Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que R.j. Sulbarán escriba una noticia?

El Viajante - Tomo uno - " Mil años en el futuro"

16/10/2014 17:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Josh Allen, era un ser extraordinario, una mente brillante, era el prototipo del siguiente paso en la evolución del ser humano, estaba por protagonizar un viaje extraordinario. El primero de los once tomos de la saja "EL VIAJANTE"

Josh Allen estaba en el laboratorio, sumergido en la creación del Colisionador de Hadrones Unipersonal, el CHU, tenia cinco años trabajando en él, estaba realizando pruebas, en el último semestre había logrado estabilizarlo, hizo que material inerte usara un mini agujero negro para hacer un traslado de la materia en lo que teóricamente sería al futuro, no tenía forma de probarlo, solamente que el material inerte con los prototipos hacia un traslado a través de un agujero negro que se materializaba y desmaterializaba en segundos.

El proyecto era secreto, solo tres personas manejaban la información, Josh, el director del Centro Científico Nacional y su colega la Dra. Ingrid Sears.

Josh miro el reloj, ya era tarde, sobre las diez de la noche, era hora de ir a dormir, en la mañana debía estar presente en la unidad medica para los controles físicos, los ejercicios de coordinación e incremento múscular, las pruebas de control mental, los exámenes de seguimiento de coeficiente intelectual para culminar la mañana rutinaria para quien tiene la etiqueta ser el principio de la evolución humana.

En el año dos mil cuarenta y cinco, expertos en genética lograron separar la información del código genético, tomando lo mejor y mejorándolo con ingeniería genética, dos proyectos se realizaron, uno de ellos fue exitoso, Josh Allen, los resultados arrojados fueron increíbles, intelecto basado en mejoramiento continuo, su coeficiente inicial fue de ciento sesenta y ha ido incrementando y en la actualidad su lectura es de ochocientos noventa y no tiene un límite, los genéticos piensan que actualmente usa el veinte por ciento del cerebro y la proyección es a incrementarlo en cinco por ciento cada año, su fuerza comenzó duplicando la de un ser humano, actualmente es treinta veces mas fuerte, velocidad, coordinación, todo el factor físico esta destinado a usar al máximo de la capacidad física, su esqueleto y músculos están diseñados con lo mejor de la naturaleza y la ingeniería genética, en los últimos dos años ha desarrollado la habilidad de la telequinesia, los científicos piensan que inició al comenzar a usar sobre el quince por ciento de la capacidad cerebral, ha vivido los últimos veinte años bajo la lupa de los científicos que lo crearon, único en el mundo, el proyecto nació y murió con los dos especímenes.

Ya paso la tortuosa mañana de pruebas, Josh se dirigía a al laboratorio, hoy era el día, el prototipo estaba listo, dos anillos componían el CHU, le había colocado un dispersor temporal con el cual el podría tener control sobre el tiempo en futuro, su teoría consistía en que los viajes en el tiempo solo era posible en saltos hacia el futuro, no al pasado, el dominar la energía de un agujero negro y mediante el tiempo de exposición de este podría traducirlo en tiempo real y dominar la fecha a donde terminaría su incursión a través del agujero negro.

Josh estaba decidido a probar su teoría, no quería hacerlo con mas material inerte, quería probarlo el mismo, entra en el ordenador y coloca el simulador viajero, la fecha diez de marzo del dos mil sesenta y cinco, un mes adelante, justo en la fecha de cumpleaños de la doctora Sears, única que tenia la capacidad intelectual para comprender partes del proyecto, pero ni ella podía enterarse de su prueba, no estaría de acuerdo y seguro el Director tampoco, ellos lo veían a él como el experimento más importante y no querrían arriesgarlo, ya estaba todo listo, tomo el CHU, coloco cada anillo en los anulares de ambas manos, giro el centro del anillo derecho colocando la fecha de arribo y luego se quedo pensativo por un minuto, recordó todos los momentos desde su nacimiento, los exámenes, las pruebas físicas, ser diferente, la soledad.

