Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zeptem escriba una noticia?

¿Y depués qué?

11/08/2010 19:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La reciente victoria del colombiano Juan Pablo Montoya en la prueba de la Sprint Cup de la NASCAR en el circuito de Watkins Glen me ha motivado a seguir la línea que empecé hace ya unas semanas de investigar lo que ocurrió con algunos de los principales pilotos de la Fórmula 1, ya no en sus últimos años en la categoría reina, tema que ya he tratado, si no una vez dejaron la misma.

El hecho de que la Fórmula 1 sea considerada la meca del motor hace que cualquier piloto que abandone esta categoría pase a ser considerado casi como un ex-piloto, de manera que cualquier actividad que realice en las pistas a partir de entonces será vista como poco más que una extravagancia o un divertimento, pero nada que merezca la pena ser tenido en consideración. Con ello no me refiero a aquellos pilotos que han tenido un paso muy breve por la categoría reina y no les ha quedado más remedio que buscarse la vida en otros lares al no poder consolidarse en ella, si no a aquellos pilotos que, habiendo ganado un campeonato, o no, han desarrollado una buena carrera en el mundo de la Fórmula 1.

He de señalar que en esta ocasión no voy a remontarme mucho en el tiempo, puesto que considero que el mundo del motor ha cambiado tanto desde sus orígenes hasta hoy que resulta difícil valorar determinadas competiciones que hoy en día pueden sonar a algo caduco pero que en su momento podían tener el mismo prestigio que la propia Fórmula 1.

Haciendo un rápido vistazo a la trayectoria que han seguido la mayoría de pilotos de Fórmula 1 que han decidido seguir compitiendo después de dejar la categoría reina se puede decir que, en general, han seguido tres tendencias claras. Por un lado están los que han optado por la resistencia, esta es una salida relativamente natural para un piloto veterano de Fórmula 1, los prototipos son coches relativamente parecidos a un monoplaza, tienen unas prestaciones altísimas y el hecho de que corran en carreras de resistencia premia a pilotos veteranos que, tal vez hayan perdido algo de reflejos a la hora de hacer vueltas rápidas, pero lo compensan con un aumento de la experiencia y la dureza mental que les permite mantener un ritmo elevado durante muchas vueltas. Es en esta categoría donde también se puede decir que más han brillado los antiguos pilotos de Fórmula 1, logrando algunas victorias muy notables que en algunos casos mejoran su palmarés.

Seguramente los primeros pilotos de renombre en dar el salto a los prototipos fueron el belga Jacky Ickx y el alemán Hans Stuck, ambos retirados del circo en 1979, el palmarés de Ickx en la F1 era más importante que el de Stuck, habiendo sido subcampeón dos veces consecutivas, en el 69 y el 70, pero Stuck tenía fama de ser uno de los mejores pilotos en mojado y, aunque Ickx se convirtió por derecho propio en el rey de Le Mans, con seis victorias y dos subcampeonatos, lo cierto es que en los títulos ganados una vez ambos se retiraron de la F1 Stuck no le va a la zaga, con dos victorias en Le Mans y un campeonato del Mundial de Resistencia.

Jackie Ickx, durante muchos años Mr. Le Mans

Al lado de estos dos grandes pilotos, especialmente Ickx, resulta difícil encontrar otros nombres comparables en el mundo de la resistencia provenientes de la Fórmula 1, pero eso no significa que la lista se acabe aquí, el potente campeonato Mundial de Resistencia fue un polo de atracción muy grande para aquellos pilotos que tenían problemas para mantener su volante en la Fórmula 1 durante los años 80, así Martin Brundle prefirió hacer un paréntesis entre 1988 y 1991 en la Fórmula 1 para dedicarlo por completo a la resistencia, considerando, acertadamente, que unos buenos resultados allí le abrirían más puertas en la categoría reina que seguir arrastrándose al final de la parrilla con malos coches, Brundle se reivindicaría ganando el Mundial de Resistencia de 1988 y las 24 Horas de Le Mans de 1990, logrando gracias a ello un volante en Benneton, otro caso parecido fue el de Dereck Warwick, quien dejó la Fórmula 1 en 1990 para correr con los Sport Prototipos, ganando las 24 Horas de Le Mans de 1992, volviendo a disputar el mundial de Fórmula 1 al año siguiente, aunque solamente por una temporada.

Los años 90 coincidirán con la desaparición del Mundial de Resistencia, (Bernie Ecclestone mediante), y los prototipos dejarán de ser una alternativa para los pilotos de Fórmula 1; habrá que esperar a final de los 90 para que con el desarrollo de las Le Mans Series la resistencia vuelva a convertirse en un retiro dorado para muchos pilotos de Fórmula 1. El primero en retomar ese camino sería el italiano de Ferrari Michelle Alboreto, quien ganó las 24 Horas de Le Mans en 1997 y fue tercero en las del 2000, fue precisamente conduciendo un prototipo de Le Mans cuando el piloto italiano encontraría la muerte en Sebring el año 2001. Sería precisamente formando equipo junto a Alboreto cuando otro ex - piloto de Ferrari de la década de los 80, Stefan Johannson, ganaría las 24 Horas de Le Mans del 97. Johannson no solamente compartirá volante con Alboreto, sino que también lo hará con otro ex – Fórmula 1, Johnny Herbert, quien participará en las Le Mans Series y en las American Le Mans ganando el título de las primeras en 2004.

