Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sedelu escriba una noticia?

Vargas Llosa contra Chávez

28/05/2009 20:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Por qué se quieren callar las ideas y el debate en la tierra de Bolívar?

CARACAS.- La llegada del escritor peruano Mario Vargas Llosa tuvo de todo. Hubo retención del pasaporte, ruedas de prensa improvisadas en el Aeropuerto de Maiquetía, impasse entre los propios periodistas que cubrían su arribo al país, protestas a las puertas del hotel donde se realizará el evento en el que participará el novelista e incluso, palabras del ministro de Cultura, Héctor Soto, en su contra. El visitante -quien viene a participar en el ciclo de conferencias sobre “libertad, democracia, propiedad y combate a la pobreza” que Cedice organizó como parte de su 25 aniversario, indicó que una vez que se bajó del avión un funcionario le retuvo su pasaporte y, posteriormente le hicieron “una revisión muy minuciosa” de su equipaje. “No traigo material explosivo, ni subversivo” fueron sus primeras palabras.

Vargas Llosa indicó que un oficial de la aduana le dijo “respetuosamente” que como extranjero “no tenía derecho a hacer declaraciones políticas”. "Yo también, con mucha amabilidad, le respondí que estando en la tierra de (Simón) Bolívar, El Libertador de América del Sur, nadie podía ponerle cortapisas al libre pensamiento, a la libre expresión, y que yo iba a hablar con toda libertad como lo hago siempre”, dijo el autor de La ciudad y los perros.

El escritor fue recibido por un enjambre de comunicadores y fue también objeto de algunos ataques verbales. Las periodistas Érika Ortega, de VTV, y Beatriz Adrián de Globovisión, protagonizaron un breve enfrentamiento. Mientras Vargas Llosa declaraba, se escuchó a Ortega acusar a Adrián de empujarla e intentar vulnerar su libertad de expresión, algo que Adríán negó.

Con esta acción el Estado Venezolano potenció la figura de Vargas Llosa, porque ¿qué es lo que tenía que decir y no dijo, se pregunta la gente? ¿qué puede ser ese algo que moleste tanto al poder político? Ahora el Estado Venezolano es muy susceptible a lo que se diga y como se diga, entonces si esta situación se instala en el país, si llegara a ser cierto que ningún extranjero, intelectual, escritor pueden opinar sobre la realidad de América Latina, de Venezuela, el manejo de la información, la cayapa ideológica, el abuso de autoridad, entonces esto es lo más parecido a una dictadura, la dictadura de un solo medio, el canal del Estado, una sola manera de concebir la historia, un pensamiento único impuesto.

Al comienzo de este experimento socialista, se escuchaba a todo el mundo, el Presidente hablaba de discusión, “vamos a discutir”, decía, me gusta hacerlo, pero ahora las cosas han cambiado. ¿Teme el presidente discutir con un intelectual como Vargas Llosa? Que se digan cosas, sobre esta mentira socialista, que no tiene nada de humanismo, que es un experimento fracasado de antemano, que esta centrado en el poder absoluto, que no respeta a las minorías, ni a las mayorías, que no escucha, que no cambia, que no acepta que pueda existir otra manera de concebir la realidad.

Ideas y bombas

Una vez en el hotel, el escritor ofreció nuevas declaraciones en las que cuestionó las acciones intimidatorias en su contra, al tiempo que aclaró: “No vengo a insultar a Chávez. No insulto a los Presidentes, los critico” y agregó: “los sistemas antidemocráticos proceden de esa manera, piensan que las ideas son bombas. Nosotros creemos que las ideas ayudan a crear valores”

Dijo que “gestos intimidatorios” como el de ayer no contribuyen a mejorar la imagen de Venezuela ante el mundo.

Expresó además su deseo de sostener un debate civilizado con quienes no creen en la democracia sino en la revolución, el partido único y las políticas estatistas “que lo único que han demostrado (...) es que crean sistemas totalitarios, ahogan toda forma de libertad y hunden en la miseria a los países”.

Hector Soto dijo que no se trata del arribo de un hombre de las letras sino de un “irrespetuoso ex intelectual” y un “deslenguado”. “No vienen a participar para nada en un evento que deje algo constructivo al país (...) vienen a provocar, a ofender.

Si cada vez que se realice alguna actividad en Venezuela donde se discutan temas políticos, sociales, globales, tenemos que mostrar con pelos y señales lo que se va a decir, comentar, discutir porque podría ofender la majestad sacrosanta del poder político, estamos bien mal. Incluso tendríamos que explicarle a Hector Soto, flamante Ministro del poder popular para la cultura, las palabras técnicas utilizadas en algún tema socio político discutido a futuro. Si este señor no las entiende, o mal entiende lo que se dice y se expone, el ministro, muy bien podría considerarlo una ofensa al Estado, al Venezolano, a la Patria. Eso no es democracia, esto es barbarie, es una manera de controlar a los intelectuales, a las ideas, esto está hecho en contra de la diversidad del pensamiento, no es democrático. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, promueve la diversidad de pensamiento. El Venezolano no quiere un pensamiento castrado, dirigido y manipulado por la élite que gobierna el país. Lo peor que puede hacer el Presidente es callar a los intelectuales, es contraproducente, incluso para su proyecto, son armas sencillas para la oposición. ¿Por qué tanto temor? ¿Por qué se quieren callar las ideas y el debate en la tierra de Bolívar?


Sobre esta noticia

Autor:
Sedelu (160 noticias)
Visitas:
11455
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.