Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Almogàver escriba una noticia?

¡Vamos al psiquiatra!

07/11/2009 13:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Dos sucesos trágicos protagogizados por psiquiatras y ocurridos recientemente en España y en Estados Unidos ponen de entredicho la utilidad de esta profesión

Hasta ahora cuando alguien no acababa de comprender bien la realidad o era peligroso (por su comportamiento) para los demás se le llevaba al psiquiatra para que lo analizase y pudiera tratarlo. Dos trágicos sucesos de actualidad han abierto un debate sobre la utilidad de esta profesión:

Por un lado, en España un psiquiatra ha matado a golpes a una chica por negarse a mantener una relación amorosa con él y por otro un psiquiatra militar de Estados Unidos ha disparadao a sangre fría contra sus compañeros (militares) matando a 13 de ellos.

¿Cómo debían ser las sesiones de psiquiatría que realizaban estas dos personas con sus pacientes?.

"Señor Rodriguez tiene usted que controlar ese irreprimible impulso que tiene de pegar a si mujer. Si lo intenta verá que no es tan difícil, sólo tiene que respirar hondo y pensar en una pradera verde y en el cantar de los pajaritos..."

Dos trágicos sucesos de actualidad han abierto un debate sobre la utilidad de esta profesión:

"Soldado Mc Murray interiorice la idea de que las armas de fuego sólo deben usarse contra los enemigos que están en Irak..."

Claro está, y es que los psiquiatras, por mucho que se crean "arquitectos de la mente" no dejan de ser personas normales y corrientes, con sus frustraciones, sus deseos inconfesables, sus impulsos (a veces irreprimibles)... en definitiva con su "lado oscuro del alma".

Personalmente pienso que no existe medicina alguna para la mente. Es decir si yo me rompo un brazo, el traumatólogo me lo podrá curar porque sabe cómo debe ser el funcionamento correcto de un brazo (su movilidad natural, sus articulaciones, sus tejidos...), en definitiva el traumatólogo tiene poder suficiente como para "controlar, dominar y dirigir" al brazo. Pero la mente no es un brazo, ni mucho menos, la mente es la gran desconocida y no hay ser humano que pueda controlarla, ni dominarla por muchos años que se pase estudiando en la mejor facultad del mundo.

¿Por qué existen entonces carreras como psicología o psiquiatría?. Pues simplemente porque a nuestra sociedad postindustrial, que ha conseguido llegar a la Luna entre otros muchos logros, le gusta la idea de que puede controlarlo todo, de que no tiene nada que temer porque el ser humano puede prevenir y controlar el universo entero. Esta sensación de "falsa seguridad" nos hace ganar confianza para continuar nuestro día a día. Existe también otro motivo, y es el tema laboral: ¿cuánta gente se quedaría sin trabajo si el sistema eliminara carreras como estás?. O mejor dicho: ¿cuánta gente se vería en el dilema de, por fin, buscar un trabajo realmente útil a la sociedad?.

¿Cómo debían ser las sesiones de psiquiatría que realizaban estas dos personas con sus pacientes?


Sobre esta noticia

Autor:
Almogàver (36 noticias)
Visitas:
13551
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.