Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Uñas del pie encarnadas: sus varias causas y tratamiento

20/03/2010 12:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Causas.Tratamiento.Cómo tratar una uña encarnada en casa. Cómo recortar las uñas. Acudir al médico.Cirugia.Pronóstico.Posibles complicaciones. Cuándo contactar a un profesional médico.Prevención

UÑAS DEL PIE ENCARNADAS: SUS VARIAS CAUSAS Y TRATAMIENTO

Se presentan cuando el borde de las uñas se entierran dentro de la piel del dedo del pie, provocando dolor, enrojecimiento e inflamación.

Causas

Una uña del pie encarnada puede ser el resultado de muchas razones, pero los zapatos que no ajustan bien y las uñas del pie que no se arreglan adecuadamente son las causas más comunes.

La piel a lo largo del borde de una uña puede ponerse roja y resultar infectada. El dedo gordo del pie por lo general se afecta, pero cualquier uña corre el riesgo de encarnarse.

Asimismo, ocurre cuando se ejerce presión adicional sobre los dedos. Con mucha frecuencia, esta presión es causada por zapatos demasiado apretados o anchos.

Si la persona camina mucho o participa en carreras atléticas, un zapato que incluso esté un poco apretado le ocasiona el problema.

Algunas deformidades del pie o de los dedos del pie también ejercen presión adicional.

Las uñas sin arreglo adecuado tienden a encarnarse.

Cuando ellas son demasiado cortas o los bordes quedan redondeados en lugar de quedar recortados derecho, se enroscan hacia abajo y se introducen en la piel.

Una vista deficiente y la incapacidad física para alcanzar fácilmente a los pies, al igual que uñas gruesas, hacen más probable el arreglo inapropiado.

Hurgar o desgarrar en las esquinas de las uñas también produce la encarnación.

Algunas personas nacen con uñas encorvadas y tienden a crecer hacia abajo. Otras tienen uñas del pie que son demasiado grandes para sus dedos.

El aplastamiento del dedo del pie u otras lesiones, llevan a la encarnación.

Tratamiento

Quien sufre diabetes, daño de nervios en la pierna o el pie, mala circulación al pie o una infección alrededor de la uña, debe ir al médico y no tratar el inconveniente en su casa.

Cómo tratar una uña encarnada en casa

Empapar el pie en agua caliente de 3 a 4 veces por día de ser posible. El resto del tiempo, mantenerlo seco.

Masajear suavemente sobre la piel inflamada.

Colocar un pedazo pequeño de algodón o seda dental bajo la uña. Mojar el algodón con agua o antiséptico.

Cómo recortar las uñas

Empapar brevemente el pie en agua caliente para ablandar la uña.

Usar un cortauñas limpio y afilado.

Recortar la uña de manera recta a lo largo de la punta; no desbastar ni redondear las esquinas como tampoco cortarla demasiado.

Nunca tratar de recortar la parte enterrada de la uña uno mismo, ya que esto sólo empeora el problema.

Usar sandalias hasta que el inconveniente desaparezca. Los medicamentos de venta libre que se colocan sobre la uña encarnada del pie ayudan a aliviar el dolor pero no tratan la situación.

Acudir al médico

Si la uña encarnada se pone peor, hay que acudir al médico, un especialista en pies (podiatra) o en piel (dermatólogo).

Si la uña encarnada no sana o sigue reapareciendo, el médico puede extirpar parte de ésta.

Cirugía

Primero se inyecta anestésico en el dedo del pie.

Con el uso de tijeras, el médico corta a lo largo del borde de la uña donde la piel está creciendo. Luego se retira esa porción de la uña. Esto se denomina avulsión ungueal parcial.

Pasarán de 2 a 4 meses para que la uña vuelva a crecer.

Algunas veces, el médico empleará un químico, corriente eléctrica u otra incisión quirúrgica pequeña para destruir o extirpar el área desde la cual puede crecer una nueva uña.

Si el dedo del pie se infecta, el médico prescribe antibióticos.

Pronóstico

El tratamiento generalmente controla la infección y alivia el dolor; sin embargo, la afección tiende a reaparecer si no se toman medidas preventivas, para lo cual es importante el buen cuidado de los pies.

Es un problema serio en pacientes con diabetes, mala circulación y problemas neurológicos (neuropatías periféricas).

Posibles complicaciones

La infección, en los casos severos, llega a extenderse hacia el dedo del pie y el hueso.

Cuándo contactar a un profesional médico

Si no se puede recortar una uña encarnada.

Se siente un dolor muy fuerte, enrojecimiento, inflamación o fiebre.

Si se padece diabetes, daño a nervios en la pierna o el pie, mala circulación al pie o una infección alrededor de la uña.

Prevención

Usar zapatos que ajusten apropiadamente con buen espacio alrededor de los dedos, aunque no demasiado amplios.

Fuentes: Heidelbaugh JJ, Lee H. Management of the ingrown toenail. Am Fam Physician. 2009; 79(4):303-8.

Richardson EG. Disorders of the nails and skin. In: Canale ST, Beaty JH, eds. Campbell's Operative Orthopedics. 11th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2007:chap 84.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
14801
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.