Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Adonai Canals escriba una noticia?

Las ventajas de estudiar interpretación

25/07/2018 13:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Dicen que la interpretación es desnudarse, y en cierto sentido, así es. En alguna ocasión se ha hablado en esta página de las bondades de estudiar interpretación -se entiende actuación- y la verdad es que debería de ser algo que, al menos una vez, cualquier persona tenga la oportunidad de probar. Exponerse delante de muchas o pocas personas, todo depende de la platea, para mostrarse vulnerable, diferente, expuesto, da igual el adjetivo que se utilice, no deja de ser valiente.

Inteligencia emocionalUno de los grandes problemas de muchos adultos en la actualidad, es una falta de inteligencia emocional abrumadora. Parece un concepto que se ha puesto muy de moda, pero ciertamente, es algo que se pasa por alto, porque directamente nadie te enseña a ello. La inteligencia emocional no es otra cosa que la correcta gestión de las emociones, es decir, no ser arrastrado por ellas. Normalmente todo el mundo quiere sentir alegría, pero muy pocos están acostumbrados a sentir y expresar correctamente la ira o la tristeza, las solemos reprimir o canalizar hacia otros.

Tener una correcta gestión de las emociones, sería una buena prioridad para enseñar en las escuelas. Cuando somos pequeños expresamos sin tapujos lo que sentimos, pero todos los condicionamientos sociales, nuestros padres, el colegio o las influencias externas, terminan por hacernos perder esa libertad con la que nacemos para llorar, reír o gritar y luego seguir como si nada. Lo normal en esta sociedad es pasar desapercibido y estar emocionalmente reprimido, y eso es lo que se enseña a los más pequeños, por desgracia.

El hecho de actuar en una obra de teatro, o en una película, implica tener un conocimiento de tus propias emociones para poder decidir cuándo expresarlas y cómo. Todo ello repercute en que es una herramienta perfecta para autoconocerte, ya que ser consciente de lo que estás sintiendo en tu cuerpo y cómo eso afecta a tu estado de ánimo y tu manera de estar, es un modo más de conocerte. Estar más presente en tu cuerpo, te hace vivir más en el aquí y en el ahora, algo que puede ser de mucha utilidad para el día a día.

La serenidad del actorControlar tus emociones además, te aportará serenidad, pues en todo momento podrás darte cuenta de lo que estás sintiendo y quizás, por qué estás sintiendo eso. Una vez se entiende de dónde viene lo que sientes, lo gestionas de otra manera. Plantarse en un escenario frente a otros seres humanos, con todo lo que ello conlleva, es un acto de fe, de autoconfianza, de dejar atrás todos esos juicios mentales, creencias o miedos irracionales que muchas veces nos persiguen día a día, casi de forma automática.

Vivimos condicionados por nuestra propia mente, y sin darnos cuenta, nos relacionamos con el mundo desde esas limitaciones. Convertirse en actor, puede ayudarte a ser alguien que no eres, pero sí que te gustaría llegar a ser, y por tanto, te demuestras a ti mismo que no estás limitado a esa construcción acerca de ti que tu mente se ha formado para relacionarse con los de tu alrededor. Normalmente, esta imagen de ti está llena de limitaciones y de miedos que te impiden vivir plenamente.

Conocer tus emociones y expresarlas, canalizarlas correctamente durante una actuación, te ayudará también a conseguir más serenidad interna. No estarás constantemente desbordado por las situaciones del día a día y que normalmente, terminan por aparecer problemas en todas partes por nuestra necesidad constante de controlarlo todo.

Aprende a soltar el controlSoltar el control actuando frente a otros, también es otra de las innegables ventajas de descubrir la interpretación. Queremos sentir seguridad en todas las facetas de la vida: económica, social, familiar, etc., y está bien vivir con cierta seguridad, o al menos, tranquilidad de saber dónde y qué comeremos dentro de unas horas. Pero puede ser un ejercicio maravilloso soltar el control al interpretar a un personaje en una obra de teatro, y esperar a la reacción del público sin expectativas, dejarse llevar por ese papel que representas.

Casi que no hay mejor manera de soltar el control, precisamente, que exponerse al público. El oficio del actor o actriz no deja de ser un trabajo de cara al público, ya que tú labor como profesional es representar un papel frente a otras personas que te estarán mirando. Por unos instantes, te conviertes en el centro de la vida de otros, que te observarán y se verán reflejados en ti. Eso puede asustar al principio, pero el secreto es dejarse llevar, conocer tus limitaciones y probar de ir un poco más allá, saber expresarte y sobretodo, pasártelo bien y disfrutarlo. Darlo todo para que, cuando termine tu actuación, no te arrepientas.

No te exijas nunca hacerlo bien a la primera, eso sólo te generará ansiedad y frustración, dos emociones que precisamente no te harán sentir muy bien. Pero en cualquier caso, si vienen, bienvenidas sean. De todo se aprende, y realmente, de actuar, es una de las cosas de las que más se aprende en esta vida. Por eso es tan recomendable hacerlo al menos una vez.

Hay gran multitud de escuelas de teatro y de interpretación que te pueden ayudar a empezar. Se trata de que escojas una escuela de interpretación y lo pruebes, seguro que no te arrepientes.


Sobre esta noticia

Autor:
Adonai Canals (32 noticias)
Fuente:
cinemocion.es
Visitas:
801
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.