Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alfapc escriba una noticia?

La vida viaja en cometa

19/08/2009 16:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Científicos de la NASA acaban de encontrar restos de glicina, un aminoácido esencial para la vida, en un cometa llamado Wild 2

Es la primera vez que se detecta esta sustancia en el interior de un bólido cósmico, pero el hecho refuerza las teorías que apoyan que las partículas que sirvieron para la formación de la vida en la Tierra llegaron cabalgando desde el espacio.

La NASA acaba de publicar los resultados espectaculares de la misión que llevó a cabo en el 2004 cuando la sonda Stardust atravesó la nube de polvo que rodea al núcleo del cometa Wild 2. La nave recogió muestras para su posterior análisis en la Tierra mediante una rejilla de "Aerogel", un nuevo material esponjoso con más de un 99 % de espacio vacío. Posteriormente, la cápsula que contenía la muestra se desprendió de la nave y llegó a la Tierra en enero de 2006 para ser evaluada por los especialistas. Les ha costado 3 años llegar a esta conclusión, pero los científicos de la NASA ahora están seguros: el cometa portaba trazas de glicina, uno de los 20 aminoácidos básicos para la formación de proteínas y por tanto, base de la vida, tal y como la conocemos hoy día.

Las proteínas son, precisamente, el componente principal de las células vivas, y los aminoácidos son los "ladrillos" de los que están formadas las proteínas. Del mismo modo en que las letras del alfabeto pueden combinarse de forma ilimitada para formar palabras, la Naturaleza utiliza 20 aminoácidos diferentes en una multitud de combinaciones que dan como resultado millones de proteínas distintas.

Stardust ha cruzado el cometa y ha recogido muestras de glicina de su núcleo

Es la primera vez que se encuentra glicina en un cometa, pero este hecho refuerza la idea de que los compuestos necesarios para la vida han podido llegar desde el espacio hasta la Tierra. Recordemos que se han hallado muestras de otros aminoácidos que han sido transportados por meteoritos que han caído al la superficie de nuestro planeta. Además, también se han detectado otras sustancias básicas para la vida en el espacio exterior, hecho que añade aún más probabilidades a la hipótesis de que la biología terráquea viene del espacio.

Colector de aerogel con el que recogieron las muestras de glicina del cometa

De todos modos, aún quedaba por descartar si esa glicina provenía del cometa o había sido el producto de una contaminación terrestre. "Era posible que la glicina que encontramos procediera de la manipulación humana de las muestras o incluso de la nave Stardust misma. Pasamos dos años enteros haciendo pruebas y desarrollando nuestros instrumentos para que tuvieran la sensibilidad y la precisión suficientes para analizar esas muestras tan increíblemente ligeras", dice Jamie Elsila el director del equipo desde el Centro Espacial Goddard.

Dedicaron nuevas investigaciones a confirmar la procedencia del aminoácido mediante análisis de isótopos. Encontraron que las moléculas de glicina procedentes del espacio tienden a tener más cantidad de Carbono 13 que la glicina originaria de la Tierra. Y eso es precisamente lo que hallaron los investigadores. "Descubrimos que la glicina traída por el Stardust contenía un isótopo extraterrestre del Carbono, lo que indicaba que se originó en el cometa", asegura Elsila. No había duda: la glicina proviene del espacio.

Tren Wild 2 con destino a la Tierra avisa a sus aminoácidos de la llegada al destino

Si miramos con perspectiva el conjunto de los hallazgos realizados a lo largo y ancho del planeta, nos damos cuenta que la teoría de que la vida proviene del espacio no resulta en absoluto descabellada. Hace 4 mil millones de años, el constante bombardeo de meteoritos y el paso de cometas con partículas esenciales para la vida, pudieron haber hecho posible la colocación de las diferentes piezas del puzzle sobre la mesa y las condiciones adecuadas consiguieron que las cosas fueran encajando hasta dar lugar a las primeras formas orgánicas capaces de nacer, crecer, reproducirse y morir.

Qué idea más romántica, que todos nosotros fuésemos el resultado del fin del viaje de unos cometas vagabundos que portaban el cáliz de la vida en sus entrañas y llegaron a morir en la superficie de nuestro planeta.


Sobre esta noticia

Autor:
Alfapc (799 noticias)
Visitas:
11018
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.