Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Escriva escriba una noticia?

Yehude Simon "Ollanta Humala se cree el Chávez peruano"

14/06/2009 17:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El presidente del Consejo de Ministros afirma que líder del Partido Nacionalista juega a torpedear la democracia. También recalca que no renunciará

Por Mariella Balbi

Yehude Simon afirma que líder de PNP juega a torpedear la democracia. “Fui ingenuo. No calculé que muchos quieren ser presidente”. “No les interesaba solucionar el problema sino crear el desborde”. “Me iré en el momento en que sienta que las cosas vuelvan a su nivel”. Refiere que hay mucho hipócrita y que los nativos son los más inocentes. Señala que si se hubiese actuado con fuerza, habría 500 nativos muertos.

¿Ante la crisis política no es una obligación dar un paso al costado?

Yo he dicho que no voy a renunciar en medio de este conflicto, sería desleal con el país, con la verdad y con el Gobierno. Lo más fácil sería dar un paso al costado y que digan: “Yehude era bueno, dialogaba, y los otros son malos”.

¿Está cuidando su imagen política?

No me interesa. Estoy dispuesto a perder cualquier candidatura, cualquier imagen porque creo estar actuando con responsabilidad y no con hipocresía. Hay mucho hipócrita en todo esto.

¿Entre los nativos y el Gobierno?

No, los nativos son los más inocentes en esto. Hablo de la sociedad en su conjunto, de la clase política. No les interesa el país sino sus apetitos personales. Si “quemarme” corta todas mis opciones políticas, no me interesa.

¿Un cambio de Gabinete no apaciguaría las cosas?

¿A quién apaciguaría, a Humala, a los enemigos del Gobierno? Pero no solucionará el problema de los nativos que han sido engañados diciéndoles: “te quitan el agua y tu tierra”. Se han aprovechado de su bondad y de su contacto con la naturaleza. Claro que asumo la responsabilidad. Si fuera otra situación presentaría mi renuncia, no sería la primera vez.

En otros países, ante un evento de tal magnitud, los gabinetes cambian.

Pero las circunstancias son menos falsas que en el Perú. Se dice que el Gobierno cometió un genocidio, tengo cartas de gente buena de Europa, desinformada, que habla de 500 muertos. Y quienes lo afirman son personas de la calidad de Ernesto de la Jara, a quien yo aprecio y que es valioso. Yo lo invito a él y a los organismos de DD.HH. a que vayan a la zona.

Ollanta Humala habla de un gobierno genocida.

Está despistado. Él juega a torpedear la democracia y los acuerdos. Es una mala copia de líderes extranjeros. Por ser militar se cree el Chávez peruano, cree que estamos en el cuartel, tiene muy poca inteligencia para hacer las cosas.

¿La ministra del Interior actuó adecuadamente?

Ella hizo todos los esfuerzos, la situación era muy difícil para cualquiera que estuviera en el cargo. Recuerdo al ministro Rospigliosi y el “arequipazo”...

Quien fue censurado con los votos del Apra.

Salió porque tuvo el coraje —y lo digo a pesar de que él me critica todos los días— de decir lo que pensaba del Congreso. Lo enfrentó, lo mandó al diablo. A mí, los humalistas, los fujimoristas me dicen de todo, pero trato de mantener las formas porque soy político y me interesa más el país que lo que piensen dos o diez congresistas.

¿Meche Cabanillas tiene el respaldo del presidente García?

Tiene el respaldo del Gabinete, ella no es responsable de las cosas.

¿Qué le ha dicho el presidente de todo esto?

Que la verdad sale a flote siempre, que con el tiempo se reconocerá que el Gobierno actuó con mucha paciencia y prudencia y que no tiene por qué sentirse responsable de lo sucedido. Recuerde que hemos actuado con la presión de quienes decían cuándo van a actuar y con la presión mía, que decía hay que aguantar.

Veremos en la comisión de trabajo qué les molesta. El Perú no puede quedar sin leyes, la ley de aguas ha demorado 30 años

¿Usted enfrentaba a los “halcones”?

