Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Aicrag escriba una noticia?

La vergüenza produce migrañas

27/06/2018 23:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cristina Cifuentes pretexta que padece migrañas para no acudir a la citación por el caso Máster, en el que está investigada

Cifuentes no acude a declarar porque la vergüenza le produce dolor de cabeza, con esto, las comparecencias de hoy en el Juzgado de Instrucción correspondiente se han paralizado más de una hora, por lo que la jueza, Carmen Rodríguez-Medel, se ha mostrado visiblemente molesta, pidiendo a la abogada de la expresidenta que no se pongan impedimentos a la entrada del médico forense en su casa. Finalmente se ha aplazado su comparecencia para el día 23 de julio por la tarde.

Cifuentes está acusada de un delito de falsificación documental y otro de cohecho por las presuntas irregularidades en el Máster de Derecho Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos cursado en 2011/12.

Esto ha llevado al rector de esta Universidad, Javier Ramos, a cesar a José María Álvarez Monzoncillo, vicerrector de postgrado y encargado de proporcionar la información de la investigación interna sobre las notas de Cifuentes y Pablo Casado.

Será el próximo día 4 de julio cuando se constituya el nuevo claustro de la URJC, con lógico cambio radical en la ideología del alumnado hacia la izquierda y con un profesorado cada vez más cansado de su aparición reiterada en los medios.

Cifuentes está acusada de un delito de falsificación documental y otro de cohecho

La URJC, como es natural, está en el centro de esta polémica desde que saliese a la luz toda la basura que estos cínicos insolentes han derramado sobre los más de 40.000 alumnos que estudian en la universidad, y que sienten ahora que son ellos las víctimas auténticas de esta ilegalidad despótica, temiendo que su futuro laboral, ya complicado por sí mismo, se vea afectado aún más por todo este escándalo. Es un sentimiento de rabia razonable y justificada el que sienten, y de impotencia, al ver como esta gente sin escrúpulos se aprovecha de los cargos políticos que ostentan para manipularlo todo y lucrarse con ello.

Estos granujas caraduras de medio pelo están creando una sociedad indeseable en sí misma, una sociedad ficticia, distópica y bochornosa para todos aquellos que la vemos desde fuera. Y es que hay gente que no siente vergüenza ante nada mientras otros la sentimos hasta ajena.

La vergüenza está conectada a la conciencia, al escrúpulo y a la ética y detectarla es el principio para rebelarse contra la desfachatez y la grosería.

La vergüenza, el bochorno y la incredulidad deberían corroer la médula del Partido Popular ahora que están en plena campaña interna para encontrar al sustituto de Rajoy, y mirándose el ombligo callar, porque no hay palabras para definir la realidad que viven. No hay voz para explicar cómo y por qué han sido, son y serán siempre, vistos los candidatos que se enfrentan para dirigir al partido, los mismos pisamierdas que transitan por ese camino de fango que ellos mismos han pavimentado.

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Aicrag (281 noticias)
Visitas:
5698
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.