Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Unión Europea y EUA esperan más avances de Cuba

20/10/2010 13:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La excarcelación de presos políticos y la cauta apertura económica del gobierno del presidente Raúl Castro son consideradas insuficientes por Estados Unidos, la Unión Europea y sectores de la oposición en Cuba. En una de sus escasas referencias al tema cubano, el presidente estadunidense, Barack Obama, descartó este miércoles dar mayores pasos para relajar su política hacia Cuba, hasta que el gobierno dé muestras de que hay un cambio genuino en su política interna. Según Obama, la política actual de La Habana “no ha producido el tipo de libertad política y económica que nos gustaría ver”, aunque aseguró que Washington seguirá explorando la posibilidad de cambiar las relaciones bilaterales. Por su parte, la Unión Europea (UE) se abocará la próxima semana a un difícil debate sobre la conveniencia o no de eliminar la “posición común” hacia la isla caribeña pero carece de la unanimidad requerida para dar ese paso dentro del bloque de los 27. Trinidad Jiménez, la nueva ministra de Asuntos Exteriores de España, intentará convencer a sus socios de que, al menos, acepten algún “gesto” para explorar fórmulas con las que negociar otro tipo de relación con La Habana, según fuentes europeas. Jiménez reemplaza a Miguel Angel Moratinos, un convencido de que para lograr algunos cambios del gobierno cubano es necesario privilegiar el diálogo frente a la confrontación que supone la existencia de la “posición común” adoptada en 1996 y repudiada por Cuba. La Posición Común, que se renueva cada año en el mes de junio, pretende fomentar “un proceso de transición pacífica hacia la democracia pluralista”, el respeto de los derechos humanos y una recuperación económica sostenible. Las relaciones Cuba-Unión Europea han transitado en los últimos años por frecuentes altibajos, aunque en junio pasado ambas partes sostuvieron un encuentro ministerial como parte del restablecido diálogo político restablecido en junio de 2008. España ha acompañado el proceso de liberación de decenas de opositores isleños, la mayoría presos desde la primavera de 2003, tras un inédito diálogo entre la Iglesia Católica y las autoridades isleñas, que ha permitido el viaje a Madrid de 39 excarcelados. Junto con esta medida, el gobierno de Raúl Castro busca dotar de mayor eficiencia a la maltrecha economía cubana deshaciéndose del lastre burocrático a través del masivo recorte de empleos estatales y una ampliación del minúsculo sector privado. Licencias para 178 categorías del trabajo por “cuenta propia” (autoempleo), entrega en usufructo de tierras ociosas, mejores precios de compra a los agricultores, recortes de subsidios y venta en pesos cubanos de insumos agropecuarios, figuran entre esas medidas. La mayoría de la fragmentada oposición cubana ha adoptado una actitud cautelosa, y en varios casos crítica, ante esas decisiones, que el gobierno denomina “actualizacion” de su “modelo” para reorganizar la economía y sus fuerzas productivas. El gobierno ha asegurado que “nadie quedará desamparado” con las cesantías de poco más de un millón de trabajadores en los próximos tres años. La reducción del 20 por ciento de la fuerza laboral que preocupa a los cerca de cinco millones de personas que componen la población económica activa. El recorte inicial en los próximos seis meses involucrará a más de 500 mil empleos, pero estará acompañado de una expansión de la actividad económica privada, que en los últimos años había decrecido por elevados impuestos y drásticas inspecciones estatales. “Todavía no sabemos nada del real alcance de la apertura a la actividad privada”, comentó un empleado de un restaurante quien se quejo además de que se desconoce la cuantía de los impuestos que deberán pagar los llamados “cuentapropistas”. Grupos como el socialdemócrata Arco Progresista (AP) opinan que las últimas medidas económicas y ajustes laborales significan una apertura al “neoliberalismo tardío”, y han pedido la renuncia del secretario general de la oficialista Central de Trabajadores de Cuba (CTC). En rueda de prensa, el portavoz de AP, Manuel Cuesta Morúa, consideró que “la combinación de despidos masivos con el modo en que se reintroduce el trabajo por cuenta propia (...) constituye la apertura al neoliberalismo tardío, duro y primario”.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
1777
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.