Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

No votes por trepas ni mediocres

15
- +
13/05/2019 20:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Estamos viviendo un ciclo involutivo, la antítesis del talento político. donde gente sin dotes ni méritos, desde la más absoluta ineptitud. imponen a la sociedad el liderazgo institucional de trepas y mediocres

Es tiempo electoral  un  período de ingente trajín para "trepas" y mediocres, esos personajes sin ideas ni escrúpulos, volcados  especialmente   en instalarse  en el liderazgo  de la  esfera  política y aprovechando las ventajas  que les reporta  su  localización,   desde esa atalaya,     mejorar su posición y potenciar  su  notoriedad  con la exclusiva finalidad  de garantizarse puesto de salida  en los comicios, y  con ello,   seguridad  de conseguir   credencial de representación   que le asegure  la  asignación  de  un sueldo público como colofón.

Su existencia es sin duda un descrédito para la política,   pero más grave si cabe es la permisividad social  hacia  su elasticidad  ideológica, desde el punto y hora que   la influencia  de  sus andanzas  causa graves  perjuicios al interés general que nunca a sus apetencias, pues su verdadero  objetivo no es hacer política, sino vivir de ella.

Perversidad     constatable   con solo comprobar  que destinan   su tiempo y recursos   a la organización y el control  interno del aparato  de partido,    y nada en absoluto al desempeño de  la acción política que pueda comprometer  su  usual indefinición, pues  en todo momento su posición política no será otra que aquella  que  más le convenga  y que en ningún caso  ponga en peligro su continuidad en el cargo  y las prestaciones  económicas de acompañamiento.

Tal es así  que su exasperada propensión a tomar el dominio de la organización  choca  de plano  con su inconexo modo de actuar, pues lejos de someterse a los cánones de  disciplina y funcionamiento  establecidos, suple  la celebración de  asambleas, juntas  y consejos  por la clandestina  celebración de cenáculos y reuniones privadas en donde  unilateralmente decide lo más ventajoso para sus intereses sin  necesidad  de  dar  participación  ni rendir cuentas  ante  las bases  del partido..

La egolatría es en ellos el común denominador, sin que por ello las necesidades colectivas  forme parte de sus preocupaciones  no   importándoles para nada lo ideológico,  porque para ellos su planificada   indeterminación  es homólogo de supervivencia, una condición características de quienes  no son capaces  de mirar más allá de sí mismo, pues no debemos olvidar  que estamos refiriéndonos a unos  arribistas   que priorizan el qué y el cuánto sobre el cómo.

Su desvergüenza  sólo es equiparable a su excedida  ambición, una actitud característica  de  quien solo le  interesa  el estraperlo político, es decir, lo que le reporta contrapartidas fructíferas, siendo por ello que detesta  toda relación  con la razón idealista de la política, pues  al no acarrearle provecho pecuniario lo concibe como una fatídica  pérdida de tiempo.

Trepas y mediocres que a título personal no fueron capaces de destacar profesionalmente, se convertirse ´políticamente en los más afamados gestores de la cosa pública

 Una actitud muy propia  de  los que con su forma de proceder  expresan  su sumisión para con  los de arriba  y  su  despotismo  y crueldad con los de abajo, dando a entender con ello que el  bando en que se encuadran es pura eventualidad y que llegado el caso no dudarían  en cambiar de camarilla, resultado una obviedad tal actitud a juzgar por su absoluta falta de convicciones, principios y valores.

La propagación  de  esta mixtura  de trepas y  mediocres  tiene su origen  en  el seno de los partidos políticos,   que con el paso del tiempo  se han transmutado en tabla de salvación de  la peor  calaña  de vividores que sin oficio ni beneficio conocido van progresando en el seno de estas organizaciones.

Auténticos trileros, buitres o “subasteros”, buscando   “cacho” fácil de obtener vía directa a través   de su participación en las instituciones;  excesos  que de no poner línea roja,   llegado será el momento que la desafección y desconfianza del electorado hacia todos  ellos generará  tal descrédito. que pondrá  en serio peligro la supervivencia de las siglas políticas. 

Cuando los trepas  y mediocres que a título personal fueron  incapaces de   destacar en la  sociedad,   hacen obrar el  milagro  de convertirse ´políticamente en  los más afamados gestores de la cosa pública, todo viene a indicar que después de hundirnos en el retroceso  con  sus  contraproducentes dinámicas,     para colmar  su despropósito intentan convencernos  ahora  de las “bondades”  de  su  gobernabilidad.

En su hacer cotidiano  la  verdad  es  sustituida por la mentira, la democracia desfalcada por el autoritarismo de sus partidos políticos, su enemistad  con los  valores éticos cohabita sin rubor con la corrupción, desprecian  a sus representados  a los que  jamás rinden cuentas, les estremece hablar de dimisión, no reparan en enriquecerse ilícitamente a manos llenas , y en su arbitrariedad funcionan como la mafia calabresa, atribuyéndose la autoridad   a aniquilar a quienes  les perturben  el desempeño  de su despótico ejercicio de degradación. 

Solo en el corto plazo del periodo electoral,   por conveniencia,   disfrazan su identidad  aparentando ser demócratas.

Por eso, es tu deber  no dejarte engañar dignificando tu VOTO


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (374 noticias)
Visitas:
488
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.