Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lucia Aragón escriba una noticia?

Wasta, el lubricante social del mundo árabe

01/11/2010 03:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Wasta, por un lado puede significar influencia social y, por el otro, corrupción. Muchos árabes, de broma, lo llaman la "vitamina W"

Stephen Jones, The Epoch Times

DUBAI- En una feria comercial reciente, a un periodista sirio que trabaja para un importante periódico árabe en Dubai, le hicieron llegar un sobre con un agente de relaciones públicas. En el interior, había certificados de regalo con un valor total de más de 1, 300 dólares americanos.

Sin embargo, no se trataba de un soborno, pero tampoco era un regalo insignificante. El periodista explicó más tarde que el concepto de generosidad desplegada con la esperanza de obtener algo a cambio, es la base de las relaciones sociales en el mundo árabe.

Este concepto vagamente definido, es el Wasta, que por un lado puede significar influencia social y, por el otro, corrupción. Muchos árabes, de broma, lo llaman la “vitamina W” y el “engrasador de pata” que hace la vida más fácil para muchos en la sociedad. Mientras que el Wasta está en desuso en los Emiratos Árabes Unidos, que están más occidentalizados, es endémico en Siria, Jordania y Kuwait.

Joyas en un mercado de Dubai, un buen regalo que servirá de Wasta (karim Sahib/AFP/Getty Images)

Sin embargo, es difícil de etiquetar. Comenzó como un medio por el cual el jefe de una tribu beduina podía ganar influencia sobre sus súbditos, en la redistribución de la riqueza.

En la actualidad, este principio sigue siendo válido en los Emiratos Árabes Unidos, donde la redistribución de la enorme riqueza petrolera significa que la población local se beneficie de servicios públicos gratuitos, de vivienda subvencionada y, algunos dirían, de tratamiento preferencial de las autoridades. Sin embargo, estos beneficios no van acompañados de libertades políticas.

Tener buenos vínculos familiares es también un elemento importante del Wasta. Aquí en Dubai, nombres como Al-Marri, Gargash, o Nahyan son indicios de un estatus privilegiado, como miembro de la familia gobernante o miembro de una familia con buena situación económica. Esto también abre las puertas.

Pero de nuevo, el Wasta ha evolucionado hasta adoptar un sentido más negativo. Se ha convertido prácticamente en sinónimo de corrupción.

Lejos de los barrios donde los occidentales expatriados van y vienen en los rascacielos de las multinacionales, el Wasta está en todas partes.

Un amigo mío que quiere obtener un contrato en Libia, me dijo que el cliente esperaba una lluvia de regalos caros. “Seguimos un procedimiento honesto, así que supongo que no vamos a obtener el contrato”, dijo.

Otra amiga que viaja regularmente a Qatar para establecer lazos comerciales, se queja de que siempre le ofrecen el mismo reloj Cartier cada vez que encuentra un funcionario de la compañía. “No creo que sea el regalo lo que cuenta, sino simplemente el acto de dar”, dijo.

“Todo pasa por el Wasta”, dijo el bloguero iraquí Salam Pax. “Si trata de encontrar una buena cama de hospital para su tía o como yo, que trata de evitar el servicio militar obligatorio, puede simplificar mucho su vida. Es casi automático”.


Sobre esta noticia

Autor:
Lucia Aragón (984 noticias)
Visitas:
3055
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.