Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Vulvogaginitis: inflamación o infección muy común a toda edad

27/09/2009 07:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Vulva y vagina, causas y factores de riesgo, higiene deficiente, síntomas, tratamiento, expectativas, complicaciones, prevención

VULVOVAGiNITIS: INFLAMACION O INFECCION MUY COMUN A TODA EDAD

Es una inflamación o infección de la vulva y la vagina.

Causas y factores de riesgo

Afecta a cualquier edad y es muy común. Puede ser causada por bacterias, hongos levaduriformes (infección de la piel por hongos), virus y otros parásitos; también, por algunas enfermedades de transmisión sexual, así como por sustancias químicas variadas que se encuentran en baños de espumas, jabones y perfumes.

Los factores ambientales, como una mala higiene y alérgenos, originan esta afección.

La Candida albicans, que produce infecciones por hongos levaduriformes, es uno de los motivos más comunes de vulvovaginitis en mujeres de todas las edades. Los antibióticos atacan estos hongos, destruyendo las bacterias que habitan la vagina.

Las infecciones por hongos levaduriformes por lo general producen prurito genital, un flujo vaginal blanco y espeso y otros síntomas.

Asimismo, la enfermedad surge por la vaginosis bacteriana: una proliferación de cierto tipo de bacterias que suscita un flujo vaginal denso gris y un olor a pescado.

Otra causa común es una enfermedad de transmisión sexual denominada infección de vaginitis por Trichomonas, que ocasiona prurito genital, olor vaginal y un flujo abundante de color amarillo-verdoso o verde.

Los baños de espuma, los jabones, los anticonceptivos vaginales, los aerosoles femeninos y los perfumes pueden generar erupciones pruriginosas irritantes en la zona genital, mientras que la ropa apretada o no absorbente algunas veces crea urticaria.

El tejido irritado es más sensible a la infección que el tejido normal y muchos de los organismos que motivan infecciones prosperan en los ambientes que son cálidos, húmedos y oscuros. Todos estos factores no sólo contribuyen a la vulvovaginitis, sino que a menudo prolongan el período de recuperación.

La falta de estrógeno en mujeres posmenopáusicas puede provocar sequedad vaginal y adelgazamiento de la piel de la vulva y la vagina, exacerbando un posible prurito y ardor genital.

La vulvovaginitis inespecífica (sin razón identificable) se observa en todos los grupos de edades, pero se presenta con más frecuencia en niñas jóvenes antes de la pubertad. Una vez iniciada la pubertad, la vagina se hace más ácida, lo que ayuda a prevenir las infecciones.

Higiene deficiente

La vulvovaginits inespecífica puede encontrarse en niñas con una higiene genital deficiente y se caracteriza por una secreción maloliente de color marrón verdoso y por la irritación de la abertura de los labios y la vagina. Se asocia con frecuencia con la proliferación de un tipo de bacterias que se encuentra típicamente en las heces, las cuales suelen extenderse desde el recto hasta la zona vaginal al limpiarse de atrás hacia adelante después de ir al baño.

Se debe considerar la factibilidad de que haya existido abuso sexual en aquellas niñas con infecciones inusuales o episodios recurrentes de vulvovaginitis inexplicable.

La Neisseria gonorrheae, el microorganismo que produce la gonorrea, ocasiona vulvovaginitis gonocócica en las jóvenes. La vaginitis vinculada con gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual.

Síntomas

-Irritación y picazón en el área genital.

-Inflamación (enrojecimiento e hinchazón) de los labios mayores, labios menores o zona perineal.

-Flujo vaginal.

-Mal olor vaginal.

-Molestia o ardor al orinar.

Tratamiento

Se incluyen antibióticos orales o tópicos y/o cremas antimicóticas, cremas antibacteriales o medicamentos similares. También se emplea una crema con cortisona para aliviar en parte la irritación. Si ocurre una reacción alérgica, puede prescribirse un antihistamínico. Para aquellas mujeres que presentan una irritación o inflamación causada por niveles bajos de estrógeno (posmenopausia), se indica una crema tópica de estrógeno.

Para contribuir con el proceso de curación y prevenir futuras infecciones, se hace necesario mejorar la higiene perineal para las mujeres cuyas infecciones son causadas por bacterias que normalmente se encuentran en las heces, para lo cual son precisos baños de asiento.

Ayuda el hecho de que la zona genital esté más aireada; el uso de ropa interior de algodón (en lugar de nylon) o de ropa interior con forro de algodón en la entrepierna permiten un mayor flujo de aire y disminuyen la cantidad de humedad en el área. Puede servir que la mujer duerma sin ropa interior.

Si se diagnostica una enfermedad de transmisión sexual, es muy importante que la pareja reciba tratamiento, aunque los síntomas no se detecten. Muchos organismos no generan síntomas notorios. La negativa de la(s) pareja(s) a someterse al tratamiento puede acarrear una reinfección continua, la cual finalmente (si se descuida) lleva a problemas más amplios como limitar la fertilidad y la salud en general.

Expectativas

El tratamiento adecuado de la infección es normalmente muy efectivo.

Complicaciones

-Molestia persistente

-Infección superficial de piel (por rascarse)

-Complicaciones de la afección causal (tales como gonorrea e infección por cándida)

Situaciones que requieren asistencia médica

Hay que consultar al médico ante los síntomas, o si bien no se responde al tratamiento.

Prevención

El uso de condón durante la relación sexual evita la mayoría de las infecciones vaginales transmitidas sexualmente.

La ropa holgada y adecuadamente absorbente, combinada con una buena higiene de la zona genital, previene muchos casos de vulvovaginitis no infecciosa.

A las niñas se les debe enseñar la forma adecuada de limpiar la zona genital al bañarse o ducharse, al igual que el uso del papel higiénico (las niñas deben limpiarse siempre de adelante hacia atrás para evitar introducir bacterias de la zona del recto a la de la vagina).

Las manos hay que lavarlas muy bien antes y después de ir al baño.

Fuentes: Eckert LO, Lentz GM. Infections of the lower genital tract: vulva, vagina, cervix, toxic shock syndrome, HIV infections. In: Katz VL, Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, eds. Comprehensive Gynecology. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2007:chap 22.

Sanfilippo JS. Vulvovaginitis. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 18th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 549.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
16384
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.