Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Seduccionysuperacion escriba una noticia?

¿Vivimos la vida que realmente queremos vivir?

28/03/2011 11:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Anoche no salí, estuvo lloviendo a mares y preferí quedarme en casa a descansar de toda la semana que he tenido de promo del libro, que ha sido dura, pero muy enriquecedora para mi que con tan solo 26 años me he recorrido casi todas las radios españolas.

Recordé que durante la preparatoria para la selectividad, uno profesor que teníamos de filosofía, bastante bueno por cierto, una tarde saco un debate sobre el ser humano, la conciencia que tenemos sobre nosotros mismos, y no recuerdo exactamente como fue, pero nos planteo una pregunta, y era si sabríamos diferenciar a un robot de un ser humano, ¿que era lo que les diferenciaba? Él nos decía que las comparaciones del físico no valían, que en un futuro se podían hacer robots idénticos al ser humano, pero que habia algo que los diferenciaba.

Pasamos un buen rato intentando dar con la clave que nadie era capaz, y al final se termino la clase y no nos dijo cual era la respuesta a la pregunta, pero que en la película El Hombre Bicentenario, daban la respuesta. Como la tengo en DVD me dio por verla, porque la verdad es que hasta el momento nunca la había visto. Para el que no lo haya hecho, el argumento trata de un robot domestico que desarrolla su propia inteligencia, y va aprendiendo con el paso del tiempo, y su obsesión es la de convertirse en un ser humano.

Y lo cierto es que al ver la película, encontré la clave, y también me di cuenta que en una película similar, Inteligencia Artificial, también se plantea un tema similar. En la película de El Hombre Bicentenario, el protagonista pide ser declarado un ser humano, pero lo rechazan porque a pesar de ser idéntico a un humano, es inmortal como los robots, y decide modificar su mecanismo para poder morir como un ser humano, momento en el que ya le consideran un humano. Algo similar sucede en Inteligencia Artificial, cuando el protagonista queda atrapado durante miles de años, se le concede el deseo de pasar un día con su ‘ madre’ humana, fallecida mucho tiempo atrás, y termina su vida con ella.

Responder a esa pregunta me hizo darle vueltas al tema de la vida. ¿Vivimos realmente la vida que queremos vivir? ¿Podemos cambiar nuestra vida y aprovechar al máximo los años que nos queden? Sí, es posible. Hay millones de personas en el mundo que dedican su momento dulce de la vida, su juventud, a trabajar, a ahorrar, trabajando en puestos de trabajo que no han elegido, viviendo una vida que no les hace feliz y fantaseando con la vida que les gustaría vivir, sin saber que solo tienen que hacer algo para que se cumpla. Y luego, cuando son demasiados mayores y ya es demasiado tarde para cambiar las cosas, miran atrás y ven todo lo el tiempo que han perdido, todos los momentos desaprovechados, todas las cosas que podían haber hecho, pero ya es tarde, porque la muerte, el momento de irse y decir adiós, esta a la vuelta de la esquina, y eso no se puede cambiar.

Lo que si se puede cambiar es el aquí y el ahora, uno puede arriesgarse, jugársela y lanzarse a la piscina porque realmente no tienes nada que perder y mucho que ganar. El momento de finalizar nuestra vida llegará, cuando tenga que llegar, pero lo importante no es cuando llegue, sino cerrar los ojos por ultima vez con una sonrisa en la boca sabiendo que hicimos todo lo que queríamos hacer y vivimos todo lo que no hubiésemos vivido sin haber dado el paso para cambiar nuestras vidas.

Yo hace 4 años era uno mas entre tantos, con una vida rutinaria, aburrida, sin chispa, que no se iba a diferenciar en nada o poco que la del resto de millones de personas que iban a vivir lo mismo. Pero por suerte para unos o por desgracia para otros, decidí jugármela, decidí soltarme de la mano de la seguridad que me ofrecía la rutina y lanzarme a una piscina sin saber si estaría llena o vacía, y la recompensa es ser feliz con la vida que estoy viviendo, con un libro publicado cuando pensaba que sería imposible para mi, participando en medios, siendo de ayuda para muchas personas…

Quizás si no hubiese cambiado, ahora estaría trabajando en algún colegio dando clases a chavales de primaria, puede que con una novia que no me hiciese feliz pero al menos no estaría solo, y sin ningún plan de futuro que se saliese de lo normal. Eso es lo que he perdido, y no me importa, porque aunque la sociedad, la familia o quien sea nos obligue a vivir una vida ‘ normal’ , todo ser humano siente en su interior una necisidad de romper las normas, de hacer algo diferente, de dejar una recuerdo para cuando ya no este, y eso es lo que yo voy hacer, voy a hacer cosas que pense imposibles, y voy a divertirme durante el proceso, para que cuando llegue mi momento, pueda cerrar los ojos con una sonrisa en los labios, feliz de haber hecho todo lo que estuvo en mi mano, tú también puedes hacerlo, un abrazo.

David del Bass


Sobre esta noticia

Autor:
Seduccionysuperacion (789 noticias)
Fuente:
seduccionysuperacion.com
Visitas:
6029
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.