Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Uremia: tóxicos acumulados en el cuerpo que ponen en riesgo los riñones

25/09/2009 13:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Causas, desechos nitrogenados en sangre, azotemia prerrenal, síntomas, tratamiento, dieta, expectativas, complicaciones, situaciones que requieren asistencia médica, prevención

UREMIA: TOXICOS ACUMULADOS EN EL CUERPO QUE PONEN EN RIESGO LOS RIÑONES

Es un nivel anormal y elevado de desechos nitrogenados en la sangre.

Causas

Esta afección, conocida como azotemia prerrenal, es algo común, especialmente en personas hospitalizadas.

Los riñones se encargan de filtrar la sangre. Cuando disminuye el volumen o la presión en el flujo sanguíneo a través de estos órganos, la filtración sanguínea se reduce e incluso puede detenerse completamente. Los productos de desecho permanecen en la sangre y se produce poco o nada de orina, aunque el riñón se mantenga intacto y en funcionamiento.

Los desechos nitrogenados, como la creatinina (una parte importante de los músculos) y la urea (via metabólica usada para eliminar estos desechos) se acumulan en el cuerpo; actúan como tóxicos, dañan los tejidos y disminuyen la capacidad de funcionamiento de los órganos.

La acumulación de productos tóxicos y el exceso de líquido causan la mayoría de los síntomas de azotemia prerrenal e insuficiencia renal aguda.

La azotemia prerrenal es la forma frecuente de insuficiencia renal en pacientes hospitalizados y de cualquier enfermedad que provoque una baja del flujo sanguíneo al riñón. Pueden causarla:

-quemaduras;

-lesiones que permiten el escape de líquido de la circulación;

-pérdida del volumen de sangre (como por deshidratación);

-vómitos o diarrea prolongados y sangrado.

Cuando no hay pérdida de volumen de sangre, pero el corazón no bombea suficiente sangre, se incrementa el riesgo de azotemia prerrenal. Entonces, surgen:

-insuficiencia cardíaca;

-shock (como el shock séptico- la presión arterial en adultos mayores y jóvenes baja al punto de poner en peligro la vida-).

También es ocasionada si se interrumpe el flujo sanguíneo al riñón, en las siguientes situaciones:

-ciertos tipos de cirugía;

-embolia de la arteria renal (oclusión arterial aguda del riñón);

-traumatismo al riñón (agresión por agentes físicos).

Síntomas

-Confusión

-Disminución de la lucidez mental

-Disminución o ausencia del gasto urinario

-Boca seca

-Fatiga

-Piel pálida

-Pulso rápido

-Hinchazón

-Sed

Otros síntomas:

-Micción excesiva durante la noche

-Dolor en abdomen

Tratamiento

El principal objetivo del tratamiento es corregir de inmediato el origen de la falencia antes de que se perjudique el riñón. Las personas suelen necesitar hospitalización y requieren asistencia en una unidad de cuidados intensivos. El tratamiento puede abarcar hemodiálisis o diálisis dentro del cuerpo (diálisis peritoneal).

Los líquidos intravenosos, incluso sangre o hemoderivados, se aplican para incrementar el volumen sanguíneo. Después de que se haya restablecido dicho volumen, se emplean medicamentos para aumentar la presión arterial y el gasto cardíaco, tales como: dopamina, dobutamina y otros fármacos cardíacos.

Si la persona tiene otros síntomas de insuficiencia renal aguda, el tratamiento debe incluir medicación, cambios en la dieta o diálisis.

Dieta

Beber mucho líquido ( entre ocho y doce vasos).

Comer alimentos con baja cantidad de sodio, potasio, magnesio y proteínas(entre 15 y 20% de todo tipo de carnes).

Limitar los carbohidratos: frutas, azúcares, pastas y cereales.

Acrecentar el consumo de vegetales frescos y fibra pero evitar aquellos con alto contenido de potasio y magnesio: naranjas, espinaca, acelga, repollo, col, papas.

Evitar el exceso de magnesio en la dieta, que a menudo se encuentra en los laxantes y los antiácidos.

Expectativas

Es posible neutralizar la azotemia prerrenal si se encuentra y corrige el motivo en 24 horas. Si no se logra, se puede lesionar el riñón (necrosis tubular aguda).

Complicaciones

Insuficiencia renal aguda

Necrosis tubular aguda (muerte del tejido)

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe acudir al servicio de urgencias ante los primeros síntomas.

Prevención

El tratamiento rápido de cualquier afección que reduzca el volumen o fuerza del flujo sanguíneo a través de los riñones, ayuda a prevenir esta enfermedad.

Fuentes: Parul Patel, MD, Private Practice specializing in Nephrology and Kidney and Pancreas Transplantation, affiliated with California Pacific Medical Center, Department of Transplantation, San Francisco.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
19690
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.