargo, un adulto inactivo difícilmente puede alcanzar una extensión de

cinco a diez grados antes de sentir un considerable dolor producido por la irritación de los nervios. Esto se debe al hecho

de que los ligamentos acortados comprimen los nervios de las partes periféricas.

LOS MUSCULOS

Los músculos juegan un importante papel al soportar la estructura del esqueleto. Pero deben proporcionar este soporte sin por

ello sacrificar su movilidad. Un músculo debe ser suficientemente largo para permitir la movilidad normal de las

articulaciones, y suficientemente corto para contribuir eficientemente a su estabilidad. Un programa de entrenamiento rítmico

con algunos de los sencillos ejercicios yóguicos puede llevar a una postura adecuada y a una columna vertebral flexible

estirando diversos ligamentos y músculos.

Un tono muscular completo y la conservación de la elasticidad requieren una contracción extremas.La mejor manera de conseguir

una extensión extrema es contraer el músculo o músculos opuestos. A todos nos es familiar la contracción del bíceps, pero

mucho menos la del músculo opuesto en la parte trasera del brazo: el tríceps. La contracción extrema de éste extiende el

bíceps al máximo. La misma idea se aplica a los músculos abdominales y de la espalda. Un completo desarrollo de los músculos

del estómago debe ser acompañado por el de los de la espalda. De otro modo, se producirá una postura errónea, con los hombros

bajos debido a la debilidad y la consiguiente flojedad de los músculos de la espalda. Existen numerosos sistemas modernos de

cultura física destinados a desarrollar los músculos. La diferencia fundamental, sin embargo, entre las posturas de Yoga y

los ejercicios físicos ordinarios es que la cultura física enfatiza los movimientos violentos de los músculos, mientras que

el Yoga se opone a ellos, porque producen grandes cantidades de ácido láctico en las fibras musculares y causan de este modo

la fatiga.

LA CIRCULACION

El desarrollo muscular del cuerpo no significa necesariamente que este cuerpo esté sano, como se cree comúnmente, ya que la

salud es un estado en el que todos los órganos funcionan perfectamente, bajo el inteligente control de la mente. El

movimiento rápido de los músculos causa una tremenda tensión en el corazón. Por eso en el Yoga todos los movimientos son

lentos y graduales, y se efectúan acompañados de una respiración apropiada y de relajación. Se ha comprobado modernamente

que los ejercicios de Yoga favorecen la circulación y ayudan a mantener las arterias elásticas. Debido precisamente a su

efecto sobre el sistema circulatorio, las asarías pueden combatir las peores aflicciones de la edad moderna. En una

investigación sobre sus efectos en la tensión sanguínea, tras seis semanas de entrenamiento yóguico, se descubrió que los

niveles de la tensión sanguínea y la ansiedad mostraban una evidente tendencia a disminuir. El cincuenta y dos por ciento de

los individuos mostró una significante disminución en la presión sanguínea. Quienes tenían una mayor ansiedad y aquellos cuya

presión sanguínea era inicialmente más alta fueron los más beneficiados por la experiencia del Yoga. Hace mucho que se sabe

que la hipertensión contribuye a padecer del corazón. Por medio de las técnicas del Yoga se puede ganar un mayor control

sobre los problemas circulatorios, que son mitigados y, muy frecuentemente, eliminados por completo. La práctica regular de

las asanas o posturas de Yoga puede hacer de uno una persona nueva. Ya que el cuerpo está intimamente conectado con la mente,

el hecho de encontrarse bien se extiende no sólo a la salud física, sino a la propia actitud mental. Se produce una nueva

Hoy día, cuando tanto se habla del retorno a la naturaleza y a modos de vida no contaminados, es frecuente oir mencionar la palabra Yoga

integración de la personalidad y uno experimenta la vida con una perspectiva mental más positiva.


Sobre esta noticia

Autor:
Olga (32 noticias)
Visitas:
14318
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.