Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

Vuelven las fulguraciones al Sol, pero anormalmente pequeñas

05/02/2010 16:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tras un largo silencio, el Sol estalló en una extraña serie de pequeñas erupciones solares, comentó el astrofísico australiano Mike Wheatland, esto puede proporcionar una oportunidad única para predecir cuando fulguraciones más grandes harán erupción.

Las erupciones o fulguraciones solares son explosiones en la atmósfera del Sol marcadas por un estallido de rayos-X. Aumentan o disminuyen aproximadamente en un ciclo de 11 años, las erupciones más grandes pueden llegar a decenas de millones de grados Celsius e interferir con los satélites de comunicaciones y afectar la salud de los astronautas.

La actividad solar sube y baja en un período de 11 años, la imagen de arriba a la izquierda se tomó en 1997 y la de abajo a la derecha a comienzos de 2000.

El Sol ha estado recientemente en una fase de calma - un mínimo solar - que ha sido el mínimo más largo y tranquilo desde principios del siglo pasado.

Ahora El Sol está cambiando de ciclo, pero la serie de rápidas y pequeñas erupciones solares que se produjeron entre octubre y noviembre de 2009, han desconcertado a los astrofísicos que estudian la estructura de las fulguraciones, con el fin de predecir su distribución.

El astrofísico australiano Mike Wheatland de la Universidad de Sydney examinó datos de rayos X de las extrañas erupciones recogidos por el sistema de satélites GOES (Geostationary Operational Environmental Satellite). Los resultados serán publicados en un próximo número de The Astrophysical Journal.

Wheatland comenta que lo que supuso que este acontecimiento fuera extraño fue que la región era muy pequeña y, sin embargo la fulguración solar intensa, con 73 erupciones solares ocurrida en el plazo de una semana. "Y esta región no siguió una regla observada", añade Wheatland.

"El despliegue de erupciones estuvo muy por encima la intensidad esperada en cuanto a producción. Produjo fulguraciones demasiado pequeñas y pocas erupciones grandes", afirmó Wheatland.

Wheatland dice que las observaciones podrían ayudar a mejorar los modelos de predicción que pronostican las erupciones de energía en regiones solares activas.

Las fulguraciones mayores pueden interrumpir los sistemas de radar y comunicaciones. Predecir cuándo y dónde se producirán estas erupciones solares es, sin embargo problemático.

"Desafortunadamente, los métodos de predicción son estadísticas, y no del todo fiables - es una especie de arte como leer las hojas de té", dice Wheatland.

Debido a que el resto del Sol permaneció extrañamente tranquilo durante su último mínimo, Wheatland fue capaz de limitar la cantidad de energía que la región produjo durante el evento. El resultado de esta pequeña región se podrían extrapolarse a escalas mayores para poner a prueba los modelos de predicción a gran escalas, añade Wheatland.

"Cada región activa produce erupciones en la misma manera", dice Wheatleand.

"Si podemos ver un límite superior entonces tenemos una limite de la energía total en esa región. Eso es algo que no hemos podido hacer antes."

Phil Wilkinson, físico que estudia el "tiempo espacial", y subdirector del IPS del Gobierno de Australia (Servicio de Predicción de la ionosfera) Servicios de Radio y Espaciales, explicó que era una "interesante forma de ver el problema" de predecir erupciones solares y que "tenía potencial".

"Hemos intentado todo tipo de formas para tener una predicción de estallidos y es un asunto esquivo, " dijo.

"No hay demasiadas respuestas para la pregunta de cuándo y dónde [tendrá lugar la próxima fulguración solar]."

Wilkinson dijo que el actual nivel "bajo" del ciclo significa que la ionosfera estaría relativamente tranquila en los próximos años, lo cual es una buena noticia para la nave, pero que no descarta la posibilidad de una gran tormenta.

"Es raro encontrar una región con fulguraciones fuertemente activa y después cesar la actividad. Esto podría significar que estamos viendo un incremento muy largo, lento [en la actividad solar], " explicó Wilkinson.

Fuente original

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
3220
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.