Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Prensa Política escriba una noticia?

Uruguay, el tiempo de las lágrimas

26/11/2009 17:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A muchos uruguayos les cuesta reconocer el pasado guerrillero de José Mujica y las víctimas que dejó en su vida clandestina, y la corrupción que aparece enquistada en el actual gobierno del Frente Amplio

Un anciano ex guerrillero, José Mujica, mal hablado y con un destrato continuo a los trabajadores de la prensa, se encamina hacía la presidencia de la República Oriental del Uruguay.

Un hombre que no se arrepiente de las muertes, secuestros y robos que dejó a su paso en la vida clandestina que vivió como integrante de los tupamaros, un grupo subversivo que se levantó en armas contra la Constitución en la década de los ’60.

Un hombre que sigue despreciando el estado de derecho cuando afirma en la actualidad que: “participar del juego de la democracia liberal, no significa estar de acuerdo con ella”.

Un hombre que se siente cercano a la organización terrorista vasca ETA siendo en su momento estrecho colaborador de la misma y protagonista de una asonada que cobró vidas humanas, en un intento por impedir la extradición de cuatro etarras, detenidos en Montevideo en 1994.

Un hombre que se ríe de la Constitución y las leyes, cuando afirma públicamente: “A mi la Justicia me importa un carajo”.

Un hombre que no les ha pedido perdón a las familias de las víctimas que hizo ejecutar. (José Leandro Villalba, Rodolfo Leoncino, Carlos Burgueño, entre otros)

El candidato a vicepresidente de Mujica, el economista, Danilo Astori, tiene en su haber, hechos poco claros que alimentan sospechas de otro tipo. Fue el artífice de la desastrosa venta de PLUNA, la aerolínea estatal, a un grupo privado que perdió la ruta a Madrid y le genera más gastos al Estado que permanece como socio minoritario.

Un hombre que no les ha pedido perdón a las familias de las víctimas que hizo ejecutar. (José Leandro Villalba, Rodolfo Leoncino, Carlos Burgueño, entre otros)

El principal hombre de confianza de Astori, el ex director de Casinos, Juan Carlos Bengoa, está en la cárcel por una millonaria estafa en los casinos municipales y su jefe Astori, continúa defendiéndolo inexplicablemente.

A un alto porcentaje de uruguayos, nada les importa, y sin darse cuenta se transforman en cómplices de las acciones de Mujica.

Además se niegan a ver lo que está a la vista de todos y es tan evidente que rompe los ojos. La frase que identifica a la campaña electoral del Frente Amplio, dice algo sugestivo: "Un gobierno honrado, un país de primera". Cabe preguntarse cuál es el concepto de la honradez para estos votantes de Mujica: ¿El de Juan Carlos Bengoa? ¿El de Leonardo Nicolini? ¿El del hospital Maciel? ¿El del lavado de dinero con la venta de libros a Venezuela? ¿El del acomodo telefónico en ANTEL? ¿El de la eliminación de la competencia de las empresas médicas del doctor Vázquez? ¿El de la venta desastrosa de Pluna? ¿El de las concesiones a Juan Carlos López Mena, a cambio de los favores recibidos por el "voto Buquebus"?

Tampoco ven la sangre en las manos del viejo guerrillero, esa misma sangre que ahora mancha las manos de quienes lo votan y cuando se den cuenta, será tarde, el país estará destruido y vendrán las lágrimas, para luego aparecer la mentirosa justificación en boca de los arrepentidos: “Yo no lo voté”, pero lamentablemente, será muy tarde.


Sobre esta noticia

Autor:
Prensa Política (11 noticias)
Visitas:
4460
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.