Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es - Motor escriba una noticia?

Volkswagen Jetta, sorprendente

12/02/2011 18:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

MARIO HOMMEN

  • Miradas atónitas y bocas abiertas son algunas de las reacciones habituales en el día a día de aquellos que se dedican a probar automóviles.
  • Sobre todo con los juguetes diseñados para los bolsillos más abultados.
  • Sin embargo, el anuncio de que teníamos la posibilidad de probar el nuevo VW Jetta durante su presentación desató una reacción de sorpresa similar.

Volkswagen Jetta

Al contrario que su hermano compacto, el Golf, en este país el VW Jetta siempre ha llevado una existencia a la sombra del resto de los modelos, tanto de la casa como de la competencia. Al mismo tiempo, el Golf de trasera escalonada comercializado con el nombre de Vento o Bora tuvo tan poco éxito como la quinta generación presentada en 2004 como VW Jetta. Y mientras en Alemania este modelo más bien conservador de la casa VW no logró nunca salir de su nicho, en el resto del mundo emprendió una carrera vertiginosa con casi diez millones de unidades vendidas.

En este sentido, creemos que la sexta generación que se presenta ahora podría perpetuar sin problemas los éxitos alcanzados en sus mercados tradicionales. Sin embargo, lo que nos parece realmente interesante es ver si esta reedición conseguirá mejorar la imagen que se tiene del Jetta en Alemania y, al mismo tiempo, mejorar sus cifras de ventas. En este sentido, el nuevo Jetta podría vivir una época de esplendor como Golf de lujo o alternativa al Passat, con una carrocería elegante y mucho espacio en la parte posterior.

Elegante e imponente

Aunque para los compradores alemanes las versiones de trasera escalonada del segmento de los compactos continúan siendo vehículos de tintes burgueses y con un aspecto bastante anticuado, esta vez VW y el renombrado diseñador Walter de Silva han logrado interpretar su diseño de forma especialmente llamativa. Sí, el nuevo Jetta es un coche que bien merece un segundo vistazo. Con unas líneas afiladas y precisas y unas proporciones deportivas, el Jetta tiene un aspecto comparable al de un Audi A4. Por suerte, la época en la que parecía más que una copia del Golf con un maletero independiente adosado ha quedado atrás definitivamente.

El Jetta actual se muestra, sobre todo, más imponente. Aunque técnicamente se trate de un descendiente de la clase compacta, con sus 4, 64 metros de longitud se sale un poco de este segmento. Su batalla de 2, 65 metros también es bastante amplia. El resultado de este aumento de dimensiones se traduce en un interior muy espacioso. Y no sólo delante, sino que en la parte trasera también se viaja de forma muy cómoda y con suficiente espacio a la altura de las piernas. Y además cuenta con un maletero independiente cuya capacidad es de 510 litros y que, gracias al banco trasero plegable, se puede ampliar aún más. Por este motivo, el Jetta es perfectamente apto para el transporte de bicicletas o de las últimas adquisiciones en Ikea.

Casi como en el Golf

Además, el interior transmite esa excelente sensación de calidad que ofrecen todos los modelos de la casa VW por encima del Fox desde hace muchos años. El Jetta se fabricará en Méjico y la versión destinada al mercado norteamericano tendrá un diseño más sencillo. Sin embargo, en la versión desarrollada para el viejo continente la casa se ha encargado de plasmar la ya conocida calidad VW que se traducirá en forma de superficies bien acabadas y diversas bandas decorativas cromadas. Sin embargo, el botón de arranque del motor situado en la consola central tiene un aspecto demasiado corriente y la ahora innecesaria ranura del contacto situada en la columna de dirección se ha tapado con una simple pantalla de plástico.

Por lo demás, el Jetta se muestra como el Golf. En consecuencia, la mayor parte de los atractivos y en ocasiones algo costosos extras tanto del Golf como los demás modelos de la casa también estarán disponibles para el Jetta. Gracias al climatizador bi-zona Climatronic, al sistema de radionavegación, al cambio automático DSG y al equipamiento en piel, este modelo mitad alemán y mitad mejicano se convierte en un planeador cómodo y acogedor para largas distancias.

Para rodar con toda tranquilidad

Esto es precisamente lo que nos permite la excelente configuración de su chasis. Los asientos abrazan a los ocupantes en su punto justo y la dirección se muestra algo más pastosa que precisa. En lugar de la suspensión habitual de los modelos de VW, el bastidor del Jetta se muestra algo torpe y, en ocasiones, las irregularidades más evidentes provocan una ligera vibración del conjunto. Sin embargo, el chasis logra convencer con su configuración agradable e imperturbable.

Esta regulación sólida resulta ideal para un uso diario tranquilo y sosegado en autopista, aunque el Jetta también dispone de reservas suficientes para los trayectos más rápidos. No obstante, su dirección lenta y el enorme radio de giro del Jetta imposibilitan los virajes rápidos como en el Golf GTI. Además, el chasis DCC con su configuración deportiva seleccionable con tan sólo pulsar un botón no está disponible para el Jetta.

