Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bosquesonoro escriba una noticia?

WAFIR ''NILO AZUL'' (SUDÁN, 2003) @ [178k VBR]

13/02/2011 00:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

WAFIR 

''NILO AZUL'' 

(SUDÁN, 2003)    @

Wafir es un músico de los que ya casi no quedan. Intuitivo y sutil a la hora de adaptarse a la música de tradición oral, ya que es la base de su formación. Tiene gran facilidad para comprender y memorizar melodías y ritmos complejos. Dominio y riesgo para la improvisación dentro de la música modal. Y una innata curiosidad y facilidad para tocar cualquier tipo de instrumento. Siendo la suya la tradición de la música árabe, es capaz de acercarse a otros mundos musicales y salir ileso en el intento.

Wafir es un músico que ama la música y que antepone la belleza y el sentimiento a otros apellidos que la definan: blanca, negra, árabe o judía. Por ello transmite un talante de respeto abierto y creativo en todas sus creaciones y colaboraciones. En sus interpretaciones podemos vislumbrar la sabiduría del viajero que aporta lo que trae aprendido y lo que aprende en el contacto de los mundos nuevos que descubre. Su base es la cultura del río Nilo; siglos de civilización humana.

Eduardo Paniagua

image**********************

"El disco del Sudanés Wafir representa todo aquello que merece la pena en las músicas del mundo".

Charlie Gillet.

Batonga.Dic.2002

Atención a uno de los mejores discos jamás producidos en España. Wafir es un músico respetado en la élite de la música antigua - caso de Eduardo Paniagua -, ha trabajado con el flamenco de Radio Tarifa, con grupos de soukous y su tradición es la música árabe. Alguna vez se le ha comparado con Prince, pero Wafir tiene mucha más curiosidad hacia el resto del mundo que el de Minneapolis. Wafir parte de la tradición sudanesa en un viaje asombroso a través de un Nilo donde aparecen melodías celtas y búlgaras, armonías de jazz, guitarras flamencas, delicados electroduendes y la sensualidad árabe en todas sus formas.

image==============

Wafir es un músico despierto e inquieto. Domina, sobre todo, el acordeón y el laúd árabe; y también los bongos sudaneses -con tres tambores en lugar de los dos habituales- y el saz, y la viola, y el rabab, y los bendires, panderos y las castañuelas (karakeb) metálicas y muchas otras percusiones.

Nacido en Kurdufan, estudió en el conservatorio superior de Jartum y dio sus primeros pasos profesionales tocando el acordeón en los grupos de Abdul Aziz Almubarak, Mohammad Al Amin y Abdul Karm Al Kably.

Desde su llegada a España, hace ya más de una década, no ha hecho otra cosa que enfrentarse a las músicas más diversas en las áreas más inexploradas. El grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, el asturiano Hevia, los castellanos de La Musgaña, el flamenco Joaquín Ruíz, los senegaleses Djanbutu Thiossane, Radio Tarifa o las Amistades Peligrosas. Sin olvidar, claro, las colaboraciones con Rasha, su hermana, y con La Banda Negra, con la que compartió, de principio a fin, toda su andadura, y en la que probó muchos de los temas que navegan hoy por él.

imageNilo Azul

Por eso no es de extrañar que Wafir busque ahora paralelismos entre las músicas de Sudán con las de Irlanda, España o Bulgaria y encuentre siempre un resquicio por el que colarse. Como buen oriental es aficionado a los juegos malabares y así, como por arte de magia, lo complicado resulta en sus manos sencillo. Y la música fluye libre, como el inmenso río al que dedica su primer disco que firma en solitario, de un territorio a otro, sin detenerse en fronteras, soltando a su paso un fecundo lastre de sensaciones, imágenes, ambientes y ensueños. En los que Oriente coquetea con Occidente, en los que el Sur intima con el Norte, volviendo loca a la brújula, que se rinde seducida por los encantos del embaucador.

Nilo Azul retrata cabalmente la rica personalidad de Wafir S. Gibril. Mariem Hassan, Nayim Alal, Iain Ballamy, Josete Ordoñez, Pedro Esparza, Vicente Molino, Ivo y Nasco Hristov, Sebatián Rubio, Salah Sabbagh, entre otros muchos, han aportado su grano de arena a la obra.

image*****************

Wafir is a kind of musician scarcely found. Intuitive and subtle when he adapts himself to traditional oral music, which is his foundation. He has great facility to understand and to memorize melodies and complicated rhythms. Authority and risk for the improvisation of modal music. And an innate curiosity and facility to play whichever type of instrument he chooses. Being that traditional Arab music is his own, he is still able to approach other musics of the world and concludes the attempt unharmed. Wafir is a musician who loves music and places beauty and sentiment before whichever music style he plays: White, Black, Arab, Jewish. To all, he transmits a feeling of open respect and creativity in all his creations and collaborations. In his interpretations, we can glimpse the contributions from a traveler's wisdom, which he has learned and continues to learn from the contact in the new worlds he discovers. His foundation is based on the Nile river's culture; centuries of human civilization.

Eduardo Paniagua

English translation by William Cooley.


Sobre esta noticia

Autor:
Bosquesonoro (1378 noticias)
Fuente:
bosquesonoro.blogspot.com
Visitas:
6166
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.