Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Leonardo Pittamiglio escriba una noticia?

“Year Zero” de Nine Inch Nails y las inagotables configuraciones de Reznor

19/06/2010 11:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los contactos con el metal los encontraremos escasamente en Year Zero, aunque la primera canción los muestra enormemente. Lo subsiguiente mostrará a un Trent Reznor algo más influenciado por Thom York que por el metal-rock

Es sumamente grato encontrar trabajos musicales como el citado este que propone Trent Reznor. Sólo ocasionalmente tenemos oportunidad de toparnos con una creación acabada, sólida, porque la medianía y por debajo de ella la mediocridad, es la regla general. Éste álbum de Nine Inch Nails gozará de prestigio todavía cuando acabe el año y la década.

Pero sabemos que de Nine Inch Nails, una banda recta e intachable, no provendrá álbum alguno cuya única finalidad sea atenuar el vacío discográfico o cumplir con una llana obligación contractual. Podría esperarse una resolución similar de otros (allí veremos nombres como Metallica, Oasis o U2) pero no de estos norteamericanos. Year Zero no será el mejor trabajo de 2007, pero no más de 5 álbumes podrían superarle: así se coloca este entre lo mejor. Las canciones incluidas en el álbum dejan en claro esto y se complacen en exhibir excelente salud.

Year Zero es un álbum conceptual que critica las políticas del entonces Gobierno de norteamericano, presentado en una visión trastornada del año 2022 (o «año 0000» según el gobierno, por ser el año en que Estados Unidos «vuelve a nacer»). La música, realizada a base de loops electrónicos, crea igualmente una atmósfera sonora imaginativa y futurista.

Los contactos con el metal, esta vez los encontraremos escasamente en Year Zero, aunque la primera canción los muestra enormemente. Lo subsiguiente (15 canciones) mostrará a un Trent Reznor algo más influenciado por Thom York y The Eraser (2006) que por el metal-rock.

La instrumental "Hyperpower!" es violenta y breve, poco más de un minuto y medio de sonido en cuales los distintos instrumentos (la batería al inicio, el bajo a continuación y la guitarra al final –instrumentos simulados en un ordenador portátil) comienzan a saturar un recipiente hasta desbordarlo: los últimos segundos del tema son el rebose de la violenta "Hyperpower!"

La pieza deja un regusto ácido en la boca y nos prepara para lo que vendrá, además nos introduce en la novedad que mostrará esta banda a partir de aquí: el nuevo tono vocal con que son representadas las canciones.

Year Zero es un álbum conceptual que critica las políticas del entonces Gobierno de norteamericano, presentado en una visión trastornada del año 2022

Luego de "Hyperpower!" no volveremos a oír en Year Zero una progresión ruidosa igualmente sangrienta y una descarga de noise-rock tan inquietante.

Year Zero se transformará en un disco muy asimilable gracias a las influencias del trip hop, el ambient, Massive Attack, el soul y el pop. Nadie se verá impedido a disfrutarlo de manera prematura. Sin embargo sería un error creer que esta música ganará sin esfuerzo un notable público. Sabemos que eso no sucederá porque así no ha sucedido desde que esta banda editara en 1989 un contundente Pretty Hate Machine.

Increíblemente muchas otras bandas han relegado a ésta en las primeras planas mediáticas. No obstante, es Nine Inch Nails y no la inmensa mayoría de las otras bandas, la que ocupará un justipreciado lugar entre las más originales de la década pasada y la anterior. Sabemos esto ya por sus discos: en ellos encontramos logros equiparables a Kid A de Radihead, Play de Moby o Mezzanine de Massive Attack.

Tenemos pues que entre un paquete discográfico de Nine Inch Nails de gran calidad, el editado durante el año 2007 por esta banda no desentonará al respecto y se colocará a la altura de sus dos mejores producciones: Pretty Hate Machine (1989) y The Downward Spiral (1994); pero yo me arriesgo a decir que por su perspectiva ambiciosa, por sus atractivas melodías, por la perfección majestuosa, es el trabajo más importante de los siete álbumes de estudio que editaran entre 1989 y 2008.

__________________________________________________________________________

VALORACIÓN FINAL:

Puntaje: 40/40

__________________________________________________________________________

VALORACIÓN COMO ÁLBUM:

Superior a: Hotel (Moby, 2005)

Equivalente a: Desintegration (The Cure, 1989).

Inferior a: ----

__________________________________________________________________________

VALORACIÓN COMO ARTISTA:

Superior a: Ministry, Marilyn Manson, Front 242.

Equivalente a: Radiohead.

Inferior a: ---


Sobre esta noticia

Autor:
Leonardo Pittamiglio (54 noticias)
Visitas:
8580
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.