Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blogmodabebe escriba una noticia?

Así viví la pasarela Petit Style Walking

14/04/2014 15:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El trabajo de una blogger aunque os penséis que tiene mucho glamour es muy duro. En serio. Mirad, el sábado se celebraba una nueva edición de la pasarela estrella de la ciudad de Barcelona: la Petit Style Walking, obra de los creadores de la revista con el mismo nombre en la que ya sabéis escribo mis artículos periodísticos. A las 17 h. ya me puse rumbo a la misma para descubrir las propuestas para esta temporada de marcas como: Andrea Morelli, Billieblush, Bóboli, Como Mami, Cóndor, Cybex, Erreqerre, Little Star by Mar Casanovas, Name it, Nice Things, Sticky Fudge y Sueños de Carlota. Algunas ya las conocía porque he estado en sus showrooms o en las ferias de moda infantil, pero debo confesar que es mucho más bonito verlas en la puesta en escena de una pasarela, vestidas por los niños, en vivo y en directo.

Al llegar, teníamos un networking con marcas ¿Y eso qué es? Pues una merienda para que nos pongamos cara bloggers y marcas. Directamente me salté la mitad ¿Sabéis porque? Porque me quedo abducida en la cháchara (los y las que me conocéis ya sabéis que a mi casi no me gusta hablar...) y luego me pierdo todo lo demás. ¿Y que era lo que no quería perderme?

Pues la decoración del evento, realizada esta vez por Arantxa Garriga de Somriuresdepaper (monísimo todo), los talleres de pulseritas de los amigos de Elastiplay en colaboración con Salirenfamilia o incluso el taller de spa y belleza para niñas que habían montado los emprendedores de Chic4u. Porque la Petit Style Walking es mucho, mucho más, que moda infantil y complementos. Hay espacio para todo tipo de marcas e ideas que en los jardines del Palau Robert entretienen al público adulto e infantil hasta el inicio del desfile.

Os decía que es dura la vida de una blogger. Pensad que ir a un evento así no es comer cupcakes y sentarse en el front row del desfile a aplaudir cuando pasan los niños. Nada de eso. Para mi es ir como una bala haciendo fotos con la cámara, con el móvil, vídeos con el Ipad... dando tarjetas, conociendo gente nueva, hablando con todo el mundo, compartiendo de vez en cuando una de esas fotos hecha con el móvil en Instagram (si la cobertura lo permite), cargándome de bolsas con catálogos (recuerdo que los bloggers no trabajamos catálogos), visitando el backstage para ver como se está preparando todo y tener fotografías más originales y exclusivas para todos vosotros y, finalmente, corre, corre, corre, que empieza el desfile ¿Y mi silla?

Pues ya no tengo silla. Estaba con mi nombre y alguien se sentó en ella por llegar la última. Pero me da igual, intento buscar soluciones. Y la mejor solución pasa por encontrar el mejor ángulo para las fotos. Amablemente pido una silla (esta vez le tocó cedérmela al magnífico equipo de la marca Cóndor). Pero cuando empieza el desfile ¿Qué pasa? Que tengo un foco de luz que se enciende y apunta a mi objetivo (yo ya había medido la luz) y encima el recorrido de los peques en la pasarela no se para frente a mi sino que pasa de largo y a una velocidad de vértigo. Así que otra vez a correr y a buscar otro lugar. Esta vez tirada en el suelo junto al resto de fotógrafos.

Teniendo en cuenta que el suelo es de gravilla y yo me he puesto monísima con mis medias negras y tacones, pues la verdad, más de una hora de desfile no se me hace cómodo. Al finalizar el mismo, y habiendo tomado todas las fotos que os he compartido ya en Facebook, respiro tranquila, me voy a despedir de los organizadores y a recoger mis bolsas a ver qué me han dejado las marcas (no os niego que esto lo hago con mucha ilusión y me quedo muy decepcionada cuando solo hay flyers corporativos). ¿Que esperaba? Pues que si voy a hablar de ti, si voy a hacerte buenas fotos, si voy a publicitarte en mis redes sociales for free (porque a mi ni me paga la organización) por lo menos tengas un pequeño detalle conmigo ¿No? Desde aquí doy las gracias a las que sí lo tuvieron y por elegancia no cito a las que no, aunque ellas ya lo saben.

