Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ernesto R. Del Valle escriba una noticia?

Dos repentistas de la música cubana

01/02/2010 20:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ninguno de los dos tiene libros publicados, ninguno de los dos tiene sus décimas publicadas, les he tenido que pedir, para la colaboración a este trabajo, que escriban de memoria algunos de sus textos, a lo que accedieron de manera cordial

Por Ernesto R. del Valle

Siendo muchacho aún, correteando por aquellas calles llenas de polvo o fango, en mi barrio de la infancia, Villa Mariana, un barrio obrero, al norte de la ciudad de Camagüey, era costumbre escuchar todas las mañanas bien temprano el tintinear de aquellas campanas y cascabeles que llevaban los caballos en su despacioso y a veces aburrido caminar, halando los carros de madera y cuatro ruedas llenos de sacos de carbón para la venta, En esa apabullante y mágica realidad, la muchachada escuchaba, entre las 12 y tres de la tarde, la replica de aquellos tintineos, mucho más fuertes y rápidos. Los animales regresaban de la venta del día, sudorosos bajo la canícula solar del mes de agosto, no obstante lo hacían con la rapidez del plácido descanso que le esperaba y el regustazo de aquel mazo de yerba que adornaba con su verde, la negrura polvareda de los residuos del carbón. Junto a esta página costumbrista que a diario vivíamos al ir y regresar de nuestra escuela, no dejábamos, al menos yo, de escuchar en la radio a las doce del día a los Tres Villalobos con las voces estelares de Rolando Leyva, Miguelón; Ernesto Galindo (después Eduardo Egea), Rodolfo y Jesús Alvariño, Machito.. Había un programa que tampoco me lo perdía, el programa campesino en el que cantaban décimas, además de otros poetas repentistas, dos que de manera singular quedaron atrapados para siempre en mí, se trata de Ortelio Hernández “El Guajiro Complaciente” y su contraparte al cual solo recuerdo por su apellido “Machadito” A mis nueve años, me producía una especie de inquietud enfermiza, escuchar las voces de estos poetas cantando sus décimas, recuerdo que ni sabía que eran aquello que cantaban y le pregunté a alguien “son décimas” me explicó, a partir de allí le puse más atención a las palabras que rimaban y no podía responderme las miles de preguntas que me venían a la mente. Eran poetas populares. A veces los veía guitarra en ristre montados en una bicicleta para ir hacia la emisora radial, que creo era El Camagüeyano. Con esta nota quiero dar entrada a dos decimistas cubanos que a pesar de residir en Miami, no han dejado el arique de sus piernas y siguen atrincherados en el octosílabo repentino. Ninguno de los dos tiene libros publicados, ninguno de los dos tiene sus décimas escritas, les he tenido que pedir, para la colaboración a este blog, que escriban de memoria algunos de sus textos, a lo que accedieron de manera cordial.

El repentismo en la décima oral es un fenómeno que aún los críticos del Arte estudian. Digo que hay que nacer para eso. Aunque ya hay escuelas para enseñar el repentismo, yo me pregunto, pero cómo, de qué manera se logra “hacer” a un poeta con esas condiciones tan especiales. Conozco por lecturas, que hay hombres y mujeres sin gran conocimiento de la historia, ni de la ciencia, ni nada de filosofía, y sin embargo dicen una décima con una profundidad tal que uno queda pasmado realmente. El repentismo en la décima oral es un fenómeno que aún los críticos del Arte estudian. El “ya y ahora” del poeta en una controversia, acuciado por las notas musicales de un tres y la guitarra acompañante que adelanta en el tiempo lo que el poeta debe decir de manera cronometrada en los octosílabos. Pero hay una avalancha de decimistas que enriquecen este género dentro de la décima. Muchos conocidos, otros totalmente desconocidos pero que en ellos aflora la décima como agua de un manantial.

JOSE ANTONIO CABRERA.- 1931

Nació en San Antonio de Cabezas, Municipio de Matanzas No es conocido en Cuba pero en Miami, donde reside, desarrolló, entre los años 1975 y 1985, una gran actividad en la radio y la televisión junto a otros repentistas. “Rincón Criollo” en el Canal TV 41 “Guateque Campesino” Emisora La Fabulosa.

► ♫ ►

A LA PALMA REAL

Palma real, tu belleza

y tu productividad

muestran la capacidad

que hay en la naturaleza.

Tu estructura da riqueza

comida para el cochino

sirve de puente a un camino

cuando hay un río que pasa,

das tabla para la casa

que fabrica el campesino

Es la palma una muchacha

que con el aire se mece

y talmente nos parece

que el aire nos la emborracha.

Con esa melena gacha

que lleva el nombre de guano,

es un símbolo cubano

de la Patria en el escudo

y con su cuerpo desnudo

luce una reina en el llano.

El autor con el viejo decimista

RICARDO SANCHEZ RIVERA.- 1923

Nació en Mariel, Prov. de Pinar del Río, Cuba. Obtuvo un total de siete premios en Concursos de Repentistas. Guajiro de profunda cultura natural. Naborí lo llamaba Poeta Nacional de Pinar del Río. No tiene nada escrito, nada publicado, pero las décimas que me ha dicho en las diferentes conversaciones que hemos tenido son de una factura clásica y de un contenido humano de largo alcance. Reside en Miami.

El “ya y ahora” del poeta en una controversia, es acuciado por las notas musicales de un tres y la guitarra acompañante

◄ ►

A LA PALMA

La palma está en el escudo

y su erecta posición

a mí me da la impresión

de que me oferta un saludo.

Por eso de ella no dudo.

Mueve sus verdes estrellas,

habla de las epopeyas

y por sus firmes raíces

anuncian a los mambises

hijos de mi cuba bella.

Hay que tumbar el palmiche

que da la palma cubana

donde libre y soberana

hace nido la rabiche.

Hay que traer al trapiche

la dulce caña criolla

la más importante joya

que nos endulza hasta el alma

Por ello, la esbelta palma

erecta se desarrolla.

Y he dejado para el final de esta página, estas décimas que recolecté durante mi último encuentro con este guajiro de tierra adentro, radicado en Miami.

1

En la zona que me vio

crecer pálido y enjuto

si había un muchacho bruto

ese muchacho era yo.

El tiempo al fin transcurrió

buscando una nueva aurora

y ahora que mi edad aflora

a una cifra que ni cuento

soy tan feliz y contento

como los niños de ahora

2

La luna durante el mes

presenta cuatro estaciones

y de estas presentaciones

voy a explicarte como es.

Llena es cuando la ves

que luce resplandeciente

y luego en cuarto creciente

no deja de ser brillante;

nueva y cuarto menguante

ya está descrito en presente.


Sobre esta noticia

Autor:
Ernesto R. Del Valle (102 noticias)
Visitas:
9393
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.