Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pedro A. Gómez R. escriba una noticia?

Una cosa a la vez con LDA

02/11/2010 01:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El empeño y la moda por utlizar la Ley de Atracción (LDA) como una forma de vida, lleva a muchos excesos que en vez de ayudar entorpecen nuestra evolución

Una de las más recientemente conocidas teorías o filosofías para llevar la vida es la propuesta por la Ley de Atracción (LDA). Digo recientemente conocidas, porque en sus orígenes se va al mas remoto pasado, donde enseñada de otra forma y con otras palabras se ha trasmitido durante toda la existencia de la raza humana.

El éxito que ha tenido en la actualidad se basa en parte en el haber desnudado a esta Ley Universal de todo halo de misticismo y religiosidad, permitiendo que todo el mundo piense en ella y la comprenda. ¿La comprenda?. Si de verdad uno cree que la comprende, hay que pensarlo dos veces mas.

Luego de escucharla, hablarla, pensarla y meditarla, uno puede llegar a darse cuenta que de verdad puede funcionar, y se comienza con el mejor de los ánimos a operacionalizarla con cualquiera de las propuestas o procesos descritos en gran cantidad de bibliografía (para lo cual es muy bueno tomar algún taller de LDA).

A los pocos días, parece asaltarnos la idea de que estamos fallando en tantas cosas que nos faltan fuerzas para aplicar los procedimientos en actividades que van desde ‘ darle comida al gato’, hasta ‘ sanarnos de alguna enfermedad’ . Nos damos cuenta que nuestros puntos de atracción en muchas cosas está mal sintonizado con el bienestar que queremos.

Con esta idea pareciera una tarea titánica intentar arreglar nuestra vida. ¿Te parece conocido?

Pues quiero presentar la idea de que comenzar a sentirse bien no es difícil, y solo debemos ocuparnos de una sola cosa a la vez.

Cuidado... si bien la LDA busca un cambio de paradigma en nuestras vidas, un cambio en cómo SENTIMOS al mundo, nunca se nos dice que tenemos que hacerlo de un solo jalón.

La idea básica se centra en que el bienestar, al igual que el malestar, es contagioso, y si nos sentimos bien en algo (por mas pequeño que sea) ese bienestar se va a comenzar a irradiar en todos los demás aspectos de nuestra vida.

Entonces cuando comencemos a practicar la LDA, podemos escoger algo que sintamos sencillo de controlar, algo en lo que podamos guiar nuestros sentimientos hacia un punto elevado de nuestra escala emocional. Esto quiere decir que escojamos algo con lo cual nos podamos sentir verdaderamente bien y cómodos.

Cuando nos sentimos bien por algo, aunque sea una sola cosa, la LDA dice que el Universo va a presentarnos situaciones (de las mas variadas índoles, el Universo no distingue entre pequeñas o grandes) que refuercen ese sentimiento de bienestar. El Universo nos bendice re-alimentando ese sentimiento maravilloso en nosotros para que continuemos sintiéndolo.

De esta forma ese bienestar se va extender a nuestros grandes problemas, casi que resolviéndose de forma sorprendente.

¿Es así de sencillo?, si, pero hay un esfuerzo que debemos realizar con esos grandes problemas. Si reconocemos que en algunos problemas es muy difícil aplicar cualquier proceso de LDA, por lo complicado que parecen o lo comprometidos que estamos o lo doloroso que los sentimos, el esfuerzo en esos casos es por lo menos no alimentarnos con sentimientos negativos. No seamos ‘ ingenuamente positivos’ en ellos, pero tampoco seamos ‘ racionalmente negativos’

Muchas veces es preferible no preocuparse por los grandes problemas (OJO, he dicho no preocuparse pero si ocuparse), y luego de hacer nuestro mejor esfuerzo con ellos dejándolos ‘ en manos de Dios’, pasar a concentrarnos en ser felices con otras cosas que sí podamos controlar, aunque sean pequeñas.

Repito, la idea central es que si se es feliz con algo, aunque nos parezca pequeño (al Universo no le importa su tamaño), esta ley busca mecanismos para mantener en nosotros esa felicidad de cualquier forma, con otras cosas grandes o pequeñas, relacionadas o no.

Esta propuesta cambia muchas veces de raíz el esquema de comenzar a operacionalizar la LDA. Ya no buscamos atacar a los grandes problemas, sino que buscamos ser felices con las cosas que nos rodea por mas sencillas que parezcan.

Eso es todo.

Namasté


Sobre esta noticia

Autor:
Pedro A. Gómez R. (23 noticias)
Visitas:
3411
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.