Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Charlypol escriba una noticia?

Violencia de género

23/12/2010 21:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Testimonio personal, Cuando la vida nos hace transitar por senderos dolorosos

Hoy día se habla mucho de la violencia de género, se ve en los medios de comunicación, se escucha y se lee.

Cuando yo era niño no tenía televición, ni leía el diario, la violencia de género la veía en el barrio, por la calle y hasta en mi propia casa.

Nunca pude comprender siendo un niño porque un hombre le pegaba a su mujer, veía cómo un vecino castigaba a su esposa en la calle con una vara pegándole en las piernas e insultándola.

La luna, en las noches claras, me trae aquellos recuerdos desde muy niño huyendo con mi madre a horas de la madrugada por las palizas que mi padre le propinaba.

Todo fue violencia, todo fue huir, todo fue insulto, todo fue desprecio, todo fue alcohol, todo fue locura.

Fue gritos, fue peleas y así fue subiendo de tono hasta que un día me fui de mi hogar.

Crecí rebelde, no me parecía tan de terror los militares cuando en mi juventud me alisté en un grupo de marxista (Que luego me habrí)

<a href=

<a href=

, era bien macho y no dudaría en sostener un arma en la mano si así la situación lo requería, pero no podía entender la violencia de género.

No podía entender a un hombre golpeando a aquella mujer que un día había amado, no podía entender a un sujeto maltratando a la madre de sus hijos y delante de sus propios hijos. Eso no lo podía comprender.

Mi mujer fue lo mejor que me pasó, yo estaba sediento por dar amor y sabía que a ella la cuidaría, la trataría como a una bella flor, frágil y delicada.

Luego vinieron los hijos, vinieron los problemas, las necesidades y muchas cosas más, pero sabía que debía enfrentarlo todo, eran mis pichones, sentía que los amaba, que ellos me necesitaban, eran como pollitos necesitados de su papá y de su mamá, así que decidí sacrificarme, luchar y llevar la carga hasta que ellos crecieran.

Jamás podría utilizar la violencia con que me trató la vida para maltratar a mi mujer, la cual hoy con sus 55 años, la considero tierna y delicada como una flor la cual un día prometí cuidar.

Sentía que el hombre que usaba su fuerza para lastimar a su propia esposa, era el peor de los cobardes, aún hoy día lo sigo sosteniendo, no hay nada que justifique un golpe, cada sopapo, cada cachetada, o cada trompada a la mujer amada, aunque ya se haya terminado el amor, es como masacrar a los propios hijos .

Nunca pude comprender el porqué de la violencia de género, hoy puedo responder a ese muchacho de dieciocho años, que era yo mismo, que así como él no lo comprendía en su adolescencia, yo hoy en la madurez, habiendo criado a mis hijos y cuidado a mi esposa y en otra situación de la vida, le puedo responder; que yo tampoco lo puedo comprender.

Carlos Polleé


Sobre esta noticia

Autor:
Charlypol (628 noticias)
Visitas:
5804
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.