Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Alfonso Pérez Duval escriba una noticia?

Viejos timos

29/04/2010 18:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La mayor parte de las veces nos timan por querer ser unos estafadores, otras por ambiciosos y siempre por tontos

Japerezduval@gmail.com

http://www.diarioonline.tk/

Sin duda los viejos timos son los mejores ya que han sido probados numerosas veces y la gente sigue cayendo en ellos.

Siguen picando debido a que la naturaleza del hombre no cambia.

La ambición y el deseo de conseguir una fortuna sin trabajar por ella, es la causa principal de que muchos caigan en los timos más absurdos.

¿Quién no ha oído hablar del tocomocho?

Es una estafa tradicional, en la cual la víctima es abordada por un estafador que afirma tener un boleto de lotería premiado, y que por alguna razón él no puede cobrar.

El estafador ofrece a la víctima venderle el boleto por bastante menos dinero del que corresponde al premio.

En ese momento entra en escena un segundo estafador, que por algún método (un periódico, por ejemplo) confirma la veracidad del premio del boleto.

Cuando la víctima, tras haber pagado el boleto, intenta cobrarlo, se encuentra con que éste es falso.

El timo es viejísimo, pero la gente sigue cayendo en el, ahora con la variante de que es un inmigrante sin papeles quien ofrece el billete de lotería.

El trile es un timo asociado al juego, con dos modalidades, la primera se juega con tres cartas, y la segunda con tres cubiletes y una bolita.

En ambos casos, el objetivo del juego es que la víctima o jugador adivine dónde está una carta predeterminada, o debajo de qué cubilete se encuentra la bolita, que son manejadas por el estafador (también conocido como trilero).

No se puede ganar, pero en muchos lugares los trileros campan libremente y siempre pica alguien.

El timo nigeriano se lleva a cabo principalmente por correo electrónico consiste en ilusionar a la víctima con una gran fortuna, que en realidad es inexistente, con objeto de persuadirla para que pague una suma de dinero por adelantado como condición para acceder a la supuesta fortuna.

Es una aplicación de las nuevas tecnologías a un timo tan viejo como el de las herencias de los parientes ricos de América.

Ahora Sanidad advierte contra las pulseras holográficas, convertidas en un fenómeno social, la comunidad científica las considera un fraude.

Se trata de una ligera pulsera de silicona que en su tripa guarda un trozo de plástico plateado del tamaño de una lentilla y con la misma textura que el distintivo de las tarjetas de crédito.

Según sus vendedores en él ha sido almacenada una frecuencia procedente de materiales naturales conocidos por sus efectos beneficiosos para nuestro cuerpo.

La mayoría de los médicos las consideran un engaño.

La Asociación de Consumidores Facua las ha denunciado ante las autoridades sanitarias.

El Instituto Nacional de Consumo (dependiente del ministerio de Sanidad) ha mandado una directiva a las Comunidades (que son quienes tienen competencia para prohibir o no su venta) alertando de que incurren en publicidad engañosa.

La llevan gente tan diversa como el lehendakari Patxi López, Ignacio González (vicepresidente de la Comunidad de Madrid), la Infanta Elena, Cristiano Ronaldo o Belén Esteban.

Se dice que algunos las han recibido como regalo y otros cobren por llevarlas.

Esta vez se nos promete equilibrio, fuerza y flexibilidad.

Fabricar una de estas pulseras no cuesta más de 1 euro.

Las más baratas cuestan 15 euros, las más caras 70 euros.

Un margen de beneficios tan elevado permite establecer una red de ventas amplísima.

La propaganda ha sido muy inteligente.

La credulidad mediática también ha influido mucho en el éxito de ventas.

Timo, superstición, credulidad o moda.

Puede ser un poco de todo, este fenómeno me recuerda a las pulseras de metal que según decían sus vendedores curaban desde el reuma al colesterol.

Algunos las siguen llevando, la mayoría están olvidadas en cualquier cajón.

Que el dinero pase del bolsillo del tonto al bolsillo del listo, un timo consiste en eso.

Un viejo timo sin duda.

Esos son los mejores.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Alfonso Pérez Duval (204 noticias)
Visitas:
5342
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.