Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zeptem escriba una noticia?

Vida y muerte de Ricardo Londoño-Bridge

09/08/2010 22:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Si estuviesse vivo, Ricardo Londoño-Bridge haria este Domingo 61 años. El primer colombiano que probó su suerte en la Fórmula 1, cuya carrera fue inversamente proporcional al dinero que había en la tubería, fue asesinado el mismo día del accidente mortal de Henry Surtees a Brands Hatch. Creo que que yo mismo debería haber sido el primero en dar la noticia en la Blogosfera automovilistica...

Su carrera fue aparentemente modesta: a partir de finales de 1978/79 en el extranjero, se dirigió primero a la Can-Am americana con resultados modestos, y en 1980 entró en la Fórmula Aurora, el campeonato británico de Fórmula 1, pilotando un Lotus 78, visto por Colin Bennett, quien lo llamó para correr en el Gran Premio de Brasil de 1981, cuando anduvo en la práctica en el jueves anterior a la corrida, pero la FISA se ha negado a aprobar una Súper Licencia, al parecer que había sido el culpable de colocar a fuera de la pista el Fittipaldi de Keke Rosberg...

El equipo tuve que recoger al suizo Marc Surer, que había conducido el coche en Long Beach, y lo hizeran bien, porque en esa carrera fué lo mejor de su vida, llevando su coche hasta el cuarto lugar y hacer... la vuelta más rápida de la carrera.

Cuanto a Londoño... no tuve mas ninguna oportunidad relevante y corrió hasta el año 1985 en otras categorías como la Fórmula 2 Europea.

Sin embargo, este post no se trata tanto de la carrera de un hombre con un nombre extraño, porque traducida correctamente, se puede calificar como "Ricardo Puente de Londres", pero para hablar de un artículo que leí en la época de su muerte. Escrito por el periodista britanico Mike Dodson, en el sitio britânico "Gran Prix". Amigo de Londoño y casado con una colombiana, Dodson conoció Londoño en sus tiempos de Fórmula Aurora y después en la aventura Ensign de Formula 1. Un día, en algún momento en 2008, recibió una llamada de alguien que no sabía nada al respecto desde hace tiempo. Y esto es el comienzo de una historia tan fabulosa como temerosa...

"El año pasado recibí una llamada telefónica 'fuera de este mundo'. Al otro lado de la línea, hablando de Colombia, estava Ricardo Londoño, un piloto de carreras con quien había trabado amistad en lo principio de los años ochenta, una época en la que estaba tratando de obtener un lugar en la Fórmula 1. Yo había perdido el contacto con Richard hacia mucho tiempo, pero la manera en la conversación fluía, parecía que nuestra relación no había perdido nada desde la última vez que habíamos encontrado en 1982.

Había obtenido mi número de teléfono al acaso, después de reunirse con mi hermano en el aeródromo de la ciudad de Medellín, segunda ciudad de Colombia, donde mantiene su avión monomotor, y estaba muy feliz de saber que ahora yo havia casado con una mujer colombiana. Como me recordó una vez más, este fue su consejo para mí durante todos esos años. Insistió en que la próxima vez que la morena y yo visitasse Colombia, que sería nuestro anfitrión.

Entonces, la semana pasada, la madre de mi mujer me dice que Ricardo Londoño estaba muerto y que los detalles de su brutal asesinato habían sido noticia en todos los periódicos locales y de la TV. Había sido una historia horrible. Estaba disfrutando de un almuerzo con su familia y amigos en un restaurante al borde del mar. Al prepararse para salir, un grupo de hombres armados aparecieron de repente. El tiroteo duró cinco minutos y Ricardo tomó 12 balas en su cuerpo, tres de ellos en la cabeza. Otros dos hombres, se cree que su guardaespaldas, los también murieran. La policía local dijo a la prensa que este asesinato fue parte de un ajuste de cuentas en el comercio de drogas. En un país que todavía camina plagado por la maldición de las drogas, nadie duda de que esta es la razón detrás de esto.

Para evitar cualquier malentendido, voy a poner aquí algunos datos personales. Me visité Colombia a tres ocasiones, dos veces en los negocios relacionados con el automovilismo y una tercera vez en 2001 para conocer a la familia de mi esposa, seis meses después de mi boda en Inglaterra. Coincidentemente, uno de mis mejores amigos que conoci a través de las carreras en Inglaterra (y fue instrumental en la presentación a la señora Hack hace diez años) es una figura prominente en Colombia, que tiene conexiones políticas con dos presidentes en su país y actualmente se desempeña funciones como diplomata. También ocurre que tiene una relación familiar con Ricardo Londoño.

