Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Aicrag escriba una noticia?

Otra vez Ortega Smith

12
- +
29/11/2019 22:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El pesebre del Ayuntamiento de Barcelona en la plaza de Sant Jaume ha despertado de nuevo la vena machista de Ortega Smith

 

Nadie debería dudarlo, el respeto tendría que reinar entre la clase política como ejemplo práctico y reconciliador, porque éste sólo puede ejercerse de forma activa. El respeto requiere de empatía, pues ésta es imprescindible para alcanzar objetivos éticos, políticos y sociales dentro de una sociedad. Hay que ser civilizados, respetar a quien es diferente; respetar las reglas del juego democrático; respetar a aquellos que no piensan como uno.

No se puede pedir respeto desde la intolerancia. Si no se puede escuchar al prójimo, no se puede avanzar como sociedad. ¿Por qué digo esto? Pues, porque nuevamente, el portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, ha vuelto a soltar una de las suyas, de esas a las que nos está acostumbrando y que no dicen nada bueno de él.

Hoy, cuando le han preguntado sobre el Belén instalado por Ada Colau en el Ayuntamiento de Barcelona, ha contestado: "No, no lo he visto, ¿cómo es?, me han dicho que son como unas cajas de cartón espantosas, ¿no?” Hasta ahí todo correcto, aunque deja claro que poco sabe de arte conceptual, pero ese no es el tema, está en su pleno derecho de opinar, personalmente a mí tampoco me gusta este Belén. Pero, cuando añade: “pues es como ella. Una cosa completamente deslavazada y sin el menor carió estético. Ada Colau es la antítesis del arte, del buen gusto y del sentido común", está cayendo en la zafiedad y en la vulgaridad.

Está claro que este hombre es una persona maleducada, una amenaza para la sociedad. Porque, ¿qué se puede esperar de alguien tan grosero, altanero, irrespetuoso e irresponsable? Desde luego nada bueno, este personaje no conoce el respeto por los demás, no lo tolera y no lo comprende.

Ortega Smith llama deslavazada y sin el menor carió estético a Ada Colau

Y es que este hombre no se corta nada en rayar a la altura del paradigma del macho: líder, seguro de sí mismo, grosero e ignorante con orgullo. Y vive en ese autoengaño. Gesta que sólo crea monstruos. Si practicásemos la disección de este machista descubriríamos a un hombre torturado por la distancia entre su yo ideal y su yo real, como diría el experto en personalidad y autorrealización, Antonio Blay.

Pero, en realidad, Ortega Smith es víctima de sí mismo. Y su irrespetuosidad contra las mujeres no es más que una venganza contra su acusada debilidad y su pútrido autoodio. Y lo que este señor no perdona es que ellas sean superiores al pobre diablo que lleva dentro y que las ridiculiza.

Un hombre verdadero no culpa ni envidia a una mujer que lo supera, sino que la admira; sin embargo, un patético macho transfiere a la mujer su propia mediocridad, esa que le atormenta. Ortega Smith es el ejemplo más claro de cobardía.


Sobre esta noticia

Autor:
Aicrag (255 noticias)
Visitas:
411
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.