Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dimasiado Diego Francisco escriba una noticia?

Una dictadura al pensamiento

29/12/2010 12:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Érase una vez en un lugar no muy lejano un muchacho que siempre estaba de buenas con la vida y con él mismo. Él era muy estudioso, le gustaba escribir y decir todo lo que pensaba. Cierto día, él hizo una broma o un desahogo: escribió en su Facebook este mensaje: "Quien inventó la monografía debería ser un cornudo. A contrapelo de quedarse en casa con la mujer prefería pasar más tiempo leyendo". Varios colegas dejaron comentarios. Algunos le dieron apoyo, otros simplemente dijeron que apreciaban dicho trabajo. Su profesora le había dejado también un mensaje: "¡Qué absurdo!"El estudiante estaba redactando su monografía para la facultad de Comunicación Social.

Tras algunos días el joven tuvo una sorpresa: supo que la profesora lo excluyó de su grupo de amigos de Facebook, porque no estaba de acuerdo con dicha frase. Para ella el individuo es aquello que piensa, hace y escribe. Ella ha sido vanidosa para mantener una buena imagen delante de los demás, al no querer tener un "amigo" que pensase distintamente.

Esta mujer no informó al alumno que lo iba a borrar de su página personal. En su condición de profesora podría haberlo invitado para discutir la frase y orientarlo sobre los peligros de expresarse públicamente y la influencia de dichas palabras en el mercado de trabajo. Le preguntaron a él, si le importaba el hecho de haber sido borrado, y dijo que no. Pero se sintió molesto por la eliminación, tratado como un criminal o algo parecido, por una actitud mediocre.

Lo más increíble en esta historia es que ella era una periodista, o sea, una profesional que debería de luchar y respetar la libertad de expresión. Sin embargo, desafortunadamente no fue lo que ocurrió a este estudiante. ¡Él ha sido víctima de una dictadura al pensamiento en pleno siglo XXI! ¡Es mucha hipocresía para alguien que aparentemente tiene la cultura! Cuando se estudia el periodismo se aprende también el código de ética de dicha función y se acuerda que hay que respetar las opiniones ajenas. Se imagina que el periodismo es una profesión por la cual se necesita lidiar con lapluralidad de pensamientos y con todos los tipos de personas, sin embargo si esta concepción está cambiando sería mejor que éstos profesionales reflexionasen sobre eso. El respeto no se aprende en una clase, pues ya es parte del individuo. Su modo de mirar el mundo es simplemente reflejado en el cotidiano.

Uno dirá que ella es libre para elegir quien quiere o no quiere como amigo. ¡Es lógico! Sin embargo, el hecho de alguien decir algo distinto de su manera de pensar no lo torna un reo. Y no es una sólo palabra que va a definir completamente un ser, pero todos los valores que tiene y se practica a diario.

Esta historia podría ser un sencillo cuento si yo no fuera este alumno.


Sobre esta noticia

Autor:
Dimasiado Diego Francisco (38 noticias)
Fuente:
mundodimasiado.com
Visitas:
2334
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.