Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Venezuela a una recesión, default o nivel de pre- guerra

23/02/2019 06:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Venezuela, se ha convertido en un importador de primera categoría

La Tecla Fértil

Vamos a una recesión eminente por los riesgos del mercado interno y, quienes controlan nuestra economía, no importando, sí tenemos oportunidades en la Bolsa de Caracas. Estamos obligados a tener un seguimiento muy cercano por la gestión activa del Estado, pero, que esta controlada por militares y colectivos mafiosos. El mercado ha sobrerreacionado en la última parte del año pasado, descontando una recesión inminente que nosotros no vemos a breve plazo y que situamos bien adelantado 2020. Sí es verdad que vemos cierta desaceleración sobre todo en China, aunque el país tiene mecanismos para estimular la economía y lo va a hacer. También nos ha sorprendido la debilidad de algunos datos, en especial en Alemania, pero dicho esto, también creemos que probablemente en los próximos trimestres en Europa veamos un repunte del crecimiento. Va a haber una desaceleración global y la recesión que puede llegar a finales de 2020 puede ser mucho más suave que la que vimos en 2008. No esperamos algo drástico. Lo que debemos explicar es que este año la rentabilidad te la va a dar la renta variable, los activos con riesgo, y lo que hay que intentar es evitar tener pérdidas en la renta fija.

Venezuela, se ha convertido en un importador de primera categoría, estimulada por los militares encargados en la alimentación del pueblo bolivariano de Venezuela, cayendo en una corrupción terrible.

Lo que más le cuesta entender al inversor es cómo en un año donde las expectativas económicas eran buenas y además se han cumplido, por qué la Bolsa ha ido tan mal. Además, no ha habido refugio, ni siquiera el oro. Y eso no se entiende y es difícil de explicar, en especial para el cliente más conservador, que no está preparado para asumir pérdidas y se ha encontrado con pérdidas en la renta fija. Pienso, que en algún momento se verá que el ciclo se alarga y que la siguiente recesión va a ser severa.

Es verdad que en el corto plazo el mercado no te da la razón, pero, siendo muy cautos y conscientes de los riesgos, se tiene que intentar ceñirnos a lo que nosotros creemos. La corrección que hemos visto podría ser una oportunidad, porque los fundamentales no se han deteriorado como el mercado considera. Y hay un factor añadido: no hay muchas alternativas ya que en la renta fija sí que vemos mucho riesgo de pérdidas.

El mayor riesgo que vemos y que vigilamos diariamente es el impacto que puede tener una corrección de mercado en el consumidor de EE UU, China y Venezuela, que tiene un fuerte ahorro en Bolsa. Nos debe preocupar en los momentos de caídas más severas. En EE UU dos tercios del crecimiento del PIB se explican por el consumo. Hubo un impacto muy positivo con la reforma fiscal europea y norteña y, se notó a nivel de beneficios, pero una caída de mercado considerable sería nefasta. Sin duda, es algo que nos preocupa y que nos podría hacer cambiar nuestro escenario. La situación actual es diferente a otras del pasado porque hay muchas incertidumbres sobre la mesa que pueden hacerte cambiar la perspectiva de asignación de activos en los próximos meses. Hay que ser más activos y dinámicos que nunca y con el foco muy bien puesto en los riesgos.

No veo entre los clientes una preocupación mayor hoy sobre la inversión en Venezuela

Ahora, mucho más, en una etapa de pre guerra y, nos vienen con una de conciertos, cuanta ignorancia.

En una cartera balanceada ahora mismo estamos invertidos en un 47% en renta variable. Tenemos que apostar por sectores fundamentalmente cíclicos porque estamos en la última parte del ciclo 2018. Entre ellos, el sector de tecnología, excluyendo semiconductores, donde sí estamos un poco más cautos por exceso de capacidad y menor demanda. Y el sector financiero, confiando en que los tipos van a subir, y el de energía. También acabamos de subir un sector más defensivo, el de salud, que está barato tras la última corrección, con perspectivas de crecimiento buenas. Pero, hay una comercialización de la medicina del Estado, La posición de liquidez es elevada, de entre el 20% y el 35%, a la espera de oportunidades en renta fija. Y en gestión alternativa tenemos un 8%. El resto sería renta fija con duraciones cortas, con poca sensibilidad a subidas de tipos.

El entorno político no es el más favorable para las inversiones, aunque los datos económicos son mejores que en Europa. Las valoraciones son atractivas, como en el resto de Europa. Sí vemos la inflación repuntando en Venezuela y eso puede afectar al consumo porque la tasa de ahorro es muy baja. Y hay que ver qué impacto tendrá el alza del salario mínimo en consumo y contratación. Pero no veo entre los clientes una preocupación mayor hoy sobre la inversión en Europa y nuestro país.

El Estado de Zulia —la entidad petrolera que aún da de comer la de mayor población— está sumido en el caos por la agudización de un racionamiento eléctrico que comenzó a finales del año pasado y que desde la semana pasada ha dejado a la población más de la mitad del día a oscuras y a algunos con apenas una hora de luz en 24 horas.

La empresa estatal de electricidad, Corpoelec, ha informado que el racionamiento eléctrico era solo de tres horas. La medida se comenzó a aplicar a finales de año para enfrentar los rigores de una sequía que es cíclica en el país tropical, Pero, la ignorancia en este tema ha dejado la planificación atrás.

La crisis eléctrica, sin embargo, se vive en otros estados del occidente de Venezuela como Táchira y Mérida, que también andan a media máquina, y en el resto del país no ha terminado de solventarse desde 2009, cuando comenzaron a hacerse frecuentes los apagones. Los sindicatos del sector eléctrico han advertido de las fallas en el mantenimiento y la falta de inversión que provocan la caída en la generación eléctrica. La renuncia masiva del personal, en parte para emigrar del país, también ha reducido la capacidad de la empresa para atender las averías. Así mismo, la corrupción también está detrás de cada noche oscuras que pasan los venezolanos y de cada bajón que echa a perder sus electrodomésticos. Después de 2011, en el marco de un decreto de emergencia eléctrica, el gobierno desembolsó más de 600 millones de dólares para la compra de plantas eléctricas, muchas de las cuales nunca se instalaron. Otras se la regalaron a Cuba, país comunista que nos tiene intervenido por alianza de mercado o acuerdo político, un asunto nefasto para nuestra economía.

Ahora, mucho más, en una etapa de pre guerra y, nos vienen con una de conciertos, cuanta ignorancia

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1159 noticias)
Visitas:
4348
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.