La puerta del laboratorio se abre, es la doctora Sears.

  • Josh ¿Qué haces?

  • Estaré en su cumpleaños, espéreme, nos veremos ahí, <uniendo los anillos>

  • Josh, <un grito ahogado>

 

Una luz negra hace presencia y desaparece dejando el cuerpo de Josh materializado, un golpe seco en la cabeza lo hace caer el piso atontado, solo ve reflejos, sombras, siente que lo toman fuerte de un brazo, lo arrastran como si no pesara y lo sueltan como un saco de papas, oye voces, lo toman de la mano, está muy atontado, ruidos, zumbidos profundos, un calor intenso en su brazo izquierdo, siente que lo toman por la cara, abre ojos y ve un hermoso rostro rodeado de una luz intensa, estoy en el cielo <dijo en voz apagada> y luego la oscuridad.

Una camilla corre a velocidad por un pasillo, luego cruza a otro, voces inundan el pasadizo.

  • ¿Cuantos heridos?

  • Alrededor de veinte.

  • ¿Alguno de gravedad?

  • Solo David, perdió un brazo, tenemos que usar un biomiembro para suplantarlo, los demás por quemaduras de razer, hoy no perdimos vidas.

  • ¿Y el extranjero?, ¿Cómo esta?

  • Sufrió una quemadura menor en un brazo, ya esta recuperándose, lo colocamos dos horas en meta incubadora y ya los tejidos están recuperados, esta sedado, una contusión en la cabeza producto de un golpe certero por uno de los soldados de los Zortos.

  • ¿Quién lo encontró?

  • La teniente Sonia.

En la habitación de aquel hospital de guerra estaba Josh adormitado por el sedante, a su lado la Teniente Sonia, lo miraba extrañada, sus ropas, su rostro perfecto, sus manos sin rastros de haber vivido una guerra, ella se preguntaba, ¿Quién era ese hombre?; que hacia en un puesto de los Zortos?

  • Teniente Sonia.

  • General

  • Dígame teniente que sabe de este joven.

  • No mucho General, al atacar el puesto de los Zortos vi como uno de los soldados manipulaba un anillo que traía puesto en su mano derecha, era igual al que lleva puesto, creo que lo tomaba como recuerdo de guerra, los Zortos coleccionan artículos de sus víctimas como trofeos.

  • Parece ser como nosotros, pero es como si nunca hubiera estado en guerra, parece un ancestro, teniente quédese hasta que despierte, el doctor me indicó que esta sano, solo esta dormido por los efectos de los calmantes pero en dos horas debe despertar, al hacerlo interróguelo y me da el informe para mañana a primera hora.

La teniente Sonia era una joven de unos dieciocho años aproximadamente, de una belleza solo comparable con su tenacidad en batalla, desde los diez años ha formado parte del ejército de liberación de la tierra, en una lucha que llevan contra el imperialismo Zorto.

  • ¿Donde estoy?, ¿que es esto? <son las primeras palabras de un mareado Josh>

  • En la enfermería, recibiste un fuerte golpe y una quemadura de razer en el brazo.

Josh oye la voz y voltea el rostro en la dirección del sonido y la ve.

  • El angel <dice>

  • ¿El Angel?

  • Perdona <tomando conciencia>, soy Josh, me dices que estoy en la enfermería, pero que paso, no es la enfermería del centro.

  • ¿Del centro?, estas todavía recuperándote de los efectos de los calmantes, estas en el cuartel general de la resistencia terrestre, te rescatamos de un puesto de guerra de los Zortos.

  • ¿Zortos? <dice sorprendido>

  • Si los Zortos, tenemos mas de cien años en guerra con ellos, ¿en verdad no lo sabes?

  • Por favor no pienses que estoy loco, solo contéstame algo, ¿Cuál es la fecha de hoy?

  • No te preocupes, no has pasado ni un día en cama.

  • No, no es eso, pero podrías decirme la fecha por favor.

  • Si, claro, hoy es diez de marzo de tres mil sesenta y cinco.

