Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Robertelyankee escriba una noticia?

La vida no tiene una duración indeterminada

20/10/2009 17:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Nacemos y morimos. Es ley de vida. Pero nunca sabremos el tiempo que nos corresponde a cada uno

La vida propia es breve. Dentro de lo razonable, puede ser longeva, o breve como un suspiro. Las enfermedades, las circunstancias, el lugar donde uno ha tenido la bendita buena suerte de haber nacido o la desgracia por las condiciones de necesidad extrema. Aún contando con la dicha de disponer de una vida sana y de una larga duración, si se ubica esa vida dentro de la historia de nuestro planeta, es mucho menos que una gota dentro de un océano amplio.

Pensando que cada uno somos distintos, que no hay ninguna copia exacta ni réplica que pueda aún condicionarnos físicamente y mentalmente como un clon robótico sin sentimientos de ningún tipo, deberíamos afrontar la ilusión por vivir con el deseo de nunca amparar pensamientos negativos hacia nuestros semejantes. Es una tarea imposible. Se comenta que la raza humana ha nacido condicionada por las guerras sempiternas. En el curso de nuestra Historia, siempre hemos estado tirándonos los trastos los unos a los otros, haciendo correr regueros de sangre en aras de la supremacía de un pueblo sobre otro, o simplemente en querer dominar determinada zona del planeta, obligando a otras naciones a doblegarse ante sus invasores, forzando su cambio de cultura y de religión.

No hay día, ni minuto en el mundo contemporáneo que deje de haber una contienda a nivel regional. Evidentemente, si no están inmersos las primeras potencias del mundo en dichos frentes bélicos, casi nadie se entera o quiere darse por informado de tremendas guerras civiles y étnicas en el continente africano, asiático o en su debido momento latinoamericano.

Lo triste de esta burbuja donde cada uno vive aislado y ajeno de las terribles tragedias del tercer mundo, en cuanto a hambre, necesidad y víctimas directas generadas por la barbarie de la confrontaciones militares, es que encima de vivir en un país privilegiado del primer mundo, nos atosiguemos por pequeñeces y convirtamos en deporte nacional no solo la envidia, si no el deseo del mal ajeno a las personas que por cualquier motivo no confraternizamos con ellas.

Pueden aparecer tragedias terribles y aún así hay gente que exprese su felicidad

Es terrible entrar en cualquier foro público. Da igual si es de un diario de noticias, de una revista deportiva, de un blog. La gente opina y se falta al respeto sin cortarse un ápice. Se desea el mal ajeno. Pueden aparecer tragedias terribles y aún así hay gente que exprese su felicidad porque tal personaje público haya fallecido o le haya ocurrido un accidente.

Entonces es cuando pienso en temas como por ejemplo la de gente conocida que fallece súbitamente.

Gente sana, como el caso reciente de un futbolista del Español de Barcelona de la liga española. Con 26 años, hablando con su novia por teléfono y de repente le dio un ataque al corazón. Quién iba a decir que una persona tan joven, tan sana, habiendo pasado infinidad de reconocimientos médicos a los cuales son sometidos todos los deportistas profesionales de hoy en día, no iba a presenciar el mañana.

Yo ahora vivo. Pero no puedo asegurar que dentro de unos minutos lo siga haciendo. Como dice el refrán, “El hombre propone, pero Dios dispone”. No se puede vivir amargado y continuamente sacándole punta a todo. Y mucho menos alegrarse de las miserias ajenas. Somos una mísera gota de agua. Nadie nos puede asegurar que menganito vivirá cien años, y que yo solo llegaré a los ochenta. No es así de simple.

Por este motivo deberíamos de revisar lo que somos. Considerarnos todos familia de un mismo linaje global y facilitarnos las cosas para la mejoría del mundo, intentado concentrar nuestras fuerzas en el destierro de tanta injusticia heredada del pasado.

La vida propia es breve. Dentro de lo razonable, puede ser longeva, o breve como un suspiro

Es una utopía. Un idealismo sin futuro.

Un canto en el desierto.

Es una pura lástima que así sea…


Sobre esta noticia

Autor:
Robertelyankee (80 noticias)
Visitas:
4332
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.