Amplia gama de motorizaciones

En el apartado de las motorizaciones, el Jetta dispone de un amplio abanico de motores diésel y gasolina. Junto con las mecánicas 1.2 TSI, 1.6 TDI de 105 CV y 2.0 TDI de 140 cv que estarán disponibles en el momento de su lanzamiento al mercado, es probable que más adelante el cliente pueda elegir un 1.4 TSI de 122 CV o 160 CV, e incluso un 2.0 TSI de 200 CV. No será hasta 2012 cuando VW ponga en marcha la comercialización de un propulsor híbrido, primero en los EE.UU. y después en Europa. Este nuevo motor no sólo ayudará a ahorrar combustible en ciudad, sino que además permitirá una conducción totalmente eléctrica durante unos pocos kilómetros.

Sin embargo, la versión más eficiente y atractiva para las rápidas autopistas de Alemania es la variante diésel 1.6 TDI Bluemotion Technology que tuvimos el placer de conducir en combinación con un cambio DSG de siete velocidades. El ruido de este motor diésel se mantiene la mayor parte del tiempo a un nivel agradable, puesto que entre las 1.500 y las 2.500 vueltas ya nos entrega un par motor de 250 newtons/metro y el cambio automático DSG de siete velocidades ofrece casi siempre, y de forma espontánea, la relación adecuada. En consecuencia, la mayor parte del tiempo el cuatro cilindros trabaja de forma relajada y su acústica se mantiene dentro de unos límites aceptables. No obstante, más allá de las 3.000 vueltas el motor se vuelve algo molesto.

Más económico y rápido

Sus 105 CV resultan suficientes para impulsar 1, 4 toneladas de peso de 0 a 100 km/h en 11, 7 segundos, así como para alcanzar una velocidad máxima de 190 km/h. En este sentido, y según datos oficiales, el consumo medio es de 4, 3 litros de combustible diésel a los 100 km. Probablemente, para la mayoría el día a día arrojará un consumo uno o dos litros superior, aunque todavía resultaría aceptable. Sin embargo, esta mecánica es 4.750 euros más cara que la motorización básica 1.2 TSI, que también viene equipada con un cambio de seis velocidades y 105 CV de potencia.

Además de un precio de acceso más económico, el pequeño motor de gasolina turboalimentado tiene a su favor una marcha suave y mejores cifras de rendimiento. Su par motor de 175 newtons/metro está disponible a lo largo de un amplio régimen de revoluciones que se sitúa entre las 1.500 y las 4.000 vueltas. En conjunto, el modelo de gasolina básico es 100 kg más ligero, lo que le permite alcanzar los 100 km/h en 10, 9 segundos. Según VW, su velocidad máxima es la misma que la variante 1.6 TDI, es decir, 190 km/h. Si se le exige demasiada potencia a este cuatro cilindros, entonces su acústica se vuelve algo áspera y ronca. Según datos oficiales, el consumo de combustible del modelo de gasolina asciende a 5, 7 litros, mientras que en la versión Bluemotion Technology –400 euros más cara– éste se cifra en 5, 3 litros.

No es ninguna ganga

El modelo de acceso, es decir, el Jetta con motor 1.2 TSI y línea de acabado Advance, tiene un precio de 21.180 euros. Junto con un amplio equipamiento de seguridad este modelo también incluye espejos exteriores eléctricos, elevalunas eléctrico, cierre centralizado con mando a distancia, así como una instalación de aire acondicionado.

De esta forma, el Jetta ocupa el lugar más alto en la lista de precios de las berlinas de trasera escalonada del segmento C. Cabe mencionar que sus referentes tecnológicos, el VW Golf y el Skoda Octavia, ambos con motor 1.2 TSI y un equipamiento casi igual, están disponibles por unos 2.000 y 3.000 euros menos respectivamente. Además, también debemos tener en cuenta la amplia oferta de modelos de la competencia (tanto de Extremo Oriente como de Occidente) que también resultan más económicos que el Jetta.

Conclusión

Mucho espacio en la parte trasera y en el maletero, así como una carrocería con buena presencia. Estos son los principales argumentos a favor del Jetta. Además, esta berlina ofrece en gran medida el elevado nivel de calidad y las buenas prestaciones que ya conocemos del Golf.

Sin embargo, en comparación con éste el Jetta es un derivado caro del Golf. Dudamos que los clientes alemanes estén dispuestos a pagar un sobreprecio exagerado por un poco más de libertad para las piernas y una carrocería tipo berlina. En este sentido, creemos que en el futuro este modelo de clase media seguirá causando cierta sorpresa entre los conductores alemanes.

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es - Motor (297 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
6652
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.