Otro de los caminos que han seguido los pilotos de Fórmula 1 tras salir de esta categoría ha sido cruzar el Atlántico, especialmente aquellos que todavía se sentían capaces de pilotar monoplazas de alto rendimiento. El primer nombre que se me viene a la cabeza simplemente se limitó a volver a casa tras algunos años exitosos en la Fórmula 1, me refiero a Mario Andretti, que en 1983 regresó a los Estados Unidos para correr en la recién creada CART, ganando el título al año siguiente y las 500 Millas en 1987, retirándose en 1994. Poco después sería su antiguo rival en la F1, Emerson Fittipaldi, quien se uniría a él en la CART a partir de 1984, ganando el título en 1989 y retirándose en el 96, no sin antes haber ganado las 500 Millas en el 89 y el 93. El regreso a casa de Andretti sería imitado en 1990 por su compatriota Eddie Cheever, quien tenía un palmarés mucho más modesto en la F1, pero había hecho varios pódiums y entrado en el top ten de la clasificación general en algunas ocasiones, la carrera de Cheever en la CART también sería mucho más modesta, siendo incapaz de ganar ninguna carrera hasta que se pasó a la recién creada, y mucho más débil por entonces, IRL, donde logró cinco victorias entre 1996 y 2006, entre ellas las 500 Millas de 1998.

Los pilotos europeos aún tardarán algo más en atreverse a cruzar el atlántico, siendo el primero el ya mencionado Stefan Johannson, quien corrió unos años en la CART antes de dar el salto a los prototipos haciendo unas temporadas correctas pero no brillantes. Tendrá que ser Nigel Mansell quien por primera vez consiga que un piloto europeo se imponga en las carreras de monoplazas norteamericanas en la era moderna, aunque hay que señalar que lo hizo con mucha autoridad, hasta el punto que dos años después volvería a la Fórmula 1 cobrando auténticas barbaridades tanto de Williams como de McLaren, aunque con un resultado muy mediocre en esta última escudería. Como dato curioso hay que señalar que el último piloto en entrar en alguna ocasión en el top ten de una temporada de Fórmula 1 y luego dar el salto a los monoplazas americanos ha sido Takuma Sato, quien ha hecho su debut en la IndyCar este año con resultados de momento decepcionantes.

La última salida que suele agrupar a los pilotos que abandonan la Fórmula 1 suelen ser los campeonatos de turismo, aunque no me refiero a los campeonatos locales para mantener vivo el gusanillo de la competición, si no a auténticos retos como en su momento fue el BTCC y ahora son el DTM y la NASCAR.

Hans Stuck, a quien mencionábamos al empezar este artículo, ganará el DTM en 1990, mientras Alan Jones, tras dejar la Fórmula 1 en 1986, tendrá una brillante carrera en la competidísima competición de los V8 australianos, donde seguirá en activo hasta el 2002. El otro gran campeonato de turismos de principios de los 90, el BTCC, verá por su parte como Nigel Mansell y Dereck Warwick participaban en él, aunque con resultados bastante discretos. Tendremos que esperar a la recuperación del DTM a principios del 2000 para ver a un auténtico plantel de antiguos pilotos de Fórmula 1 corriendo en un campeonato de turismos, aunque la espera valdrá la pena ya que Mika Hakkinen, Jean Alesi y Heinz-Harald Frentzen competirán entre ellos a brazo partido entre el 2002 y el 2006 aproximadamente, de los tres Hakkinen será el que obtendrá más éxitos, pero ninguno de ellos se hará con el título, aunque ello no será impedimento para que Ralf Schumacher y David Coulthard decidan seguir sus pasos tras dejar la Fórmula 1, de momento ambos de manera mucho más discreta que sus ilustres predecesores, aunque hay que señalar que el escocés acaba de empezar esta misma temporada. Por último no podemos dejar de lado a dos pilotos que han decidido cambiar la Fórmula 1 por el que seguramente sea el campeonato de turismos más complicado del mundo: la NASCAR.

Me refiero obviamente a Juan Pablo Montoya y a Jacques Villeneuve. Cuando en 2006 el colombiano, que estaba pasando una mala racha pero aún era considerado como parte de la élite de la Fórmula 1, anunció públicamente que al año siguiente dejaría la Fórmula 1 por la NASCAR el mundo del motor europeo quedó inmediatamente sacudido, para muchos era una rendición de Montoya mientras otros esperaban que un par de años arrasando en los stock cars americanos le harían recapacitar y volver a la Fórmula 1. Cuatro años después Montoya no ha vuelto ni lo va a hacer, y tampoco se puede decir precisamente que haya arrasado, aunque su desempeño no ha sido malo. Menos escandalosa fue la decisión de Jacques Villeneuve de acompañar al colombiano en la NASCAR a partir del 2007, pero también mucho más penosa, Villeneuve no ha conseguido un volante con continuidad en la categoría, y sus escasas participaciones se cuentan por fracasos.

Es difícil sacar una conclusión de todos estos datos, así como en un post anterior se pudo ver que los grandes campeones se suelen retirar a lo "campeón", valga la redundancia, en este me atrevo a decir que los pilotos de Fórmula 1 no salen tan bien parados y que a medida que se alejan del tipo de coches que suelen llevar los éxitos se esfuman, así conducir un monoplaza de la CART o incluso un prototipo de Le Mans ha dado buenos resultados, pero meterse en un campeonato de turismos de alto nivel puede destapar las vergüenzas de más de uno, ¿y los rallies? Bueno, como diría Cruyff: "un palomo no hace verano", tómenlo como quieran...

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Zeptem (399 noticias)
Fuente:
zeptem.com
Visitas:
3257
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.