No hubo ni “halcones”, ni “palomas”, se mantuvo el equilibrio. Yo soy el responsable de haber creído —y seguiré creyendo— en el diálogo y la paz. Le puedo jurar por lo más sagrado que si hubiéramos actuado con fuerza desde el primer día, hoy no tendríamos Gobierno y estaríamos lamentando la muerte de 500 nativos; había gente que quería eso.

¿Cuándo cree usted que se tiene que ir?

Me iré en el momento en que sienta que las cosas vuelven a su nivel, cuando el mundo nativo entienda que somos sus aliados, que tenemos una política para la Amazonía que nunca tuvo ningún gobierno.

Oiga, pero eso puede demorar.

No lo sé. Tenemos dos comisiones trabajando, la de la Defensoría del Pueblo y la de la Iglesia, también estamos invitando a la Iglesia Evangélica. Tienen 15 días para comenzar. No caeré en la presión de la prensa ni en la de nadie. Acuérdese que estuve preso nueve años, sé lo que significa la presión, trato de estar bien conmigo mismo y lo estoy.

El fujimorismo ha pedido que se vaya.

Keiko Fujimori ha pedido mi renuncia y cada vez que voy al Congreso me dicen de todo, pero tengo que agradecerle su comportamiento democrático el jueves pasado, también a Lourdes Flores, a quienes participaron de Solidaridad Nacional y a Jorge del Castillo, por cierto. El fujimorismo está en su derecho de pedir mi renuncia, les contestaré en el momento adecuado.

¿Qué pensará si lo censuran en el Congreso?

Sabré defenderme, no se puede castigar a alguien que ayuda al país, que no cae en el juego de querer ver muertos por montones, que no cree en el antialanismo, ni en el antiizquierdismo visceral; trato de ser equilibrado. Ya la vida me dio una lección sobre la pasión: fueron nueve años en cárcel. No por terrorista, usted lo sabe perfectamente, sino por apasionado. No caeré en lo mismo, camino con la conciencia libre, salgo a la calle sin protección y soporto insultos de los opositores. Eso no me debilita.

¿Qué harán con el bloqueo de la carretera, descarta la intervención?

Espero resultados de los gobiernos regionales y de la Iglesia. Descarto que la Policía o el Ejército asuman cualquier proceso de violencia de manera inicial. La toma del aeropuerto de Andahuaylas y el secuestro de dos turistas es una provocación. Diálogo no es debilidad. Mi directiva es esperar, pediría que no sean provocadores. Si no, intervendremos.

¿Cuál será la mecánica de diálogo, irá a cada etnia amazónica?

La defensoría y la Iglesia me alimentarán con sus propuestas. En la comisión estarán los cinco gobiernos regionales con sus comunidades nativas que tendrán diez representantes, también habrá cuatro del Ejecutivo. Mientras se avanza, me reuniré en los próximos días con los apus awajun y los de Madre de Dios, San Martín y Amazonas. Esto me permitirá crear la confianza para viajar directamente a la zona.

La pregunta cae de madura. ¿Por qué no se hizo esto antes?

Porque soy un ingenuo, porque hasta ayer creía en la buena fe. Pensaba que todos amaban la democracia y no calculaba que mucha gente pretende ser presidente, no le interesaba solucionar el problema sino crear el desborde. Lamentablemente las ideologías no han muerto.

¿Dígame, el país se cae si se derogan los decretos?

Veremos en la comisión de trabajo qué les molesta. El Perú no puede quedar sin leyes, la ley de aguas ha demorado 30 años.

Con la nueva ley forestal siguen la tala ilegal, la mafia de la madera, el narcotráfico y Sendero…

Por lo mismo, no hay que darles la razón a ellos. Es complicado sacar otra ley. Significaría ceder al capricho de gente antisistema. Un país no puede funcionar así.

¿Van a titular las tierras de las comunidades amazónicas?

Sí, inmediatamente. Eso ha sido una falla nuestra.

ElComercio.com.pe


Sobre esta noticia

Autor:
Escriva (204 noticias)
Visitas:
3197
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.