Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Violenciaemocional escriba una noticia?

Violencia doméstica. Cambio de roles; mujer agresora

09/01/2011 23:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La violencia emocional o psicológica en aumento en la familia y en la sociedad, como sabemos y no podemos negar, no escapa a las mujeres, donde en algunos casos son protagonistas.

He leído comentarios en algunos lugares donde piden que tambien se hable sobre este tema, y lamentablemente, tambien tenemos que admitir que existen mujeres violentas, y esa violencia volcada hacia la pareja, pero no se puede negar que muchas la ejercen en sus inocentes hijos, y esto es terrible. En este último caso urge la terapia psicológica, la ayuda profesional para la madre y también para reestablecer los valores del niño maltratado.

Para no irnos del tema, te voy a dar datos sobre la violencia de la mujer, cambio de roles… . empecemos:

La violencia en el hogar es reflejo de una situación de abuso de poder en que la persona más fuerte y con más recursos. Habitualmente el hombre trata de controlar a su pareja, a la que percibe como vulnerable e indefensa, y desahoga en ella sus frustraciones.

Sin embargo, no es insólito que haya un cambio de roles respecto al esquema habitual de la violencia de pareja y se den casos de mujeres agresoras y de hombres víctimas. Hoy en día pueden verse mujeres jóvenes que se están comportando de modo agresivo. De esa violencia son víctimas novios y maridos, pero también hermanas y madres.

Este tipo de violencia es, sin embargo, mucho menos frecuente que la masculina. Las características más significativas de la violencia femenina en el hogar son las siguientes:

a) Generalmente es una violencia más psicológica que física. Es caracterizada por la presencia de humillaciones (abusos económicos, indiferencia afectiva, aislamiento al hombre en la familia, etcétera) y de desvalorizaciones generalizadas.

B) Es más frecuente cuando hay desigualdad en la relación de pareja. En concreto, constituyen un factor de riesgo las situaciones en las que el rol laboral o social del hombre es inferior al de la mujer, o en las que la mujer es mucho más joven que el hombre y plantea niveles altos de exigencia.

C) No es muy común que haya violencia física pero al desartarse es en forma muy intensa. Cuando la violencia surge como maltrato físico, aparece frecuentemente como respuesta a los malos tratos repetidos, en casos extremos de defensa propia o ante situaciones de miedo insuperable, en las que irrumpe la violencia de forma explosiva como consecuencia de una ira reprimida durante mucho tiempo.

A veces la resolución de algunos divorcios puede ser una forma de violencia psicológica para los hombres, sobre todo cuando se le dificulta mantener los vínculos afectivos con los hijos. En estos casos, y siempre que el hombre perciba como prioritario el lazo de padre ( lo que no siempre ocurre), el hombre puede sentirse objeto exclusivamente de obligaciones económicas, sin los vínculos de unión con sus hijos.

Y por otra parte, en casos muy extremos, son poco frecuentes los homicidios conyugales protagonizados por mujeres. En estos casos el móvil más habitual suele ser frecuentemente una sensación incontenible de desesperación y de desamparo resultado generalmente de malos tratos reiterados y de una agresividad contenida.

Tú, si estás involucrada o viviendo la violencia emocional, psicológica, verbal, o inclusive física, estás necesitando urgentemente salir de este camino. Encuentra la paz y el equilibrio en tu vida, recupera tu autoestima lastimada tambien por el maltrato a ti misma. Considera estos puntos:

  1. Sal del automaltrato. Debemos resolver la violencia que los demás ejercen sobre nosotros, pero tambien es necesario resolver la violencia que nos pertenece, esa violencia interna que nosotras tambien ejercemos con nosotras mismas y para con los demás. Solo Tú sabes el secreto de tus pensamientos y emociones, entonces enfrenta el cambio, aunque sea cansador a veces, sé perseverante y expresa tu enojo de manera inteligente.
  2. Vuelca tus enojos en la solución de los problemas. Debes pensar y hablar de manera positiva de ti misma y de las situaciones, debes motivarte positivamente y hablarte en positivo. Ve esos rechazos, esas conductas agresivas contra tí como vias de soluciones, aperturas de pensamientos, creatividad para resolver ese problema, ve el lado positivo.

‘ El enojo enfocado a la gente es tensión.., pero el enojo enfocado en la solución es expansión’ Bernardo Stamateas.

Adelante! Tú puedes cambiar!! Puedes liberarte de la violencia en todas sus formas.


Sobre esta noticia

Autor:
Violenciaemocional (86 noticias)
Fuente:
libresdeviolencia.wordpress.com
Visitas:
11080
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.