Josh sintió que se iba a desmayar, avanzó en el tiempo mil años, pero ¿Cómo? se preguntó, si todos los cálculos los había hecho perfectos, por su mente pasaron miles de interrogantes a la vez, pero una sola respuesta, ya no podía volver, los saltos solo eran posible al futuro, ya no había nada que hacer, solo hubo silencio, quedo pensativo, sin emitir sonido.

  • Josh, ¿asi te llamas cierto?, no te preocupes, el golpe debe haber producido una amnesia temporal, ya podrás recuperarte y luego hablamos.

  • No, vamos a hablar, estoy bien.

  • Ok, soy la teniente Sonia, pertenezco a la fuerza de ataque masiva, yo fui quien te encontró, estabas en manos de un soldado Zorto.

  • Bien, lo que te voy a decir quizás parezca una locura, pero es la verdad, yo soy el Doctor Josh Allen, soy de la tierra igual que tu, pero vengo de mil años atrás en el tiempo.

  • Josh, ¿estas seguro de lo que me dices?, no quieres descansar primero, esperar a ver si el golpe te afectó.

  • Déjame contarte, luego sacas tus conclusiones y podemos esperar el tiempo que creas suficiente para corroborar mi historia.

  • Ok, es valido.

Josh le cuenta a la teniente Sonia sobre su experimento y el uso del CHU, y el porque no sabía de nada sobre la guerra.

  • Es interesante tu historia, no te puedo negar que me cuesta comprenderla, pero nada, te prometí que te escucharía, esperemos a mañana y si mantienes la historia hablaremos con el general, ¿te parece?

  • Gracias teniente, se lo inverosímil de lo que le conté, pero el solo escucharme para mi es suficiente.

  • ¿Tienes sed?, ¿quieres agua?

  • Si por favor.

La teniente camina hacia la salida de la habitación múltiple, habían mas de treinta soldados en cama con diferentes heridas, vio salir a la teniente y naufragó en su belleza, recordó cuando la vio, envuelta en un aura de luz, para el fue un ángel, su corazón se aceleró, igualo al ritmo de cuando la vio por primera vez. Giró el rostro y vio a los soldados con prótesis biomecánicas, otros en capsulas regenerativas, en mil años no hubo mucho progreso, la tecnología era parecida a su tiempo, se imagino los estragos que una profunda guerra de un siglo podría causar, el retroceso era uno de ellos.

Se abre la puerta y entra la teniente, ella le regala una sonrisa, era hermosa, un oasis en ese desierto que originó la guerra, no podía creer como cambió la historia del mundo en un milenio, el desvió fue enorme, un estruendo hace que salga de su pensamiento, una bomba sónica impacto en el edificio, la vibración empujo un inmenso equipo tecnológico de implantación biomecánica de la pared, la teniente veía como el impacto era inminente, giró el rostro hacia Josh con el reflejo de terror en su rostro y cerró los ojos, un silencio invadió la habitación, la mirada incrédula de los pacientes, los ojos de la teniente Sonia se abrieron, asustada fija su mirada en un rostro, era Josh, estaba en sus brazos, sorprendida voltea y ve el pesado equipo caído en una esquina, a cinco metros de ellos, vuelve y ve a Josh y fija su mirada en los pacientes y enfermeras, mudos, luego todos aplauden y corren a abrazar a Josh, ella se separa y queda callada, viendo a quien la rescató de la muerte, sin poder explicarse, un segundo antes de ser aplastada por el pesado equipo lo vio en su cama, cerró los ojos y luego estaba en sus brazos.

  • ¿Estás bien? <le pregunta Josh>

  • Si, pero ¿Cómo?

  • Esa otra historia.

Para el personal que estaba en la habitación solo era un héroe, sin muchas preguntas, en una guerra un símbolo de heroísmo es como encontrar un oasis en el desierto, es esperanza.

Un poco despues.....

