Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dra. Kandelah escriba una noticia?

Vacunas

01/03/2010 23:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Conociendo un poco mas sobre las vacunas

Las vacunas se administran por medio de una inyección, o por vía oral (tanto con líquidos como con pastillas).

Tipos de vacunas

Las vacunas pueden estar compuestas de bacterias o virus, ya sean vivos o debilitados, que han sido criados con tal fin. Las vacunas también pueden contener organismos inactivos o productos purificados provenientes de aquellos primeros. Hay cuatro tipos tradicionales de vacunas:

Inactivadas: microorganismos dañinos que han sido tratados con productos químicos o calor y han perdido su peligro. Ejemplos de este tipo son: la gripe, cólera, peste bubónica y la hepatitis A. La mayoría de estas vacunas suelen ser incompletas o de duración limitada, por lo que es necesario más de una toma.

Vivas atenuadas: microorganismos que han sido cultivados expresamente bajo condiciones en las cuales pierden sus propiedades nocivas. Suelen provocar una respuesta inmunológica más duradera, y son las más usuales en los adultos. Por ejemplo: la fiebre amarilla, sarampión o rubéola (también llamada sarampión alemán) y paperas.

Toxoides: son componentes tóxicos inactivados procedentes de microorganismos, en casos donde esos componentes son los que de verdad provocan la enfermedad, en lugar del propio microorganismo. En este grupo se pueden encontrar el tétanos y la difteria.

Subunitarias: más que introducir un microorganismo atenuado o inactivo entero dentro de un sistema inmune, un fragmento de este puede crear una respuesta inmunitaria. Un ejemplo característico es la vacuna subunitaria contra la hepatitis B, que está compuesta solamente por la superficie del virus (superficie formada por proteínas).

La vacuna contra la tuberculosis por ejemplo, es la llamada vacuna BCG (Bacilo de Calmette y Guerin, que debe su nombre a sus descubridores) se fabrica con bacilos vivos atenuados y por tanto no es contagiosa de esta enfermedad.

Hoy día se están desarrollando y probando nuevos tipos de vacunas:

Conjugadas: ciertas bacterias tienen capas externas de polisacáridos que son mínimamente inmunológicos. Poniendo en contacto estas capas externas con proteínas, el sistema inmunitario puede ser capaz de reconocer el polisacárido como si fuera un antígeno (un antígeno puede ser una proteína o un polisacárido). Este proceso es usado en la vacuna Haemophilus influenzae del tipo B (también conocido como bacilo de Pfeiffer).

Vector recombinante: combinando la fisiología (cuerpo) de un microorganismo dado y el ADN (contenido) de otro distinto, la inmunidad puede ser creada contra enfermedades que tengan complicados procesos de infección.

Vacuna de ADN: vacuna de desarrollo reciente, es creada a partir del ADN de un agente infeccioso. Funciona al insertar ADN de bacterias o virus dentro de células humanas o animales. Algunas células del sistema inmunitario reconocen la proteína surgida del ADN extraño y atacan tanto a la propia proteína como a las células afectadas. Dado que estas células viven largo tiempo, si el agente patógeno (el que crea la infección) que normalmente produce esas proteínas es encontrado tras un periodo largo, serán atacadas instantáneamente por el sistema inmunitario. Una ventaja de las vacunas ADN es que son muy fáciles de producir y almacenar. Aunque en 2006 este tipo de vacuna era aún experimental, presenta resultados esperanzadores.

Es importante aclarar que, mientras la mayoría de las vacunas son creadas usando componentes inactivados o atenuados de microorganismos, las vacunas sintéticas están compuestas en parte o completamente de péptidos, carbohidratos o antígenos. Estas sintéticas suelen ser consideradas más seguras que las primeras.

Vacunas y timerosal

Una gran parte de las vacunas infantiles llevan timerosal como conservante, un derivado del mercurio (que se elimina del cuerpo muy lentamente). Algunos estamentos médicos oficiales americanos y europeos aconsejan una política de reducción de los compuestos mercuriales en los bebés y niños, ya que algunos estudios científicos relacionan el timerosal con trastornos como retrasos del lenguaje, autismo e hiperactividad. En esta línea, diversas organizaciones internacionales solicitaron la eliminación del timerosal: la AAP -Academia Americana de Pediatría- y el Servicio de Salud Público Americano en 1999, la FDA también en ese año, la EMEA -Agencia Europea de Evaluación del Medicamento- prohibió el uso de timerosal en vacunas monodosis para animales de consumo en 1996 (curiosamente un ingrediente prohibido en veterinaria está permitido en niños y bebés). La AEM (Agencia Española del Medicamento) solicitó en el año 2000 incluir en el prospecto información sobre la presencia de timerosal en aquellas vacunas que lo llevan.

No obstante, otros organismos oficiales son defensores del uso del timerosal. Así, tras examinar el perfil actual del timerosal, el Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas concluyó que no hay evidencia de toxicidad por mercurio en lactantes, niños o adultos expuestos al timerosal en las vacunas. Aunque algunas autoridades nacionales de salud pública están tratando de sustituir las vacunas que contienen timerosal (como medida de precaución), no existe evidencia científica contrastada de toxicidad derivada del timerosal. Además, la OMS señala que son pocas las alternativas al uso del timerosal en las vacunas.

FUENTE. Wikipedia


Sobre esta noticia

Autor:
Dra. Kandelah (233 noticias)
Visitas:
19975
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.