Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

Vuelven las derechas

14
- +
14/08/2019 07:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

De fracasar la investidura, por desmovilización electoral, la abstención será la expresión de indignación que contra pronóstico dejará en la estacada a la izquierda, posibilitando así, que en coalición el trío de la Plaza de Colón tome las riendas de la gobernanza del país

Los grupos que conforman la denominada “izquierda progresista”, en su inmadurez, parecen no enterarse que con sus controversias están poniendo en riesgo la defensa de los derechos colectivos al facilitar con ello que la España ultracatólica, nacionalista y franquista tire rendimiento de sus desencuentros, o lo que es lo mismo, que a través de unos nuevos comicios los herederos del pasado se hagan con la tutela política del futuro.

Extremo que nos conduciría a la pérdida de calidad democrática y hacia la radicalización del autoritarismo institucional, y no tan solo por el credo franquista que comparten los miembros del triunvirato de derechas, sino también por su paralelismo neoliberal, toda vez que esta compartida ideología tiende al absolutismo por su propia idiosincrasia, pues el objetivo del poder financiero que maneja los hilos del sistema tiende a instaurar un nuevo orden orientado a distorsionar la voluntad política de la ciudadanía, vaciar de esencia la democracia sirviéndose de los acólitos políticos en propio beneficio.

Y así, mientras la derecha montaraz abona el terreno ideológico y social para revertir las conquistas de las últimas década, la izquierda en su miopía lejos de converger programáticamente en defensa del interés general se enreda en luchas intestinas facilitando con la insensatez de sus prácticas que aspectos teóricamente incuestionables, como la educación universal, el estado de las autonomías el sistema público de pensiones, el plurilingüismo territorial, etc. sean cuestionados por una derecha envalentonada y sin complejos en su ofensiva reaccionaria ante el despropósito de los teóricamente progresistas cuyo discurso por anacrónico difiere en lo substancial de sus prácticas.

Que el “bloque de la involución” esté saliendo con la suya, se debe en gran medida a que la izquierda que debiera frenar su avance, lejos de hacerlo, en vez de rearmarse en la unidad, mas dividida que nunca se hunde en la disensión que no genera más que desánimo entre sus seguidores ante la carencia de un común denominador, y todo, porque en tanto los partidos de la derecha contienden entre ellos; los de izquierda se descalabran a sí mismos.

Las organizaciones políticas de izquierdas, lejos de actuar acatando el mandato de sus electores, optan por anteponer sus respectivos intereses a los del conjunto de la ciudadanía

Todo apunta a deducir que las izquierdas no solo no tienen altura de miras sino que en su irresponsabilidad están siendo irrespetuosas con sus propios electores, con aquellos que el 28 de Abril se volcaron para evitar en las urnas que gobernase el país el trifascito, sin que los partidos respaldados y sus líderes devolviesen la confianza depositada por los 11 millones de ciudadanos que con sus votos posibilitaron la conformación de un Gobierno de Progreso. mereciendo por ello algo más que el bochornoso espectáculo ofrecido por quien se aferra al diálogo de sordos y a su negativa para ponerse de acuerdo, entre un PSOE instalado en las añoranzas del bipartidismo de otrora y un Podemos intentando paliar su bisoñez negociadora tirando de la teoría de manuales de la facultad.

Lo que aquí está ocurriendo, es que los líderes de las organizaciones políticas que debieran cumplir la función de garante de las demandas de sus representados, lejos de actuar en consecuencia acatando el mandato electoral, optan por anteponer sus respectivos intereses a los del conjunto de la ciudadanía, ya sea por el pernicioso dominio que ejerce en su seno el neoliberalismo como sucede con el PSOE, o por utilizar su presencia en el gobierno como salvavidas a su hundimiento político como ocurre con Podemos.

Por eso el corte alcance de miras hace que una vez más la sesión de investidura de celebrarse estuviera abocada al fracaso y ello obedece a que la izquierda en su obcecación aún ganando siempre pierde, pero tal circunstancia no se repetirá, pues tras el fracaso del primer intento, ya desechada la figura de coalición como formato, Pedro Sánchez sólo presentará su candidatura al Rey «si las condiciones garantizan que prospere» emplazando de esta forma a Podemos a asumir exclusivamente un acuerdo de programa progresista sin competencias de Gobierno,

La negativa a asumir de nuevo este planteamiento, nos conduciría irremediablemente a unos nuevos comicios en el mes de noviembre, cuyo resultado contrariamente a las optimistas previsiones que baraja Tezanos, la irreconciliable lucha cainita de la izquierda abrirían la puerta del gobierno al triunvirato de la Plaza de Colón, cuyos miembros después del estrepitoso fiasco político, más allá de sus diferencias no dudaría en coaligarse y darle un vuelco político al país en perjuicio de las clases populares.

Una desgracia colectiva que cada día se hace más probable.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (386 noticias)
Visitas:
307
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Organizaciones
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.