Josh, tu te encargaras de la fuerza de ataque uno, la teniente Sonia cuidara de tus espaldas, el objetivo es el fuerte de occidente, ejecutaremos tu plan Josh, si logramos hacernos del fuerte tendremos bajo nuestro control todo el distrito, los otros tres fuertes los tomamos con tres estrategias distintas elaboradas por ti, el factor sorpresa nos ha dado la ventaja, ser impredecibles ha sido nuestro éxito, esta fortaleza es el último sitio poblado en tierra firme por los Zortos, será su primera gran derrota en los cien años de guerra, luego deberemos trabajar en la defensa, intentarán hacer un ataque inminente, sabemos que ellos están acá solo por diversión son una raza de guerreros y nos toman como conejillo de indias de sus practicas de guerra, no les interesa para nada nuestro planeta, solo nosotros, para saciar su sed de conquista, nos usan para probarse como guerreros, por eso no les darán ayuda a los que están en el fuerte, esperan que se levantes del fracaso y nos derroten, pero le demostraremos de que esta hecha la raza humana.

En el planeta tierra la humanidad se ha disminuido a menos de cien habitantes, todos reunidos en el ejercito de resistencia terrestre, los alienígenas asesinaron a billones de personas, y de repente pararon, por diez años dejaron a los pocos humanos para que se reorganizaran, se llevaron sus naves, dejaron a una cantidad similar de sus raza en la tierra y luego emitieron el llamado a guerra, era como si quisieran jugar con los últimos terrícolas, poco a poco fueron exterminando a la raza, pero este último año tuvo a un guerrero estratega que cambio el peso de la balanza, ahora la tierra esta a punto de ser recuperada.

Un viaje al futuro con un giro impactante

Josh esta con Sonia sentados al inicio del desierto que separa por unas millas al fuerte de los alienígenas, en los últimos meses ha crecido un sentimiento entre ambos, no han tenido la oportunidad de compartirlo, por ahora esta explícito en el ambiente, juntos miran el anochecer, saben que el día de mañana puede terminar un ciclo que lleva mas de cien años, ven a la luna y las estrellas, no entienden como tanta belleza puede ocultar seres tan oscuros de almas como los Zortos, esa belleza inspira unión, que el rey de los afectos se haga presente, sus manos sin saberlo se tocan entre si, un reflejo de timidez hace que la mano de Sonia se recoja, pero un segundo más tarde vuelve a su lugar, las manos se unen, mientras ambos miran el cielo, una pequeña sonrisa se refleja en la cara de ambos.

  • Tenientes, vengan un momento por favor <terminando de forma abrupta el momento>

  • Diga General

  • Detectamos movimiento del ejército de los Zortos, se dirigen hacia acá.

  • Eso cambia las variables <responde Josh>.

  • Salgamos pronto, los enfrentaremos en medio del desierto, no dejaremos que nos ataquen acá. <indica el General>

  • El punto fuerte de los Zortos es también su punto débil si lo sabemos usar <replica Josh>

  • ¿Que quieres decir? <alega el General>

  • Sabemos que ellos combaten unidos en una sola línea mental, su general tiene contacto psíquico con cada uno de ellos y logra convertirse en un gran ser omnipresente, los hemos vencido en los ultimas cuatro grandes batallas porque los hemos atacado en circuitos pequeños, llevando esa fortaleza y convirtiéndola en debilidad a no poder desplegarse en forma física su omnipresencia y atacarlos con armas de fuerza masiva y destruyéndolos al arrinconarlos, han aprendido, recuerden que son una raza guerrera, van a atacarnos desplegados, son el ejercito mas numeroso de los cuatro, son miles y todos son soldados de guerra, eso hace que el número efectivo se amplíe más.

  • Entiendo, ellos esperan que vayamos a su encuentro para rodearnos y con su omnipresencia quitarnos el factor sorpresa <Dice el General>

  • Pero lo usaremos a nuestro favor, quédense custodiando el centro, La teniente Sonia lidere su fuerza de ataque y la mía, ambos de cada costado, usted lidere al batallón de armas masivas y espere al frente, no ataquen hasta que le de la señal, tendremos unos minutos en donde estarán completamente indefensos, ahí estará la victoria.