Llamemos a ese mi amigo de Bill. Ni él ni yo, ni nadie en nuestra familia inmediata, ha estado involucrado en la venta de estupefacientes. Deploramos el uso de drogas ilícitas. En realidad no fico particularmente feliz cuando Bill comienza a fumar uno de sus amados puros cubanos...

Eso no quiere decir que nunca tuvo contactos con personas involucradas en el negocio de la droga. Colombia es un país democratico con problemas, donde 30 millones de personas, y cuya economía se ve distorsionada por la exportación de cocaína, valorados en varios miles de millones de dólares. Sin embargo, incluso un extraño como yo tenga por allí rápidamente un aire de un gángster. No tendrá un olor especialmente malo, pero esa gente topa a la distancia a ese tipo de personas, especialmente a la falta de habilidades sociales y con frecuencia su pésimo gusto en la ropa, joyas y automóviles. Evidentemente, sus compañeros están presentes con sus temerosos vatos con pistolas metidas en los sobacos.

Como piloto de carreras y en una celebridad nacional, Ricardo Londoño no podía pasar inadvertido por los traficantes de drogas. Nacido en 1950, desde sus años de adolescencia era un conductor imprudente que corrió en el piloto de motociclismo, carreras e incluso en botes a motor. Con el tiempo, había tido muchos accidentes y se rompió muchos huesos - pero siempre volvía. Su agudo ingenio le valió el apodo de "Cuchilla".

Las carreras de Colombia san administradas por los afiliados a las federaciones de la FIA y varios campeonatos importantes. Hubo algunos buenos pilotos colombianos, como se sabe, pero en las carreras locales hay un cierto aire de circo, y los pilotos con talento tengan que emigrar para encontrar el éxito y el reconocimiento que querian.

El gran error que Ricardo hizo en su carrera fue haber permanecido en su Colombia natal, donde su capacidad le valió mucho la fama. Sólo cuando Roberto Guerrero, ocho años más joven que él, comenzó a tener éxito en la Fórmula 3 británica, ha decidído irse a Inglaterra. A finales de la temporada de 1980 en Silverstone, condujo un Lotus 78 en la serie Aurora. El coche, propiedad de un ex mecánico de Lotus llamado Colin Bennett, estava muy cansado de las muchas batallas y Ricardo ha batido en los entrenamientos cuando uno de los componentes de su coche se quebró, pero estuve sensacionalmente bien en la carrera, partindo del 18º puesto y terminando en séptima posición.

El talento de Richard, y la oportunidad de ganar algun dinero de Colombia, señaló a la atención del jefe del Ensign, Morris (Mo) Nunn, cuyo equipo estará siempre en mi corazón y para el que he trabajado en todos los médicos de cabecera. Morris ha operado siempre en la cuerda floja, y él estaba a punto de perder su patrocinador principal, Unipart. Habría un tipo de alianza con Colin Bennett em 1981, que, comprensiblemente, estaba presionando para que Londoño, de 31 años de edad, iba a pilotar el coche. Se decidió a principios de 1981 que Ensign deberia enviar una expedición a Colombia en busca de patrocinio. Este grupo estaba formado por Morris Nunn, mi colega colombiano Bill y mí. No, yo no sé por qué tampoco. Talvez la presencia de un periodista daria un poco de peso a la delegacion. Yo estaba feliz de ayudar, porque yo estaba de vacaciones por unos pocos dias, porque trabajava en la revista, Motor, entonces la mas vendida revista de coches en Gran Bretaña. Lo acepté sin costo alguno.

El plan general, por lo que recuerdo, de nuestra busqueda - por falta de una palabra mejor - era de obtener patrocinio a las llamadas empresas "legítimas". En el Café de Colombia, el exportador estatal conglomerado de café, ya estaba a bordo, y a continuación, comenzamos con Pasta Doria, un negocio hecho de la manera antigua, propiedad de católicos devotos, cuyos productos están disponibles en todos los supermercados en el país. Ellos tienen lo suficiente para comprar una pequeña pegatina, a pesar de algunas preguntas pertinentes. Hasta el momento, todo legal. La parte difícil del viaje fue cuando empezamos a ser abordados por algunos patronos de Ricardo, el menos "legítimos" y no quieren quedarse fuera del proceso de licitación.

