Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ruendi escriba una noticia?

Vivir viviendo, oyendo y viendo...reflexiones

28/05/2011 04:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Vivir es convivir en un país de violencia y anarquia. Valoremos a nuestra familia y mantengamonos unidos con nuestros valores

VIVIR VIVIENDO, VIENDO Y OYENDO……..REFLEXIONES

Estas palabras tan frecuentes de vivir, viviendo en el lenguaje de algunos personeros del ejecutivo y que le podemos agregar viendo y oyendo, la podemos repetir en muchas ocasiones de lo cotidiano y del que hacer diario en Venezuela, por ejemplo:

Vivir, viviendo con la esperanza de un cambio en las políticas de vivienda y construcción y no de invasiones y expropiaciones o seguir viendo y oyendo las quejas de los constructores, expropiados o de los mismos invasores o de los obreros de las empresas expropiadas quejándose de que todo está peor en muchas de las ya nacionalizadas, con pocas excepciones de mejoría relativa en su producción.

Seguir viviendo y viendo la especulación, el robo, el engaño en muchos comercios y de diferentes ramos, incluso en profesionales, técnicos de diversas áreas. Vivir oyendo promesas y mentiras para calmar o enamorar a la gente y sobre todo en períodos de elecciones futuras.

Nunca las balas de los violentos o las manos destructoras de los malvados y fanáticos, lograrán terminar con la fe de un pueblo

Viendo y oyendo a diputados y suplentes que quieren ahora ser gobernadores y alcaldes, sin haber hecho nada hasta ahora, solo enfrentarse unos con otros sin ningún beneficio para el pueblo que los eligió. Sigo vivo para estar con mi familia, ayudarlos y apoyarlos en lo que pueda, pero viviendo esta realidad en las calles, en el mercado, en el transporte, en los colegios, en la universidad, en los hospitales, en el comercio, en las oficinas de instituciones públicas, en el cine, en los viajes, y en muchas otros lugares.

Vivir y ver lo que sucede con los pensionados, jubilados en las colas de los bancos y su lucha para conseguir la cesta ticket, al igual que seguir viendo y oyendo la queja de los sectores como la salud, educación, vivienda, entre otros. Vivir y seguir viviendo con las lluvias que vienen y esperar que no hagan tanto daño. Seguir viendo la falta de políticas preventivas en muchos aspectos de la seguridad de la nación y del estado.

Vivir y ver los abrazos de presidentes que se insultan y se aceptan por los intereses personales y políticos. Seguir viendo divisiones de parejas, familias, grupos, y la sociedad por culpa de ideologías retrógradas y divisionistas de este siglo XXI. Vivir y seguir viviendo con la ausencia de seres queridos que se han ido en busca de mejores horizontes o por falta de trabajo en Venezuela, por que los han rechazados por no estar de acuerdo con la forma de pensar o la ideología de los jefes de una empresa del gobierno. Seguir viviendo y pensando en el futuro de los muchachos del preescolar, colegio, liceo, universidad, en su formación, orientación y metas. Vivir, viviendo esta realidad que no es eterna; como nada en la vida y que solo la muerte es segura como la vida eterna, me hace reflexionar hacia lo positivo, hacia la fe, esperanza en un camino de trabajo, esfuerzo, unión, con enseñanza de valores a nuestros hijos y semejantes, para evitar más divisiones en la sociedad. Seguiremos viendo la violencia en las calles, las huelgas de hambre, la injusticia e impunidad; vivir y ver el vandalismo en las ciudades, donde se destruyen monumentos, inclusos religiosos o se dañan como es el caso reciente de las esculturas de la Divina Pastora en Barquisimeto y en donde la virgen tiene un impacto de bala en su rostro y las ovejitas sin cabeza, lo que me hace afirmar que son sujetos malvados y armados que rondan nuestras calles y que solo Dios los sabrá perdonar; esperemos no vivir la violencia en nuestras familias, ni la injusticia, ni perder nuestro valores como personas y ciudadanos; y menos nuestros derechos como la vida, salud, trabajo entre otros. Por último, vivir viviendo con lo que tenemos y nos ha dado Dios porque el te lo da y el te lo puede quitar; pero si debemos luchar por lo que hemos conseguido con esfuerzo, trabajo, dedicación y sobre todo con amor; y esto incluye a nuestras familia y lo que tenemos para vivir y convivir. Hay que seguir vivos, viviendo, viendo, oyendo, trabajando, proponiendo, votando, comiendo, amando, orando en Venezuela. La virgen nunca muere, sigue viva en muchos creyentes, a pesar de la herida penetrante en la cara que le produjeron y a su hijo sin cabeza. Tu madre sabes también perdonarlos, cuida a toda Venezuela en especial a Lara de inundaciones, sismos, desastres y de los violentos.

Miremos hacia el futuro imaginario y posiblemente oiremos cantos de paz, tranquilidad, pues despues de una tormenta, viene la calma

Rubén Lopera


Sobre esta noticia

Autor:
Ruendi (28 noticias)
Visitas:
1702
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.