Todos estaban en sus puestos, el numeroso ejercito Zortiano espero unas horas en el desierto, el general omnipresente tomo el control de sus soldados y los unió en un solo ser pensante de muchas manos y pies y se dirigió al centro revolucionario, cambio de planes. La estrategia de amplitud cambio por ataque masivo, estaba contemplado en las variables de ataque, era el juego de estrategias, el orgullo Zortiano no podía permitir que una raza insignificante como la terrícola ganara esa última batalla, era el poder de una sola mente unida, una sola alma, contra la anarquía del soldado terrícola, llevado por sus emociones, sin talento para el trabajo único.

Había llegado el momento, el ejercito Zortiano estaba a solo dos millas del cuartel de resistencia, estaban comenzando a pasar entre los dos batallones al mando de la teniente Sonia, esta estaba atenta a la radio, no podía salir a atacar, el Zortiano era mucho mas rápido y fuerte, además que la omnipresencia les daba ventajas tácticas, eran miles de ojos controlados por un solo ser, casi imposible de atacarlos, el llamado de Josh era el esperado, la señal que les daría los minutos a su favor para atacar, pero ¿como lo haría?, ¿cual sería su plan?

A veinte millas estaba el fuerte occidental, en el quedaban unos cien guardias custodiando al general Gron, Líder omnipresente del ejercito Zortiano, estaba conectado con su ejercito, la victoria era inminente <pensó>, el ejercito terrícola estaba contra las cuerdas, no habían podido encontrar en horas una solución para el ataque directo, no tenían ni el número de soldados, ni la calidad de ejercito ni armas y además la unión de una sola mente activa hacia al ejercito indestructible, estaba a cien metros del objetivo, su mirada estaba en miles de ojos conectada, era el momento de atacar.

Hoy la su destruido planeta tierra <una voz de miles de voces hablando al unísono se hacia sonar>, Morirán.

En eso un silencio, todo el ejército se queda inmovilizado.

Ataquen con todo, Sonia fuego cruzado, General disparo directo de armas masivas <Se dejo oír la voz de Josh por la radio>

El ataque fue contundente, no llevo mas de cinco minutos, el ejercito alienígena nunca contraataco, quedo inerte recibiendo por completo el ataque terrícola.

En el fuerte Occidental estaba Josh, observando el cuerpo del lider Zortiano convertido en un desecho de carne y líquido gris, alrededor soldados caídos muertos. Josh había corrido toda la noche atravesando el desierto, sabia que su velocidad sobrehumana, unido al tiempo de espera del ejercito Zortiano para tratar de atacar en el desierto al ejercito terrícola le daba la ventaja de la llegada al fuerte y la vigilancia mínima del general Zortiano estaba a su favor, y sobre todo, sus dotes sobrehumanos desconocidos por los alienígenas le daba la ventaja.

Antes de irse, ve el suelo y algo brilla, se dirige al sitio y consternado ve atento, era el segundo anillo del CHU, se sonríe, piensa lo insignificante que es el mundo, el tiempo, lo recoge y lo coloca en su mano, ¿que iba a pensar que usarlo lo llevaría mil años en el tiempo a vivir otra vida, a luchar por su planeta?.

Josh es recibido como un héroe, ganaron una batalla importante, sabían que seguían siendo el juguete de guerra de los alienígenas, pero saboreaban el retorno del planeta a sus manos, aunque solo fuera por unos instantes.

Josh

Sonia, yo

Un beso silencio todo, un abrazo amplio el momento, hoy la tierra es libre, pero  el corazón de Josh ya no.

 

Ya en el comando algún tiempo despues.......

-Sonia, un año duré junto a ustedes en la guerra contra los Zortianos, nunca tuve tiempo para saber que paso con mi mundo, como fue que en mil años se perdió todo frente los alienígenas, como solo tres mil años después de Cristo se perdió un mundo.

-¿Cristo?, ¿quien es cristo?

-¿Como que quien es Cristo?, el ser humano más impactante de nuestra historia, la vida del mundo es antes y después de Cristo, estamos en el año dos mil sesenta y cinco después de Cristo.

