Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Charlypol escriba una noticia?

Valoración, autoestima

19/06/2010 10:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Nos pasan cosas en la vida, que en ocasiones llevamos marcadas cómo con fuego, alguién nos hizo creer lo poco que valemos y lo creímos

Durante muchos años llevé aquella carga que en mi niñez crecía con tantos insultos y menosprecio de mi propio padre. El era un duro hombre de campo descendiente de franceses y holandeses; pero casado con una dulce mujer argentina, de la provincia de Santa Fe.

Sus ojos celestes cómo el límpio cielo, cambiaban a grises cuando se nublaba el día, su cabellera rubia no hacía armonía con la rudeza de sus palabras y mucho menos con el tormento que le aquejaba el alma.

Siendo mucho mayor que mi madre y en ocasiones hundido en el alcohol, padecía; creyendo que mi madre lo engañaba, e imaginaba que el fruto de su vientre, que era yo, fue el resultado de alguna sita de amor clandestina.

Nací con el cabello negro cómo si fuera pecado ser moreno, y sin comprender el significado de la palabra bastardo, presumí que era algo feo, crecí en ese ambiente de desprecio sin saber porque, siendo que el pecado más grande que yo podía cometer era alguna insignificante travesura.

La única prueba que tenía mi padre del supuesto engaño de mi madre, era el color de mis cabellos, mis ojos y mi piel, aúnque él mismo, era víctima de su propio prejuicio.

Así crecí, rodeado de menosprecio y desvaloración, y así también se fue acrecentando mi baja autoestima, a tal punto que en todo lo que hacía siempre esperaba algún reconocimiento.

Aún me afecto esa situación en el campo laboral, ya que en muchas oportunidades esperaba más un elogio que dinero en todo lo que hacía.

De grande tuve una experiencia que cambió mi vida totalmente, integré un grupo de ayuda en el cual, junto a mi familia, trabajamos durante muchos años, allí di todo, cómo era costumbre en mí, fueron mis amigos y familia, todo junto por mucho tiempo; pero un día, por razones que prefiero obviar, ellos me traicionaron, lastimándome y ablando muy mal de mí, otra ves se repetía el menospresio y la injuria.

Me sentí solo, muy solo, busqué a Dios y por largo tiempo fue mi mejor amigo, y así comprendí muchas cosas.

Comprendí que: No siempre todo lo que dicen de ti, es la verdad sobre ti, no debes basar tu vida en el juicio que hacen de ti, aprende a valorarte tú mismo y a descubrir cosas maravillosas dentro de tí.

No te creas cuando te dicen que no vales nada, se fuerte, se valiente y no dependas de la aprobación de nadie, se tú mismo o misma. Solo confía en Dios.

Cuando entiendas esas cosas aprenderás a valorarte vos mismo, y aprenderás también

<a href=

a valorar a los demás.


Sobre esta noticia

Autor:
Charlypol (628 noticias)
Visitas:
4466
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.