Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Francisco García Hidalgo escriba una noticia?

Ushuaia y el fin del mundo

03/05/2011 09:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La tierra de Fuego en Argentina marca el límite entre el espacio habitado y la Antártida, las nieves eternas del Polo Sur

Cuando los españoles llegaron por primera vez al final de la Patagonia, encontraron un espacio donde sus habitantes, indios desnudos cubiertos de pinturas alegoricas de aves y felinos, que usaban máscaras y realizaban extraños ritos de iniciación, vivian, trabajaban, pescaban y dormían alrededor de hogueras siempre vivas; eran tantas las hogueras que, a pesar del intenso frío reinante y de la nieve perpetua en la cordillera, llamaron al país "La Tierra de Fuego".

Han pasado más de cuatrocientos años y en ese espacio llegaron los ingleses, primero los piratas y luego los colonos dando sus nombres a los accidentes geográficos y dejando su impronta en haciendas y lugares, exterminando a los indígeneas en su ambición por convertirlos en "civilizados" y acomodándose y convirtiendose a las costumbres de una tierra voraz e inhóspita por el clima extremo que padece. Las ropas con que cubrieron a sus habitantes hizo que padecieran las enfermedades de las que estaban libres desnudos y la religión del Cristo les alejó de sus totens encestrales privándoles de su identidad y su conciencia; a día de hoy, si es que aún no ha muerto, queda una anciana, única representante del mundo yamaní que languidece en la base chilena de Puerto Willians, la ciudad más austral del mundo aunque., más que ciudad, el lugar es una base militar que vigila el Canal de Beagle desde el lado del país andino.

Exterminando a los indígeneas en su ambición por convertirlos en "civilizados"

A principios del siglo pasado y, ante la necesidad del Gobierno Argentino de poblar un espacio en permanente disputa con el vecino Chile, hicieron construir en lo que era un pequeño enclave pesquero, un presidio para acoger en él a los penados más conflictivos y problemáticos de la República, por allí fueron pasando "El Mejicano", "El Petiso Orejudo" y otros mostruos a los que había que retirar de la sociedad sin que fueran demasiado penosos para la misma, envejeciendo a marchas forzadas entre los frios polares y las condiciones extremas, dejandose las vidas antes de cumplir las sentencias. Nadie escapó, nadie pudo sobrevivir solo y perdido entre los bosques y los hielos: construyeron un tren y un puerto, convivieron con sus ropas de presidiarios y sus cadenas con la burgesía local de funcionarios y comerciantes y, cuando cerraron el penal por inhumano, Usuaia además de una base militar desde la que controlar el paso del Canal de Beagle y de Magallanes, el Faro del Fin del Mundo que describiera Julio Verne, llegó a ser un reclamo turístico para la Patagonia.

A día de hoy, la que se considera la capital más austral del mundo, Usuhaia, es una ciudad de casi cien mil habitantes que, siendo el último eslabon entre la tierra habitada y la Antártida, se ha convertido en un centro turístico de primer orden para la Argentina, en invierno por sus instalacines para la prácitca del esquí y en verano por la belleza del paisaje natural y la cantidad de especies animales que residen en las islas del canal que la convierten en una reserva mundial de la vida salvaje.

Cuando los españoles llegaron por primera vez al final de la Patagonia


Sobre esta noticia

Autor:
Francisco García Hidalgo (3 noticias)
Visitas:
2769
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Personaje
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.