-No, estas confundido, estamos en el año tres mil doscientos sesenta y cinco después de Radames.

-¿Radames?

-Si el hijo de Ora, dios creador.

Eso estremeció a Josh, pensó que todo ese tiempo se equivoco, no estaba mil años en el futuro, sus cuentas siempre estuvieron bien, llego diez días adelantado en el futuro, pero en un mundo paralelo, estaba dentro de su marco teórico inicial, -el tiempo se desdobla al futuro cuando viajas a la velocidad de la luz o a través de un agujero negro, pero si entras en una sintonía armónica, puedes viajar entre planos, en cualquiera de los once planos paralelos, eso es, ahí esta la forma de escapar de los alienígenas, puede llevar a todo este pueblo a su tierra, la tierra original- <pensó entre la alegria y la sorpresa>

-Sonia, ven vamos donde el General, creo tener la solución.

-General, disculpe la intromisión.

-Josh siempre eres bienvenido.

-General, cuanto cree que dure esta tregua antes de recibir un ataque contundente.

-Bueno, según la historia la primera vez se reunieron las naves en la frontera de la tierra por tres días, enviaron alertas sobre donde y como iban a ser los ataques, jugaron durante treinta días con el planeta y luego en un día atacaron desde sus naves y nos sometieron a unos cuantos sobrevivientes.

-Entonces contamos con más o menos un mes, me da tiempo para sacarlos de esto, necesito todo este material que le voy a escribir, todo lo tenemos en el deposito de la división de ingeniería, le voy comentando después todo.

-Terrícolas, <quince días posterior a la guerra final>, hoy comienza el conteo regresivo, en treinta de sus días de calendario terrestre, haremos un ataque masivo a su fortaleza y nuestros cuatro fuertes, todo será arrasado, nuestro cálculo da para que sobreviva la quinta parte de sus habitantes, luego les daremos cinco años para que se reúnan y comenzaremos la batalla por su sobre vivencia.

-Josh, donde quiera que estemos quiero que sepas que te amare. <Sonia>

-Dame un beso, hoy es el día más importante para la humanidad.

-Terrícolas en un minuto ejecutaremos el rayo iónico, no quedará nada de su centro ni de los cuatro fuertes, mis instrumentos indican que todos están en el centro, no me interesa si quieren suicidarse, otros mundos nos esperan con seres mucho mas interesantes que ustedes, si esa es su decisión que así sea, el rayo iónico es accionado y se dirige a los cinco puntos seleccionados, quince segundos para el impacto, los instrumentos de la nave Nodriza Zortiana registra una emanación potente de energía en el centro y luego el impacto.

-Coronel ¿como es la lectura de vida en los cinco puntos de impacto?

-No hay vida existente.

-Haz un registro del planeta.

-No hay existencia de vida humana en el planeta.

-Podría verificar cual fue el registro de energía recibido instantes antes del impacto.

-Fue una energía potente pero solo duró un segundo, quizás un arma de última hora que quisieron probar pero no tuvo efecto.

La luz se dispersa, los hombres ven al horizonte, están en un nuevo planeta, una amplia vegetación los rodea, no hay signos de civilización alguna.

-¿Donde estamos Josh?, <pregunta el General>

-En alguno de los once planos dimensiónales, no es mi mundo, vamos a esperar un día mientras se carga de energía las baterías solares para continuar al siguiente plano.

-Mientras tanto voy a ver el perímetro con algunos hombres <Dice Sonia>

En eso una lanza impacta en un soldado, y entre la vegetación salen miles de humanoides y los toman en cautiverio.

-Josh <Grita Sonia>

Cuando Josh va a contraatacar una gran roca lanzada de una catapulta lo impacta y lo arroja por un acantilado.

-Josh, dios mío, lo mataron, Josh, Jooooosh.

 

 

Proximamente tomo II : La raza humanoide


Sobre esta noticia

Autor:
R.j. Sulbarán (104 noticias)
Visitas:
1297
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.