Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elplural.com - Política escriba una noticia?

Un chantaje intolerable

10/03/2011 00:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Luz de Gas

Un chantaje intolerable

Visto lo visto, a los pacientes usuarios del transporte aeronáutico habrá que concederles de inmediato una encomienda al mérito civil por sus enormes dosis de paciencia y aguante, a prueba de huelgas y protestas varias. Cuando no son los controladores aéreos planteando paros salvajes, son los tripulantes de cabina o el personal de tierra que impide la facturación. Volar hoy en día es salvar una serie de obstáculos no menores que van desde los engorrosos y humillantes trámites en nombre de la seguridad, a las decisiones, casi siempre sobrevenidas, de los colectivos de trabajadores del sector.

Ahora, en un claro chantaje, los sindicatos de AENA amenazan con 22 dį as de huelga en fechas clave que darán al traste, de cumplirse, con los puentes y vacaciones de millones de españoles por muchos servicios mínimos que imponga la Administración. En su afán por parar su actividad, los convocantes no han dejado resquicio alguno para que las jornadas anunciadas dejen viajar a los usuarios que han pagado sus billetes y se dispongan a disfrutar de un merecido tiempo de descanso o a realizar alguna actividad laboral que se verá, si alguien no lo remedia, claramente afectada.

Dejar de ser funcionarios

Los comités quieren impedir con su protesta que la gestión aeroportuaria pase a manos privadas. Es decir, no quieren dejar de ser personal administrativo de carácter público y temen ser adscritos a una nueva empresa privada que se haga cargo de las operaciones en los aeropuertos. Con una candidez digna de mejor causa, un portavoz de AENA ha salido en los medios diciendo que, en realidad, convocan la huelga en beneficio de los usuarios, porque la entrada de capital privado en el sector supondrá menos niveles de seguridad aeroportuaria y un incremento de las tasas que actualmente se pagan.

Rehenes, sí, pero no estúpidos

A este vocero de los sindicatos del sector, habría que decirle que si lo segundo puede ser cierto, lo primero no se sostiene. La seguridad estará garantizada en cualquier caso, sea quien sea el responsable de la gestión. Por tanto, harían bien en expresar con claridad los motivos que les llevan a plantear este disparatado calendario de paros y a no tomar a los pasajeros por estúpidos. Máxime cuando una huelga planteada en otras fechas menos críticas también nos haría enterarnos de sus reivindicaciones.

Blanco convoca a negociar

Al ministro Blanco, que después de lo de los controladores esto le debe parecer pecata minuta, el órdago no parece haberle alterado en exceso. Incluso se lo ha tomado con una cierta tranquilidad rayana en la confianza de que la amenaza no se materializará. Hoy ha convocado a los sindicatos a negociar y confía en que pueda encontrarse una solución que conjure el chantaje planteado. A alguien puede sonarle muy fuerte el término, pero plantear los paros para Semana Santa, los puentes festivos y las vacaciones, no merece otro calificativo.

Amenaza al turismo

Además de los trastornos que pueden causarse a los ciudadanos, otra vez con los aeropuertos llenos de gente sin posibilidad de volar, hay que subrayar el daño irreversible que esta protesta va a infligir al maltrecho sector turístico. Los viajeros de otros países que pensaban volar próximamente a España, van a recibir la recomendación inmediata de sus tour operadores para que elijan otro destino con el fin de ahorrarse problemas. Es decir, que aunque los paros, al final, no se lleven a cabo, el mal ya estará hecho, porque la anulación de reservas va a comenzar de inmediato. Un daño tremendo en un momento en el que el sector albergaba la esperanza de remontar, al ser España, y singularmente Canarias, la opción elegida por quienes tenían previsto visitar Túnez o Egipto y buscaron la alternativa de las islas ante la situación de inseguridad que se vive en estos países.

Final feliz

Ojalá, pues, que se llegue a buen puerto en este conflicto que amenaza con envenenar de nuevo un sector en convulsión que nunca se ha caracterizado por facilitar la vida a sus clientes. Es deseable que las negociaciones encuentren puntos de encuentro y que, al final, todos los que lo deseen puedan volar sin más problemas de los habituales, que ya son bastantes: retrasos, cancelaciones, falta de información y demás. Los pasajeros, ya lo han demostrado sobradamente, son sufridos, pero no conviene humillarles más.

Antonio San José es periodista y analista político


Sobre esta noticia

Autor:
Elplural.com - Política (4516 noticias)
Fuente:
elplural.com
Visitas:
1769
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.