Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

De la Vega defiende la transición como un modelo para el resto del mundo

28/04/2010 05:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, defendió esta tarde en Nueva York (madrugada en España) el periodo de tránsito entre la dictadura franquista y la democracia constitucional iniciado hace ya 35 años, un proceso que a su juicio ha dado "prestigio" al país y se ha convertido en un "modelo" de transición democrática "en todo el mundo y para todo el mundo" porque dejó atrás "esas dos 'españas' que temía Machado y que a nadie más helarán el corazón".

"Decidimos mirar hacia delante en un espíritu de reconciliación y de esperanza en un proyecto común, espíritu que fue compartido por la inmensa mayoría de los españoles, que arraigó profundamente en la sociedad española", afirmó De la Vega durante su intervención en las jornadas 'España: 1975-2010: El presente después del porvenir" celebradas en la Universidad de Nueva York.

La 'número dos' del Ejecutivo afirmó que si algo ha definido a España en los últimos tiempos es que "supimos hacerlo bien" en la transición, una etapa en la que la inmensa mayoría de los ciudadanos decidió poner el acento "en lo que nos unía más que en lo que hasta entonces nos había separado", aunque reconoció que en cierta manera se comenzaron a restañar "viejas heridas no cicatrizadas".

En todo caso, dijo que el apoyo a las víctimas de la dictadura franquista comenzó a materializarse en los años ochenta, con el país "sumido en una profunda crisis económica", a partir de las pensiones y las indemnizaciones recibidas por los que estuvieron en la cárcel. "Por eso es injusto afirmar que todo se dejó estar, porque no fue así", añadió.

MEMORIA HISTÓRICA

La vicepresidenta defendió la Ley de Memoria Histórica aprobada por el Ejecutivo socialista con la mente puesta en seguir ayudando a "cicatrizar" las heridas del pasado, y que no se hizo "contra nadie ni frente a nadie", sino una ley de democracia y para la democracia, "sin ausencias, ni omisiones, sin exclusión ni olvidos".

Una ley, dijo, no para interpretar ni para reinterpretar la historia, sino para mirar al mañana con ese mismo espíritu que animó nuestra transición, "el espíritu de la tolerancia y la justicia, del reconocimiento y la reparación, del respeto y de la concordia", valores que están "mucho más allá de cualquier hecho puntual que pueda acontecer".

De la Vega celebró que aquella España "gris, cerrada, ensimismada, pobre y atrasada" diera paso con los años a una España "democrática, abierta al mundo, que participa, que decide en los grandes foros internacionales", un país moderno, avanzado y progresista. "Si los jóvenes tuviesen que mirar atrás a la España de hace treinta años ni la reconocerían ni se reconocerían en ella", indicó.

La vicepresidenta resaltó que España está hoy entre las 10 economías más importantes del mundo, que las empresas son líderes en campos con un enorme futuro, en un mundo donde nuestra voz se escucha por primera vez en los foros internacional, "tanto en el ámbito económico como político", y con una posición de vanguardia en el reconocimiento de derechos de ciudadanos y en la lucha por la igualdad.

EUROPA E IBEROAMÉRICA

De la Vega resaltó la vocación europeísta de España, un socio activo que ha impulsado las políticas comunes y la integración que fuera más allá de los mercados porque, según dijo, nuestra país defiende que sólo una unión política "cohesionada y potente" permitirá abrir nuevas posibilidades, avanzar en bienestar y constituir un foco de influencia en un mundo tan complejo.

Además, exaltó que España también se siente "americana" por los lazos históricos, lingüísticos, afectivos, que nos unen a este continente que han permitido forjar una alianza que cada día se renueva y se fortalece con un intenso intercambio en lo político, en lo económico, en lo cultural, en lo humano. "España mira hacia América, sí, y lo hace también hacia el norte del continente", añadió.

También dedicó un tiempo a resaltar la "profunda solidaridad" que caracteriza a la España de nuestro tiempo, que ahora dedica a la cooperación el 0, 56 por ciento del PIB y que se ha comprometido a alcanzar la cifra del 0, 7 por ciento en 2012. "Apoyar a quienes lo necesitan no es sólo un deber de la humanidad sino el imperativo que nos marca el mundo globalizado", destacó.

La crisis económica y financiera global, dijo la dirigente socialista, ha puesto al descubierto las "enormes flaquezas" de un "gigante" que ha demostrado tener los pies de barro y todos tenemos ante nosotros difíciles retos, y defendió que la mejor receta para superarlos es "tener confianza en los valores que cimientan la democracia, la convivencia y la equidad desde una perspectiva abierta e integradora".

"España se ha ganado esa confianza. Porque gracias a esos valores, en las últimas décadas hemos dejado atrás, y no volverá, esa patria de pueblo y pan injustamente repartido a la que se refería Blas de Otero", añadió la vicepresidenta, que concluyó destacando que hemos dejado atrás "esas dos 'españas' que temía Machado y que a nadie más helarán el corazón".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1983
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.