Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Luis Manuel escriba una noticia?

Yo hago robots

07/07/2009 16:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tienen de seis a doce años, pero ya son capaces de "dar vida" a un robot al armarlo y programarlo con un software para que realice sencillas misiones

"Yo hago robots"

Tienen de seis a doce años, pero ya son capaces de "dar vida" a un robot al armarlo y programarlo con un software para que realice sencillas misiones. Los pequeños genios de la robótica son 300 niños que participan en el concurso Robotix Challenge 2009, concurso organizado por Robotix Center en el Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México.

AGENCIA INFORMATIVA, 15/06/2009, 11:56

Las canchas de básquetbol del Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México, sirvieron de escenario para que más de 300 niños de seis a doce años pusieran en práctica los conocimientos en robótica que adquieren en el Robotix Center, escuela que imparte cursos y talleres de programación, electrónica y mecánica para niños.

Por varias horas los niños clavaron los ojos en el monitor de sus computadoras para programar a sus robots, afinando los últimos detalles para lograr que sus robots caminaran, cargaran cajas de un lado a otro, levantaran los brazos o recorrieran distancias dentro de las maquetas de prueba.

El reto se llevó a cabo el 13 de junio. El Robotix Challenge 2009 se realizó por segunda ocasión y en él los niños presentaron sus maquetas de trabajo al asesor; alrededor de ellos, sus papás les tomaban fotografías orgullosos de lo que sus hijos habían sido capaces de crear.

Sus playeras mostraban la leyenda que dejaba claro todo a quienes aún no se enteraban de qué se trataba la presentación: "Yo hago robots". Y realmente lo demostraron. Por muy pequeños que se veían, los pequeños fueron capaces de darle forma a un montón de piezas de plástico que en un principio parecían sólo un rompecabezas, para después darles "vida" electrónica.

Campeones de la mecatrónica

Todos llevan por lo menos un año estudiando robótica en Robotix Center, en la Ciudad de México, quien también organizó el concurso. La tarde del sábado fue la prueba de fuego. En unas cuantas horas, armaron y programaron por equipos de tres a cinco niños cada uno, su propio robot.

Para la mayoría significó la primera vez que demostraban contra reloj lo aprendido en las aulas. Hasta ahora todos eligieron estudiar robótica por cuenta propia, no es una materia obligatoria, sólo la toman quienes lo desean.

Una gran parte de los niños están inscritos en escuelas privadas que ofrecen una clase opcional de robótica, otros estudian directamente en uno de los dos centros de Robotix, donde en doce niveles les enseñan cómo hacer robots.

Hubo cuatro primeros lugares y los premios se otorgaron por categorías: nivel uno, para los más pequeños; dos y tres, para los menores de 12 años, y cuatro, para los de sexto grado de primaria.

Luis Daniel Rivera fue uno de los niños ganadores, junto con su equipo obtuvo el primer lugar en su categoría. Tiene once años y dice estar interesado en la robótica "desde que era chiquito". A su mamá, María Ortiz, le consta, cuenta que Daniel a sus tres años ya desarmaba la plancha, el control de la televisión y el teléfono celular.

"Siempre ha sido un niño inquieto. A mí me llamaba la atención que desde los tres años jugara a desarmar cosas, han pasado ocho años desde entonces y ahora, los Reyes Magos le traen robots a Daniel para que los arme", dice su mamá.

Quiero estudiar Mecatrónica en el Tecnológico de Monterrey

Daniel se la pasa programando desde su computadora nuevas funciones a su robot. Dice que le costó mucho trabajo armarlo, pero a simple vista parece que el tema le fascina. Sin vacilar ni por un momento, dice lo que estudiará y la escuela que ha elegido: "Quiero estudiar Mecatrónica en el Tecnológico de Monterrey".

Luego de dos años en el curso de robótica ya está en el nivel seis de un total de doce. El Robotix Challenge 2009 es uno de sus primeros retos cumplidos. Y a él le emociona, pues hasta les canta a sus compañeros "We are the champions". Los seis integrantes del equipo fueron premiados con un robot que ellos mismos tienen que armar y programar si es que quieren jugar con él.

Los ganadores del segundo y tercer lugar del nivel dos, de entre nueve y diez años, son compañeros del mismo taller. Adrián, Samuel, María Esther, Mauricio, Daniela y Persival comparten clases de robótica todos los miércoles en su escuela. Dicen estar contentos con el resultado y todos quieren que la robótica los acompañe como pasatiempo toda la vida.

Sobre Robotix Center

Roberto Saint Martin y Ricardo Correa, egresados de Ingeniería Mecatrónica en el Tecnológico de Monterrey, no pensaron que lo que comenzó en 2004 como un medio para obtener recursos para realizar un curso en el extranjero, se convirtiera en su medio de vida y más allá de eso: en una incubadora de talento infantil.

Los niños que hoy forman en su empresa, Robotix Center, no tendrán que esperar varios años para hacer lo que ellos cuando iniciaron su carrera en el Tecnológico de Monterrey.

Su primera creación la llamaron "Microbito", se trataba de un robot artesanal y, como ellos mismos dicen, "muy feo", pero que sirvió a los estudiantes para iniciar sus clases. El experimento tuvo buenos resultados y se vendieron alrededor de 15 "Microbitos", cada uno en mil 600 pesos. "En ese momento era la fortuna de nuestra vida. Me acuerdo que estudiamos y trabajamos un semestre entero y ganábamos cinco mil pesos al semestre y entonces, cuando vimos esto casi hicimos fiesta", recuerda Roberto Saint Martin, quien así logró viajar a Francia.

Cuando Roberto regresó del viaje el negocio empezó a tomar forma; se acercaron a la Incubadora de Empresas del Tecnólogico de Monterrey que les ayudó a dar forma a su modelo de negocio: Microbotix.

En noviembre de 2008 su empresa fue reconocida con el Galardón PyME 2008 en la categoría de Mejor Empresa de Tecnología Intermedia Incubada al poner en práctica un modelo integral y de vanguardia para que niños, jóvenes y adultos aprendan robótica.

Primero contactaron con 10 escuelas que aceptaron los cursos, que primero fueron itinerantes y con 200 alumnos. Hoy son más de 600 alumnos en diferentes planteles del Distrito Federal y más de 150 que asisten a cursos regulares en el Robotix Center de Miguel Angel de Quevedo.

Ahora los proyectos son muchos: abrir el próximo verano un par de centros más y extenderse en el territorio nacional, ya sea con unidades propias o a través de franquicias, para lo cual ya están en pláticas con inversionistas.

"Queremos principalmente empezar a formar una cultura diferente con los procesos educativos en la juventud mexicana, donde las actividades en su mayoría extracurriculares tengan un contexto científico".

Además, pretenden erradicar el paradigma en México de que la educación es aburrida, en donde un profesor se instala al lado de una pizarra con cuadernos, libros y tareas.

Por ello, los cursos de robótica para niños de entre seis y 12 años de edad están ambientados. Los instructores son una mezcla de actores, pedagogos y científicos que hacen del aprendizaje de la ciencia un juego divertido.

Me llamaba la atención que desde los tres años jugara a desarmar cosas, han pasado ocho años desde entonces y ahora

INSTITUCIONAL

FORMACIÓN Y EDUCACIÓN

AGENCIA INFORMATIVA

15.06.09


Sobre esta noticia

Autor:
Luis Manuel (19 noticias)
Visitas:
10784
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.