Así fue como conocí a una familia conocida en el país, un padre y sus dos hijos, cuya riqueza e influencia que se han generado sólo por una profunda implicación en el negocio de la distribución del producto que, a los ojos del mundo, lanzó una sombra enorme sobre Colombia. Era una invitación que no podía rechazar. Hicimos un largo viaje a la granja familiar en la costa atlántica del país. La granja tenia una pista enorme capaz de manejar el cargamento más grande de aviones. Después de una breve conversación, en la que me quedé en silencio, se sentó para un delicioso almuerzo de patos silvestres, matados personalmente por nuestro anfitrión. No pude evitar preguntarme si yo había usado una pistola de caza o una Thomson...

Mis compañeros tuvieron que regresar a Europa el mismo día, pero nuestros anfitriones insistieron en que pasara la noche con ellos, que cuentase mis historias de la Fórmula 1. Mi vuelo a Miami fuera "mágicamente re-programado" para que yo pudiera volar directamente desde la hermosa ciudad costera de Cartagena, a unos 100 kilómetros al norte de la granja, y se decidió que pasaría allí la noche después de una cena en la zona portuaria. Los jefes han hecho la carretera en sus motocicletas, con sus damas en la espalda y yo iba a uno de sus camionetas. A intervalos de 10 km o más en el camino, hubo barricadas de la policía, diseñadas, según me han dicho, para facilitar la captura de criminales buscados. Cada vez que pasábamos una de estas barreras, no pudo dejar de que la policía detuvia a un autobús o un taxi y estaban demasiado ocupados para preocuparse de nosotros.

Después de superar mi timidez inicial, gracias a un buen vino y buena comida, terminé en un yate de lujo en el puerto, que se muestran las habitaciones donde pasaría la noche en una cabina con aire acondicionado. Me quedé en el cuidado de la tripulación, que no eran más de diez personas. A la mañana siguiente, apareció un hombre en un lujuoso Mercedes, que me llevara al aeropuerto. Mientras que los otros pasajeros tuvieron que hacer el "check-in", y hablar con el departamento de inmigración, me llevaron directamente al aeroplano, sin ningún tipo de preguntas.

La primera carrera de la temporada 1981 fue en Long Beach, donde el suizo Marc Surer (talentoso piloto, pero sin dinero) que conducía el único Ensign presente. Ricardo ha estado con el equipo, pero no ir allí porque la FISA no había pasado a la Súper Licencia. Yo estaba con mi amigo Chuck Jones, un estadounidense que más tarde poneria un poco de dinero en el equipo. Una noche, hube una fiesta y los vecinos de Chuck, algunos de los cuales tenían bellas hijas, estaban allí, y una dellas fué presentado a Ricardo. Él la invitó la chica a irse con él en la próxima carrera en Río de Janeiro, y para alegría suya me dijo que sí. Varios días después, nos fuimos a Brasil.

Como el circuito de Jacarepaguá no estaba siendo utilizado por la Fórmula 1 desde hace algún tiempo, la FISA decidió hacer una prueba extra de aclimatacion al miércoles antes de la carrera. La idea era que Ricardo llevó este período de sesiones a fin de demostrar a los observadores de la federación una idea de su competencia. Él mostró su talento al volante de un gran Ensign y poco a poco, los tiempos de Ricardo comenzavan a ser respetables en varias ocasiones y superando algunos nombres establecidos. Talvez su comportamiento en la pista todavía estaba un poco crudo, o ingenuo, y Keke Rosberg, talvez porque no le gustaba su cara, o algo así, decidió hacer un "brake test", la primera oportunidad que tuve para poner a prueba sus reflejos.

Así lo hizo y sorpresa, Ricardo comprensiblemente no frenó a tiempo y se estrelló contra la parte posterior del Fittipaldi. Los observadores de la FISA tuvo conocimiento del incidente, el resultado fue que Ricardo Londoño nunca tuvo su Super Licencia. Surer, que estava en Rio de Janeiro, tomó el coche y bajo un aguacero hizo un gran trabajo, terminó en cuarto lugar y asegurar su lugar para el resto de la temporada.

