Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fjdec escriba una noticia?

Vidas ejemplares: Beato Ceferino Giménez, «El Pelé»

11
- +
06/05/2020 19:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Papa San Juan Pablo II beatificó en 1997 Ceferino Giménez Malla, alias «El Pelé», de Barbastro (Huesca, España) primer representante de la etnia gitana que sube a los altares

 

Introducción.

Barbastro es una ciudad española de la provincia de Huesca, la tercera ciudad más poblada y la séptima de Aragón. Es, además, la capital de la comarca del Somontano de Barbastro; su diócesis, erigida en el siglo XII, cuenta con catedral y seminario.(*1)

Se hizo dolorosamente famosa durante la Guerra Civil (1.936 -1.939) al ser la diócesis de ESPAÑA donde se produjo la mayor  persecución religiosa del país y donde murieron asesinados por la horda roja el 87% de sus sacerdotes, desde su obispo el hoy Beato Florentino Asensio  y más de 200 sacerdotes y seminaristas  de la diócesis junto con el protagonista de este artículo el también  Beato Giménez Malla, alias «El Pelé».

«El Pelé»

Ceferino Giménez Malla, alias «El Pelé» es, hasta hoy,   el único representante de la etnia gitana elevado a los altares; en efecto fué beatificado el  4 de mayo, de 1997 por el Papa San Juan Pablo II.

Ceferino Giménez Malla, conocido familiarmente como “el Pelé” nació en Fraga (Huesca), el 26 de agosto de 1861, fiesta de san Ceferino Papa, de quien tomó el nombre, y fue bautizado ese mismo día. Como su familia, Ceferino también fue un gitano que vivió siempre como tal, profesando la ley gitana tanto en su formación como en el desarrollo de su vida. Todavía joven se casó, al estilo gitano, con Teresa Giménez Castro, una gitana de Lérida y se establecieron en Barbastro. En 1912 regularizaron su unión celebrando el matrimonio según el rito católico.Ceferino era ya por aquellos años, “un mocetón robusto; hombre cabal y honrado y muy devoto de la Virgen y de la Eucaristía, generoso con los más necesitados y preocupado por la catequesis de los niños”, según dice su biógrafo A. Royo.

Al principio de la Guerra Civil española, en agosto de 1936, cuando un grupo de milicianos rojos  estaban golpeando a culatazos a un sacerdote, Ceferino que lo presenciaba, los reprendió por su conducta lo que provocó la ira de éstos pues además llevaba consigo un rosario; en consecuencia, lo apresaron y condenaron a muerte. 

En la Misa de la Beatificación, el Papa San Juan Pablo II dijo sobre el nuevo Beato: 

“La frecuente participación en la Santa Misa, la devoción a la Virgen María con el rezo del rosario, la pertenencia a diversas asociaciones católicas (por ej. la Tercera Orden de San Francisco) le ayudaron a amar a Dios y al prójimo con entereza. Así, aun a riesgo de la propia vida, no dudó en defender a un sacerdote que iba a ser arrestado, por lo que le llevaron a la cárcel, donde no abandonó nunca la oración, siendo después fusilado mientras estrechaba el rosario en sus manos……..”

Tratante de caballos y  artesano de cestería afirman los testigos de su proceso de Beatificación que siempre decía la verdad en los tratos sobre caballerías. En cierta ocasión habiendo vendido una caballería que tenía un defecto y al darse cuenta a la noche, a la mañana siguiente fue a visitar al comprador para aclararle su error. En la feria de Vendrell, en otra ocasión, compró unas mulas, sin saber que eran robadas; el dueño las reconoció, acusó a Ceferino, y los llevaron a la cárcel. Dº.Nicolás Santos de Otto (*2) le defendió, demostrando su inocencia y el juez lo dejó libre.

Su martirio si sitúa en el contexto de la persecución religiosa que sufrió la Iglesia española desde el año 1931 hasta el fin de la guerra el 1º abril 1939. Dicha persecución comenzó nada más proclamarse la Segunda República, con la quema de conventos y graves injurias a religiosos y sacerdotes. Después, el gobierno frente populista fue emanando leyes anticlericales cada vez más radicales, para crear un  clima contrario a la Iglesia que cristalizó en los asesinatos de sacerdotes y la despiadada persecución a partir del año 1936 con el triunfo del frente popular; miles de sacerdotes, religiosos y seglares católicos fueron víctimas de esta persecución.

En la diócesis de Barbastro la persecución fue especialmente encarnizada por influjo de los milicianos comunistas y anarquistas que venían de Cataluña.

Si el fin que perseguían era el de aniquilar al clero, en Barbastro casi lo consiguieron, pues fue asesinado el 88% del clero incluyendo su obispo y también un gran número de seglares por el simple hecho de pertenecer a organizaciones católicas o simplemente practicantes de la religión.

«El Pelé no es ni ladrón ni tramposo; ¡es San Ceferino, el patrón de los gitanos!».

La Iglesia celebra su fiesta el día 4 de mayo.

F.J. de C.

Madrid, 6 de mayo de 2.020

----

NOTAS.

*1.- La ciudad de Barbastro es también la cuna del fundador del Opus Dei, Josemaría Escrivá de Balaguer (1.902 - 1975), canonizado el 6/10/2002 por San Juan Pabl II con el nombre de  Sanjosemaría

*2.- Dº José Nicolás de Otto y Escudero  (Barbastro, 1886 - 1955).Catedrático de Derecho Canónico en las Universidades de Oviedo, Murcia, Valladolid y Zaragoza era amigo personal y abogado del beato Ceferino.

Se da la circunstancia de que Dº José Nicolás fué tío-abuelo del titular de este blog.  

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Fjdec (508 noticias)
Visitas:
945
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.