Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Crónicas Bárbaras escriba una noticia?

Vejar las ideas, derecho humano

16/05/2016 16:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En España se mantiene aún cierto espíritu inquisitorial que la atemorizó durante siglos. Es donde medio país denuncia todavía los malos pensamientos y palabras del otro medio para multarlo o enviarlo a la cárcel.

Una víctima ahora es José Miguel Monzón, el Gran Wyoming, humorista cercano a Podemos, poco gracioso, que más que humor emite libelos inflamados, malintencionados y frecuentemente groseros.

Podrían aplicarle el código penal por haber dicho en su programa de La Sexta que "Franco quería que la cruz del Valle de los Caídos se viera de lejos; normal, porque quién va a querer ver esa mierda de cerca".

La "Asociación Para la Defensa del Valle de los Caídos", afirma que esta y otras expresiones similares sobre ese lugar podrían ser "un delito de ofensa a los sentimientos religiosos, tipificado en el artículo 525, párrafo primero, del vigente código penal".

Que dice: "Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican".

Más sobre

Pero vejar los sentimientos, las ideas o las creencias no es vejar a las personas que los poseen. El código penal no debería perseguir el derecho a herir ideas, tantas veces ridículas y tantas que inducen al asesinato y al genocidio.

La blasfemia debería ser protegida por los grandes derechos humanos. Es el derecho a vejar ideologías que fanatizan, como las yihadistas. Es el derecho a maldecir las ideas o dioses asesinos que exigen castigar a quien no los siga.

Cuando España, en realidad todo el mundo civilizado, definan como derecho humano la libertad para vejar ideas, pero no a quienes las posen, habrá dejado atrás definitivamente las tendencias inquisitoriales que recoge del artículo 525.1 del código penal español, por el que Hitler, ocultista y posiblemente satanista, podría denunciar a sus opositores.

-------

SALAS

image image


Sobre esta noticia

Autor:
Crónicas Bárbaras (2463 noticias)
Fuente:
cronicasbarbaras.es
Visitas:
1572
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.