Sin inmutarse, Richard finalmente hizo lo que debería haber hecho años antes: correr en Europa. Sin embargo, ya era demasiado tarde para hacer una temporada completa de F2, algo que siempre ha sugerido, pero se las arregló para terminar en el noveno lugar en el circuito urbano de Pau, un lugar notoriamente dificil en uno de los coches de Alan Docking. Luego apareció en Pergusa, aún en compañía de su amada californiana. Sin embargo, conoció a otro colombiano, Roberto Guerrero. Un revoloteo romantico a la media noche y ella cambió de hotel... y afectos. Ricardo juró vengarse en el día de la carrera, Roberto estava aterrado, porque estuve convencido de que su rival iria deliberadamente a empujarlo fuera de la pista.

Sin embargo, esto no ha sucedido y la historia tuvo un final feliz. A finales de 1982 - a época que Robert se trasladó a la Fórmula 1 - él y Katie se casaron en su casa, y yo fué uno de testigos de su boda. Tuvieran tres hijos encantadores y viven felices hasta la actualidad, en el Orange County de California.

Ricardo nunca fué bien en Europa. En 1982, apareció en EE.UU., conduciendo uno de esos enormes coches baseados en los Lola Formula 5000 de Can-Am, y fue invitado a su primera carrera en Sears Point, al norte de San Francisco. Ahora no era un secreto de dónde venia su patrocinio, y yo estaba claramente nervioso de saber que la mitad de una docena de sus "padrinos" habían aparecido en persona. Estábamos todos en un Holiday Inn, y su directora estaba tan emocionado de tener invitados tan exóticos que pidió para tomar una foto con ellos. Después de la foto, el me ha dicho casual, pero inocentemente, que su marido era el sheriff del condado de Marin. Me pareció mejor no pasar esta información a mis invitados.

Unas semanas más tarde, una revista de gran circulación publica una historia sobre los mayores criminales en el mundo. Hubo fotos de nueve y tres de ellos se habían quedado en el Holiday Inn en esse fin de semana. A menudo me pregunto si el director de este hotel tuvo la oportunidad de hablar con su marido sobre tal reunion...

Ahora con 32 años y marcado por la experiencia brasileña, Richard decidió volver a casa. Creo que hizo más unas carreras, pero nunca oído hablar de ningún resultado relevante. Lo que escuché después de colgar su casco y guantes fué muy preocupante. Había creado un negocio de venta de bienes de consumo importados de EE.UU. como barcos, aviones y helicópteros, para los chicos malos. Londoño debe ter sido beneficiado inmensamente, porque en 2000 el tribunal colombiano decidió confiscar todos sus bienes, en virtud de una ley diseñada para revertir al Estado todas las propriedades adquiridoa a través de los beneficios de cualquier actividad delictiva. Todas las propiedades de Londoño, valorados en varios millones de dólares, fueron confiscados en favor del Estado colombiano.

Cuando Richard me llamó el año pasado, tenia escuchado tales noticias de forma muy vaga. Por lo que he oído em el otro lado de la línea, no me sentí nemnhum tono de consternación en su voz y ha dijo sobre una posible viaje a Europa. Un poco ingenuamente, le pidió que se quedara en nuestra casa en Inglaterra. Lo aceptó encantadamente la invitación, talvez porque se está cansando de tener que mirar a todos los rincones antes de que pudiera hacer un simple paseo. Al observarla bien, nuestro pequeño rincón del Sussex no parece que se ocupa del trafico de drogas de millones de dólares y asesinos a sueldo en cada esquina. Pero es un viaje que ya no ocorrirá mas.

A lo largo de mi vida, hice muchos amigos gracias al motor. Ricardo Londoño fue el más interesante, y sin duda lo que dió más miedo. Como el irlandés Tommy Byrne, cuya biografía ha entretenido a nosotros el año pasado, es innegable que tenia un talento excepcional. Al igual que Tommy, las circunstancias de su vida pesaban contra él y su talento fue mal manejado de forma trágica. Voy a especular hasta el final de mi vida en lo que habría sucedido esa tarde hace 28 años en Río, si no hubiera batido en un truculento finlandés. Aun con todos sus defectos, era una compañía agradable y un gran amigo. El tipo de hombre que sería mejor ser su mejor amigo a ser el enemigo."

Articulos sobre la vida del piloto y sus carreras:

http://en.wikipedia.org/wiki/Ricardo_Londoño

http://www.f1rejects.com/drivers/londono-bridge/index.html

http://www.motorpasion.com.br/competicao/a-vida-ea-morte-de-ricardo-londono-bridge/

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Zeptem (399 noticias)
Fuente:
zeptem.com
Visitas:
9903
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.