Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

El viaje tripulado a los asteroides gana enteros

24/11/2009 19:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Durante un largo tiempo se ha soñado con viajar a la Luna o Marte pero también a los objetos cercanos a la Tierra o NEOs. Esta última clase de objetos celestes incluye pequeños asteroides, pero con el suficiente tamaño como para permitir que una nave aterrice en ellos. Durante los pasados meses este plan ha ganado cada vez más apoyo en la NASA, al igual que de las compañías privadas que trabajan en investigación espacial. Además de los resultados científicos de una misión como esta, una expedición como esta serviría para probar los límites de nuestras tecnologías y prepararía a astronautas y al control de la misión para vuelos de larga duración hacia la Luna o Marte.

Recientemente se ha vuelto obvio que los principales obstáculos que presenta un vuelo de larga duración al planeta rojo no están necesariamente tan relacionadas con tecnologías como el lanzamiento o el aterrizaje en Marte, sino que más bien ésta es la parte fácil. Lo más difícil señalan los expertos en el espacio es conseguir que los astronautas soporten un viaje muy largo de dos años y medio, al igual que superar los efectos del aislamiento. También son importantes la prevención de enfermedades en el espacio y la protección de la tripulación contra los efectos de la radiación cósmica.

Interpretación artística de una misión tripulada a un asteroide cercano a la Tierra usando una nave espacial Orion. Crédito: Dan Durda, FIAAA.

Según un documento informativo obtenido de la compañía aerospacial Lockheed Martin, el nuevo proyecto se llama "Plymouth Rock, una primera misión tripulada a los asteroides utilizando Orion". La cápsula tripulada Orion, es una parte integral a del proyecto de la NASA Constellation, y que está siendo construida por esta compañía. La cápsula debería ser lanzada por un cohete Ares I en 2015 como muy pronto, aunque existen muchas probabilidades de que el primer vuelo deba ser retrasado al menos un año más. A pesar de todo, los científicos de Lockheed creen que Orion es capaz de realizar esta misión, que vería astronautas en un asteroide NEO.

El documento los ha sabido a la luz en respuesta a al informe de los planes actuales de la NASA realizado por la Comisión Augustine. Uno de las posibilidades más viables de exploración espacial tripulada más allá de la órbita terrestre sugerida en el informe es la llamada "Vía Flexible". Está opción supondría que los seres humanos viajarían a lugares nunca visitados anteriormente y ampliarían el conocimiento y la experiencia de misiones prolongadas a una distancia mucho mayor que la de la Luna.

La NASA formó en 2008 un grupo llamado Small Bodies Assessment Group (SBAG) para identificar prioridades científicas y oportunidades para la exploración en asteroides cometas, polvo interplanetario, pequeños satélites y objetos trasneptunianos. Este grupo también evalúa también la utilidad científica de asteroides y cometas como soporte a las actividades espaciales humanas.

En la imagen el asteroide cercano a la Tierra Itokawa que fue visitado por la sonda a escala con la Estación Espacial. Un aterrizaje en un cuerpo como este es factible, aunque debido a su baja gravedad la nave debería ser fijada a la superficie del asteroide

Los nuevos estudios son considerados un proceso aproximativo, y van a tardar cierto tiempo de manera que no se espera una decisión rápida.

El estudio de la misión Plymouth Rock comenzó hace dos años, explica Josh Hopkins, miembro de programas avanzados para vuelo tripulado de la división espacial de la compañía Lockheed Martin. Hopkins comenta al respecto: "hemos estado examinando qué otro tipo de misiones científicas interesantes podrían realizarse con la cápsula Orion... y los asteroides fueron una de las ideas que estaba en los primeros lugares".

Los expertos de la compañía también están considerando la idea de emplazar un telescopio en una de estos asteroides, que podría suponer un avance en el nivel de conocimiento astronómico actual. La misión no es tan complicada como podría parecer a primera vista. De hecho, el equipo de Lockheed planea reunirse con los representantes de la NASA para hablar sobre el tema durante esta semana o la próxima.

Misión tripulada a los asteroides mediante una configuración de dos cápsulas Orion acopladas para formar un vehículo de 50 toneladas. Crédito Lockheed Martin

Los exámenes preliminares de una misión a un asteroide cercano y indican que sería necesario el viaje de dos cápsulas Orion acopladas. En esta configuración de vuelo una cápsula para dos astronautas Orion se acoplaría a otra cápsula gemela no tripulada, y que estuviera cargada con un combustible adicional, agua, comida y oxígeno. Esta segunda cápsula sería puesta en órbita por el futuro cohete pesado Ares V, al igual que una etapa superior para abandonar la Tierra.

La NASA y la industria espacial están considerando la realización de una misión a un asteroide cercano, al igual que el uso de módulos hinchables que se añadirían para dar un volumen extra para la tripulación. Hopkins comentó sobre la misión Plymouth Rock: "realmente es un buen paso intermedio entre la Luna y Marte. Sin embargo, para maximizar la seguridad de los astronautas deben ser abordados problemas como la gestión de los residuos, los rayos cósmicos, y diseñar posibles escenarios de aborto de la misión. Pero contando con el núcleo de capacidades ya construido en el sistema Orion, creemos que tiene sentido para del programa espacial tripulado investigar sobre esto."

Según las previsiones de la NASA y la industria aeroespacial un vuelo a un asteroide NEO podría tener lugar entre 2020 y 2025. La misión de ida y vuelta duraría un total de seis meses. No se intentaría aterrizar en el asteroide, sino que se aparcaría la nave en sus proximidades, después bastaría una mochila propulsada por gas para que los astronautas viajasen al asteroide. Una vez allí se instalarían instrumentos científicos al igual que se tomarían alrededor de 100 kg de muestras de rocas.

"Asumimos permanecer en el asteroide por espacio de cinco días. Podrían permanecer una semana o dos, pero un mes de permanencia sería duro", explicó Hopkins. Mientras estuvieran trabajando, los astronautas se ocuparían de obtener datos útiles para comprender la estructura y composición del asteroide. Esto a su vez, es una gran ayuda puesto que debemos estar preparados contra la amenaza de asteroides con trayectorias peligrosas aquí en la Tierra.

Hoy existen bastantes asteroides candidatos que podrían visitarse en los próximos 20 años, señala Clark Chapman, experto en asteroides del Southwest Research Institute en Boulder, Colorado. Este número no hará sino crecer a medida de que los telescopios actuales y futuros aquí en la Tierra y en el espacio efectúen más descubrimientos. "Realmente tendríamos una gran cantidad de posibles candidatos, de manera podríamos visitar un asteroide NEO que tuviera propiedades interesantes y obtener grandes retornos científicos."

Si se tomará este camino la exploración espacial tripulada tomaría un nuevo rumbo con un profundo impacto, puesto que la actividad humana se extendería mucho más allá de la órbita de la Tierra y aún más allá de la Luna

Fuente original

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
8519
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.