Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pedro A. Gómez R. escriba una noticia?

Vencer a la maldad sin sufrirla

31/10/2010 21:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

(Título original: Vencer a la Maldad con el Bien) Debemos entender que cuando nos sentimos mal en una lucha que creemos justa, se nos está indicando que la forma en la que estamos enfrentando la maldad no es la mas apropiada

Las personas que me conocen dirán: ¿Pedro hablado del Mal?, porque mas de una vez he cuestionado la personificación del Mal como una entidad concreta; pero como título de este artículo me pareció atrayente.. de hecho espero que lo continúen leyendo (sonrisa).

Permítanme parafrasear el enunciado:

El mal se le vence con el bien

La tristeza se vence con la alegría

Una situación difícil se combate con buena actitud

Con lo anterior seguramente no he dicho nada nuevo. Pero vamos a plantearlo.

Es una idea clara que si hay algo malo la mejor forma de luchar contra él es utilizando lo contrario. Si bien algunas personas promulgan que el fuego se combate con el fuego, esta no es la forma natural, ni la mas lógica, ni la mas armónica, ni la menos traumática.

La forma correcta es atacar a la maldad con bondad, y tenemos implantados en nuestros genes la idea del superhéroe luchando contra los villanos.

Todos nosotros en nuestra vidas asumimos posturas de superhéroes contra lo que percibimos como errado, malo. Sea la injusticia, sea el dolor, sea la enfermedad, sea la tiranía, sea el abuso, sea la falta de lealtad, sea el engaño, sea la mentira; todas estas ‘ entidades del mal’ tienen la característica de los villanos. Y esta característica es la que hace sufrir a los buenos. ‘ La maldad hace sufrir a las personas’

Sigo sin decir nada extraño, ¿verdad?

Si nos asumimos como luchadores contra el mal, a veces como Seres de Luz, estamos revistiéndonos de bondad, de ‘ bien’ , así que estamos siendo diferentes a la maldad... estamos siendo diferentes al sufrimiento....¿si?

Y... ¿porqué muchas veces sufrimos cuando luchando en contra de la maldad?

¿Acaso no es un contrasentido que durante una lucha del bien contra el mal, el bien tenga que sufrir?.... si nos sentimos mal, el mal está ganando en nosotros.... y si luego de mucho luchar llegamos a vencer, habrá dejado muchas tristes huellas de la lucha cruel, lo que nos indicará que el mal pudo muchas veces contra nosotros, pudo mas que el bien.

¿Por qué si creemos que el bien siempre triunfa, a veces no parece ser así, o por lo menos no de forma persistente o eficiente?

¿Que en una lucha hayan muchas pérdidas del lado del ‘ bien’ antes de la victoria, define de cualquier forma una victoria deseable?

Imaginemos un cuarto oscuro representando a la maldad (si, estoy idealizando, solo ustedes dirán si es válido a no). Si encendemos una pequeña luz (bondad):

  • - ¿la habitación se ilumina desde el primer momento? (Si)
  • - ¿O hay lucha de la oscuridad con la luz? (no parece)
  • - la luz sufre? (tampoco, la luz solo ilumina)
  • - la luz trastabillea ante la oscuridad (a veces alumbra y otras no)? (Noooo)

Puede ser que la iluminación en el cuarto sea tenue o fuerte dependiendo de la luz, pero nunca depende de la oscuridad.

Si un luchador representa a la luz, la oscuridad no lo condiciona, la oscuridad no le produce sufrimiento.

Cuando luchamos contra el mal y la lucha nos hace daño, lo único que probablemente esté pasando es que estemos cayendo dentro del juego del mal. De hecho es ese mismo mal atacándonos el que nos produce sufrimiento (¿recordamos? ‘ La maldad hace sufrir a las personas’ )

Si te revistes de bondad para luchar contra el mal, es imposible que sufras por el mal.

La oscuridad nunca apaga la luz. Lo que si puede pasar es que una luz tenue no alumbre suficiente y aun se vea un poco oscuro.

Utilicemos una imagen religiosa; ¿imaginan a la Virgen sufriendo y sudando en una lucha cuerpo a cuerpo en contra el diablo?

Es una realidad que si sufrimos debemos evaluar nuestras estrategias. Al igual que el sentirnos enfermos no es mas que un EXCELENTE indicador de que debemos reparar o reorganizar o hacer cambios en nuestros cuerpos o en nuestras vidas, el sufrir en una lucha en contra la maldad es un indicativo EXCELENTE de que NO lo estamos haciendo de forma correcta.

No quiero entrar en discusión de qué o cómo hacer en esos casos, pero cualquier reajuste debe enfocarse al no sufrir. Esto no quiere decir que debemos huir del mal (si bien a veces esta es una opción muy válida, ya que nos enfrascamos en luchas que no nos corresponden), pero lo que siempre es seguro es que el esfuerzo doloroso nunca es la solución. No imaginan las veces en las que no hay que cambiar las armas de lucha, sino solo cambiar la actitud ante la lucha, para dejar de sufrir.

La maldad utiliza muchas armas contra nosotros mismos durante una batalla. Una de estas armas es hacernos pensar que para vencerle hay que sufrir mucho. En estos casos no nos damos cuenta que el sufrimiento por el contrario nos debilita y nos imposibilita la lucha sostenida, alejándonos de la victoria.

Otra de las armas utilizadas por el mal en nuestra contra es el de hacernos pensar que la victoria depende de nuestro propio esfuerzo, de nuestro empeño, haciéndonos olvidar que tenemos un EXCELENTE ALIADO, en el cual podemos confiar, y el cual no nos quiere ver sufriendo.

El mal se le vence con el bien

(si te sientes mal no tienes el bien)

La tristeza se vence con la alegría

(si te sientes mal no puedes tener alegría)

Una situación difícil se combate con buena actitud

(si te sientes mal no puedes tener buena actitud)

Si luchas contra el Mal y te hace daño, es porque lo estás haciendo mal’ (PAGR)

Namasté


Sobre esta noticia

Autor:
Pedro A. Gómez R. (23 noticias)
Visitas:
5206
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.