Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Montserrat Gutiérrez escriba una noticia?

Los videojuegos de acción entrenan la atención y la toma de decisiones rápidas

18/07/2012 22:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La capacidad del cerebro para aprender y adaptarse se puede estudiar a través de los videojuegos

Es lo que hace Daphne Bavelier, neurocientífica de la Universidad de Rochester (EE UU), cuyos trabajos prueban que los jugadores de videojuegos de acción perciben los detalles importantes más rápidamente y toman decisiones más precisas.

Estudiar el cerebro con videojuegos

Bavelier ha presentado los resultados de su estudio en el octavo congreso de la Federación Europea de Sociedades de Neurociencia donde ha afirmado que las personas que juegan con videojuegos refuerzan, sin saberlo, muchas de sus habilidades cognitivas, sensoriales y espaciales.

El videojuego, afirma la neurocientífica, es una herramienta. Cuando somos pequeños tenemos una gran capacidad de aprendizaje que vamos perdiendo a medida que nos hacemos mayores. Por ello, esta investigación quiere entender cómo potenciar con ellos la plasticidad cerebral, es decir, la capacidad de aprender y adaptarnos a los cambios en la edad adulta y hasta en la vejez.

Para esta investigadora hay muchas enfermedades neurológicas que están basadas en una pérdida de plasticidad cerebral, por ejemplo, el autismo, por lo que sería un gran avance entender cómo la falta de plasticidad puede causar una patología, y cómo modular a través del entrenamiento los mecanismos y las moléculas implicadas.

El videojuego como terapia

Los videojuegos, afirma Bavelier, se están empezando a utilizar en algunos hospitales para mejorar la recuperación del habla tras un infarto cerebral y también como herramienta para potenciar y amenizar el aprendizaje de los niños. Incluso, dice, hay una escuela en Nueva York en la que los alumnos aprenden matemáticas y física diseñando ellos mismos videojuegos.

Todavía no se sabe cómo los videojuegos de acción influyen en la plasticidad, por lo que este es uno de los principales objetivos de Bachelier y su equipo, conocer los mecanismos moleculares mediante los que los videojuegos mejoran la capacidad de aprender. De esta manera, afirma, se podrán diseñar juegos específicos en función de las necesidades de cada persona.

Las personas que juegan a videojuegos de acción aprenden hasta el doble de rápido a hacer algunas tareas

No obstante, aclara la investigadora, es más complicado que eso porque cada persona tiene un patrón de juego distinto. Cada uno juega a su manera por lo que un mismo juego puede no ser útil para dos individuos con la misma necesidad. Por ejemplo, este equipo ha visto que los niños con trastornos de déficit de atención no se benefician como el resto de los videojuegos de acción.

Algunos videojuegos de acción han generado mucha polémica por su agresividad, pero todavía, aclara la neurocientífica, no se sabe si el aumento de plasticidad cerebral es independiente de esta violencia. Es una pregunta muy importante que necesita una respuesta empírica. Sin embargo, subraya que la violencia, quizás, promueve cambios en la química neuronal que son necesarios para la plasticidad, aún no lo sabemos.

Cerebros preparados para los cambios frenéticos

Bavelier explica que nuestro cerebro funciona mediante ‘inferencia probabilística’, es decir, que recoge información del entorno, la ordena y continuamente calcula la probabilidad de que ocurran futuros eventos. Un ejemplo, dice, es la conducción, donde continuamente hemos de predecir la actitud de la persona de enfrente. Así, los jugadores de videojuegos de acción están acostumbrados a un mundo que cambia rápidamente, por lo que perciben antes los detalles importantes, filtran la información que no es relevante y toman decisiones más precisas.

Así, el mensaje que envía Bavelier a los padres preocupados porque sus hijos pierden mucho tiempo con los videojuegos es que no son tan malos como pueden parecer mejoran el aprendizaje y la atención de sus hijos, aunque, evidentemente, nada es bueno en exceso.

Los resultados de este estudio muestran que las personas que juegan a videojuegos de acción aprenden hasta el doble de rápido a hacer algunas tareas. Pero est mejora no se produce con otros videojuegos, como los de estrategia o los sociales.


Sobre esta noticia

Autor:
Montserrat Gutiérrez (343 noticias)
Visitas:
1544
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.