Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ipou escriba una noticia?

¿Un mundo “de película”?

03/03/2010 13:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El tremendo contraste entre el mundo de Avatar, creado por James Cameron, y el mundo real ha traído la depresión a cientos de personas y algunos han llegado a pensar en el suicidio. ¿Es posible un mundo mejor?

Se mire como se mire, Avatar es una película especial en todos los sentidos. El mundo creado por James Cameron ha alcanzado un nivel de perfección al que ni la imaginación ni la tecnología habían permitido llegar antes. Pero ha tenido un inesperado efecto secundario en muchos de los que se han acercado a verla: miles de espectadores ven la película y luego vuelven una y otra vez al cine para continuar en el mundo de Pandora. Se han creado foros de aficionados de Avatar (los portales “Navieblue” y “Avatar Forums” son un ejemplo) en que estos aseguran haber caído en depresión. Algunos incluso afirman haber tenido pensamientos suicidas. Avatar ha tenido un efecto depresivo sobre cientos de personas que al salir del maravilloso mundo de Pandora, se chocan de frente con el mundo real . Puede parecer exagerado pero es perfectamente comprensible. Si comparamos el paraíso natural y la sencillez de la vida de los Na’vi con las grandes ciudades contaminadas y nuestras vidas tortuosas, aceleradas y, en muchos casos, tristes, inevitablemente nos veremos reflejados en el “malo de la película”. En Avatar, los hombres han perdido todo el respeto por el mundo de Pandora y disponen de él a voluntad de su propio egoísmo. Ellos son quienes “deciden” que los Na’vi son solo animales y que por tanto pueden ser sacrificados. Paradójicamente acaban siendo los hombres los que mueren a manos de los habitantes de Pandora. Su error fue creerse dioses, capaces de usar el mundo sin tener en cuenta la realidad. Es también significativo que el protagonista de la película, Jake Sully, haya de crearse un avatar y dejar de ser humano para ser feliz (de forma muy parecida a programas de realidad virtual como second life). ¿Debe el hombre desaparecer para que el mundo siga? Ante dos posturas tan radicalmente opuestas (la del mundo sin hombres o el hombre sin mundo) me planteo yo la siguiente pregunta: ¿No será posible una humanidad respetuosa para con el mundo? ¡Nuestro mundo no es malo! Nuestro mundo es lo que nosotros hagamos de él. No basta solo con ser ecologistas o establecer unos Objetivos de Desarrollo del Milenio o esperar a que lo hagan los políticos. El respeto por el mundo empieza en cada uno de nosotros: en el trabajo, con la familia, con los amigos, la pareja, por la calle...

Nuestro mundo es lo que nosotros hagamos de él


Sobre esta noticia

Autor:
Ipou (3 noticias)
Visitas:
5990
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.