Bueno, cuando me di cuenta ya era de noche, se había marchado casi todo el mundo y yo seguía dando besos. Antes de eso conocí a Nerea Royo, finalista de La Voz Kids (arriba en las fotos) ¡Como canta esta chiquilla! El trabajo amigos, no se acabó aquí. Cuando llegas a casa tienes dos niños pequeños que te esperan: gugu tata. Solo quieren estar con sus mamá y a todas horas, hasta las de dormir. Tienes que editar más de 1.000 fotos del desfile, seleccionarlas, retocarlas y, finalmente publicarlas, que es lo que estoy haciendo esta mañana. Así que si os gusta mi post y selección de fotos os agradecería un comentario (también a las marcas), no pido más. Con eso ya pagaréis mi esfuerzo.

image

Al realizar la selección de fotos (que insisto podéis ver todas en Facebook e Instagram) me he basado en lo que a mi más me gustó del evento. Os lo voy a ir describiendo paso a paso en forma de crónica.

Más sobre

La primera en abrir el desfile (como este post) fue Mar Casanovas con su marca Little Star. La diseñadora fue de las más generosas en la Petit Style Walking y presentó dos colecciones, bueno casi tres. La primera de ceremonia (la veis en las fotos de abajo), la segunda de comunión (a la que dedicaré un post aparte) y la tercera, una preciosa camiseta igual para niñas y mamás. Arriba os dejo una foto pero me guardo ya la idea para el especial del Día de la Madre que os estoy preparando.

Tras Little Star by Mar Casanovas desfiló Name it, con una colección viva, radiante y desenfadada como la marca. Me gustó mucho sus tonos empolvados.

Abajo veis la marca de niñas Billiblush que salió a la pasarela con un look años 50, combinando sus modelos con un aire un poco retro en los complementos. Como veis es el rosa, naranja y amarillo ácido destacan en versión pura.

El turno fue entonces para Bóboli y sus modelos pescadores. El color no es tan estridente como en otras temporadas, me parece más combinable y llevadero.

Abajo tenéis una amplia selección de calzado infantil de Andrea Morelli en un desfile muy divertido en el que los modelos iban vestidos con globos. La firma ha abierto una tienda nueva en Barcelona (en la calle Rosellón).

Comomami es una firma que busca vestir igual a padres e hijos. Aunque el concepto me encanta debo decir que esa colección no me gustó.

Si me sorprendió gratamente la marca Sueños de Carlota, con unos preciosos vestidos de ceremonia y un abrigo, para mi gusto, el más bonito que he visto recientemente. También desfiló con su colección de pijamas.

Si de todas tuviera que escoger una sería Nice Things. Me encantaron sus propuestas para mamá e hija. Los colores, los estampados, los acabados en flúor. Un 10.

La única firma con baño infantil que desfiló en la Petit Style Walking fue Erreqerre. Abajo veis algunas de sus propuestas.

Sticky Fudge es una marca sudafricana muy casual, desenfadada y combinable para bebés y niños. A tener muy en cuenta.

Cybex desplegó todas sus sillas en familia. Lució bebés (el modelo más joven de la pasarela lo veis abajo) y colorido para sus Callisto, Onyx y Topaz.

Con zapatos de Za-patitos desfilaron las modelos de comunión de Little Star by Mar Casanovas. Los allí presentes coincidimos en que son vestidos muy bonitos, de diseño moderno pero con un toque clásico atemporal. El romanticismo de Mar Casanovas cerró esta edición primavera verano 2014 del desfile.


Sobre esta noticia

Autor:
Blogmodabebe (768 noticias)
Fuente:
blogmodabebe.com
Visitas:
3089
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.