Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Editorial Ibérica escriba una noticia?

Uno más en la familia

22/05/2011 23:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los trámites para obtener cualquier tipo de certificado médico obligatorio

Supongo que a muchos de ustedes les habrá ocurrido lo mismo o algo similar.

A mediados de curso mi hijo Alejandro comenzó a darme la lata con la moto, que si la moto por aquí, que si la moto por allá, que los amigos, que..., tenía una batería de argumentos increíbles, a mí, aparte de la preocupación que me producía el conocimiento que tengo del tráfico hoy en día, sus notas eran lo que acaparaban mi atención, así que llegamos a un acuerdo, no menos de dos sobresaliente, no menos de dos notables y tendría la moto.

Creo que me quedé corto en mis peticiones, a partir de ese día Alejandro no paró de sorprenderme, se volcó en los estudios y a las notas finales superaron mis mejores pronósticos. Se merecía lo prometido, había realizado un esfuerzo fantástico, yo sabía que no era fácil, pero había cumplido y ahora me tocaba a mí.

Antes de que me viniera con sus propuestas me adelanté, en la familia todos habíamos realizado las pruebas de capacitación en el centro médico Jaume primer, nos conocíamos de muchos años y tenia absoluta confianza en el equipo que nos atendía en estos trámites.

Alejandro desde pequeño había necesitado de gafas y en este momento era vital una revisión con garantías. Como siempre no hubo problemas en el horario que les solicité.

Alejandro tenía prisa, me traía catálogos y más catálogos de las motos que le gustaría tener, yo me lo tomé con la calma necesaria para hacer las cosas bien.

- A ver Alejandro, el conducir un vehículo no es una cosa sencilla, ya sé que me dirás que sí, que cualquiera lo puede hacer y estoy de acuerdo contigo, pero quiero comprendas que una cosa es llevar un vehículo y otra es saber conducir, es muy importante que lo distingas, ya que una vez estés en la carretera te puedes jugar la vida por falta de conocimientos.

- Pero si ya sé conducir.

- Alejandro, creo que tú crees que sabes conducir.

- Pero papá…

- No te preocupes, que tendrás la moto, ya decidiremos cual, pero ahora debes centrarte en lo que te voy a decir, primero tienes problemas con la vista, segundo nunca has llevado un vehículo, me has visto conducir a mí, a tú madre, con los amigos pero llevar el vehículo tú, nunca y eso es lo que vas a hacer ahora, debes prepararte bien para tener confianza en lo que haces, tu madre y yo hemos hablado del asunto y lo primero que debes hacer es un curso de conducción, y no me refiero a sacarte el carnet, me refiero a saber utilizar de la mejor forma el vehículo para desplazarte, no lo olvides, no es un juguete, es un vehículo y por desconocimiento puede provocar un accidente o verte tú mismo en medio de uno.

Alejandro no me interrumpió, al final sólo dijo – Estoy de acuerdo, lo mejor es estar bien preparado.

En menos de un mes Alejandro hizo el cursillo aparte de las clases de la autoescuela y pasó todas las pruebas, médicas incluidas, ahora en este momento, sé que hemos hecho todo lo que estaba en nuestra mano para que tuviera todos los conocimientos posibles antes de enfrentarse a la carretera. No nos garantiza nada pero nos produce una cierta tranquilidad cuando está fuera con su moto.


Sobre esta noticia

Autor:
Editorial Ibérica (35 noticias)
Visitas:
1180
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.